Secciones
Música

Dulces Rufianes prepara una noche con todos los condimentos del rockabilly

La banda formada hace una década en Paraná se presentará mañana en el Puerto Nuevo. Hará un repaso por sus canciones y presentará novedades.

Jueves 05 de Septiembre de 2019

Dulces Rufianes, banda de estilo rockabilly, se presentará mañana en el Puerto Nuevo de Paraná. Haciendo un repaso por sus producciones anteriores y presentando algún material inédito, el grupo tocará desde las 22 en Limbo Pub (Güemes y Liniers).

El rockabilly es un divertido estilo musical que conserva todos sus rasgos característicos de la década de 1950: hoy es un género de culto con muchos seguidores. Engloba la estética de autos convertibles clásicos, cigarrillos, peinados de copete, patillas, anteojos de sol, chicas pin-up, una pista de baile y mucha diversión. Este estilo musical fusiona el rhythm & blues, el hillbilly y el country-boogie, mismos que derivan de la música country. Los principales instrumentos que utiliza el rockabilly son las guitarras acústica y eléctrica, contrabajo y batería.

Dulces Rufianes actualmente está integrada por Gonza Guzmán (voz), Toro Fernández (contrabajo), Lea Segovia (batería), Rocola Larriaga y Denis Galperín (guitarras), Tonio Mercado y Joaco Reynoso (trompeta y trombón).

“La idea del rockabilly nace de las ganas de armar algo distinto y con otra energía. Todos veníamos de palos distintos (heavy, punk, rock and roll, pop) y encontramos en el estilo un punto de encuentro para todas las ideas que daban vueltas y surgían en ese momento. Y siempre apuntamos a sumar a nuestra música algo más en cada show”, dijo a Escenario Gonza Guzmán, frontman de la banda que siempre toca vestida de traje, con una estética impecable y acorde a su estilo.

“La banda hoy se encuentra por un lado con mucho laburo, muchas fechas. Hace ya dos años que venimos tocando muchísimo por suerte, ya que en Paraná es difícil. Y como contrapartida, estamos en una etapa de composición. Fueron varios y muy buenos los años en que disfrutamos del disco Canalla, luego filmamos las sesiones de La Pandilla de la Muerte, una producción íntegramente hecha por nosotros junto con la gente de Mantonegro. Nos llevó tiempo y ahora estamos nuevamente en una etapa de composición, armando temas nuevos y por suerte hay muchas ideas, que tenemos que juntarlas entre todos los integrantes y plasmarlas en un disco o una producción audiovisual”, destacó el cantante.

La mezcla de sonidos clásicos con influencias netamente rockeras se plasman en su primer disco, Canalla, un trabajo que reúne temas íntegramente compuestos y producidos de forma independiente. Fue grabado entre 2015 y 2016. El color y la puesta en escena –trajes, patillas y mucho rock and roll– hacen de Dulces Rufianes una propuesta de alto voltaje que obliga a mover los pies y disfrutar toda la noche.

Sobre el show de mañana, Guzmán adelantó: “Estamos armando un show bien picante, hace años que venimos tocando pero nunca lo hicimos en Limbo. Es una recorrida por los temas tradicionales y a su vez aprovechamos la oportunidad para estrenar algunos de los temitas que estamos componiendo. Tenemos invitados y alguna que otra puesta en escena. Siempre con energía, lookete y escenografía montada”.

Por otro lado, consignó: “Estamos organizando un 2020 de giras fuera de la provincia, ya que en todas las localidades de Entre Ríos nos han recibido muy bien. Y ahora estamos preparando nuevas fechas por Capital Federal, Santa Fe y Rosario. El estilo nuestro nos permite tocar con bandas de todo tipo, así que el plan es hacer shows en otras ciudades”.

Las anticipadas pueden conseguirse a 100 pesos en Gualeguaychú 438 de Paraná.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario