Literatura
Domingo 10 de Febrero de 2019

El Arma de Instrucción Masiva quiere salir a recorrer los caminos otra vez

El tanque de libros saldrá a recorrer Entre Ríos y visitará las escuelitas rurales. Raúl Lemesoff, su creador, y un grupo de amigos harán una peña para recaudar fondos y ponerla en marcha. Actuará Duende Garnica

El Arma de Instrucción Masiva, esa biblioteca rodante que supo cautivar al mundo, quiere volver a recorrer caminos e incentivar la lectura. Es por eso que su creador, Raúl Lemesoff, y un grupo de amigos están organizando noches de folclore con Duende Garnica, danza y poesía a cielo abierto, más servicio de cantina con empanadas, carnes asadas y tragos.
Las actividades tendrán lugar el jueves 14 y viernes 15, desde las 19, en El Búnker (Estrada 3381, Bajada Grande). La entrada será libre a cambio de una contribución voluntaria amorosa y consciente, a la gorra, para solventar los gastos de la construcción y nueva gira entrerriana del Arma de Instrucción Masiva.

arma6.jpg

Lemesoff es el inventor de este estrambótico y efectivo tanque de paz, con el que recorrió ciudades de Entre Ríos, la Argentina y el exterior repartiendo cultura y regalando libros por todas partes.
"El evento es a beneficio del Arma de Instrucción Masiva, un proyecto de cultura móvil. Y junto a varios amigos hemos decidido hacer una peña para que el Arma vuelva a circular. Además, con esto será el inicio o la presentación de un proyecto que se llama El Búnker; estoy haciendo una construcción donde se va a hacer una residencia de artistas para que tanto gente del interior de Entre Ríos como del resto del mundo pueda alojarse aquí a cambio de dar talleres gratuitos a la comunidad. Todavía le falta, pero es una buena forma de empezar", dijo Lemesoff a Escenario.
La noche del 14, además de Hugo Duende Garnica, estará cantando María Silva y muchos otros artistas invitados. "Invitamos a toda la comunidad a acercarse a disfrutar y también a todos aquellos artistas que quieran mostrar y compartir su arte en esta oportunidad", acotó el artista autodidacta paranaense, que trabajó en el diario Hora Cero como fotógrafo y luego se lanzó a la aventura de la mano del arte, especializándose en esculturas móviles.

arma3.jpg


Para este retorno del Arma de Instrucción Masiva, Lemesoff planea una gira por el interior profundo de Entre Ríos: "Me gustaría ir a cada escuelita rural llevando libros y material audiovisual que esté fuera de los circuitos comerciales y los medios masivos. Como siempre, el arma recolecta libros y donaciones en las grandes ciudades para después repartirlas en lugares inhóspitos, lejos de las urbes".
El artista define a su vehículo como una "revolución sobre ruedas". "Por cosas del destino, por la mudanza que tuve que hacer hace un tiempo, el proyecto quedó parado pero es tiempo de retomarlo. Ya se conoce, hace más de una década que vengo haciéndolo y he podido comprobar que a la hora de fomentar la lectura es infalible, he descubierto que es mejor método que cualquier plan de lectura, porque no viene impuesto por un maestro, sino que a los chicos les regalo los libros yo. Es una máquina de promover la lectura", contó Lemesoff, quien selecciona libros personalmente según la edad y los intereses de quienes se acercan al tanque por curiosidad para luego irse a sus respectivos hogares atesorando, quizás, su primer libro.
A lo largo de su peregrinar por distintas latitudes, el artista construyó varias armas. La primera fue en Estados Unidos; luego en Argentina, sobre la base de un Ford Falcon modelo 79; más tarde en Holanda, y luego en Bélgica. "Cuando sea grande voy a terminar con una verdadera flota de tanques, voy a necesitar un ejército", bromeó.
Por último destacó el apoyo desinteresado de sus amigos y colegas artistas en pos de generar ámbitos de cultura comunitaria: "Hay mucha gente ayudando y agradezco la presencia de Duende, que viene a tocar para esta causa, así como yo fui antes con el Arma a llevar libros a Santiago del Estero, su provincia".
arma4.jpg

Duende Garnica
Oriundo de la localidad de Selva, al sureste de Santiago del Estero, Hugo Duende Garnica se convirtió en uno de los referentes más importantes que tiene hoy el cancionero popular santiagueño y del norte argentino.
Con sus canciones cuenta las vivencias del hombre de campo, que aún mantiene sus costumbres que lo definen y lucha por el día a día.
Una de sus obras más conocidas es Chacarera del olvidau, que Mercedes Sosa supo bendecir cantándola sobre diferentes escenarios de mundo.
Uno de los folcloristas más combativos y contestatarios de los últimos tiempos, Garnica llega a Paraná a compartir su música y pensamientos con quienes se animen al convite, presentando su último trabajo discográfico, Anarcotelúrico.
Se trata del primer trabajo discográfico personal del Duende Garnica, con composiciones desde 1980, cuando era estudiante de Secundaria. Forman parte de este disco La Forestal, Agüita Atamisqueña, Chacarera de la Escalera, El Exilio, La Mitológica, Santiago Oculto, Desde el vientre, Fe de un pueblo, Dueños de la tierra, El brujo y la raza, La fierrera, Gauchito Gil, Mistol molotov y la Chacarera del olvidau que lo grabaron muchos artistas en el país y aún no hay un registro discográfico de su autor. Para el Duende, estas composiciones aportan una bandera de reclamos a los sectores postergados, fumigados, contaminados, reprimidos y olvidados de la Patria.

Comentarios