Cultura
Domingo 24 de Junio de 2018

Dorita Puig, la poeta de lo brevemente infinito, de visita por su ciudad natal

La escritora, residente en Alemania, pasó por Paraná tras presentar "De Breve Infinitud 6" en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

"No me gusta llamarme poeta, porque es pretencioso, hasta la definición es medio arriesgada. Creo que al título te lo ponen los demás, aunque en el fondo sabés que toda la vida vas a hacer poesía. Pero si sos poeta o no es indistinto, lo importante es sentir la poesía", señala Dorita Puig, que pasó por la Redacción de UNO para charlar de De Breve Infinitud 6, su más reciente poemario.
Nacida en la capital entrerriana, trabajó como correctora en El Diario de Paraná, pero desde hace 38 años vive en Alemania: "Desde 2012 vengo todos los años a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. En 2012 presenté un pequeño poemario y tuvo tanta repercusión que le siguieron otros y ya estoy presentando el sexto libro De Breve Infinitud. He andado muy bien, porque he estado en las principales ferias internacionales, como Frankfurt, Guadalajara y París. He estado representando a la literatura argentina y estoy muy feliz".
La autora señala que De Breve Infinitud no nació como una colección, pero las circunstancias permitieron que así se diera. "Yo siempre escribí desde muy chica, cuando nació mi hijo hubo un impasse, pero siempre supe que cuando él creciera y se independizara yo iba a retomar. Publiqué el primer libro como para decir 'hice algo', pero después ya no pude parar, porque vinieron muchas cosas buenas y me ha ido muy bien".
El tomo se puede conseguir en la librería Del Ateneo. Publicado por la Editorial Dunken, tiene formato pocket y recopila una serie de versos brevísimos, haciendo honor a su título. Al respecto, Puig manifestó: "Cuando intento dar una explicación, me enredo, pero simplemente apunta a que escribir es un breve instante del infinito. Una poesía es tan breve y tan aguda que puede perdurar, es como sacar un pedazo de infinito. Además, me gusta mucho lo breve".

Poeta intuitiva
"Soy una poeta sumamente intuitiva, siempre escribí. Y no conozco lo que es sentarse a escribir con determinada música o luz; todo sale cuando hago algo manual, porque ahora soy ama de casa. No tengo la intención de escribir", definió Puig.
Consultada sobre su perfil como lectora, señaló: "Y, como lectora soy un poco indisciplinada, pero claro, no puedo ignorar a Pizarnik, a Olga Orozco, Alberto Girri, y de acá Miguel Ángel Federik, seguramente se me escapa alguno, porque la literatura argentina y en lengua castellana es muy prolífica".
Puig estudió Bachillerato en Letras y Derecho. Ha trabajado como correctora, redactora, bibliotecaria y profesora de idioma español. Escribe poesía desde muy joven, y dio recitales de poesía en Buenos Aires y en el interior del país. En Argentina fue miembro del grupo literario Tupambaé, con el cual publicó su primer libro Perfiles en 1977. Asimismo colaboró con la Casona de Iván Grondona, ámbito de letras, música y difusión.
En Alemania fundó y dirigió, durante 11 años, el grupo literario Autores Latinoamericanos de Múnich (ALAM), donde se editaron varios libros, tanto en español como en alemán.
Residió en España desde 2004 a 2007, donde participó en tertulias literarias y sus poemas fueron incluidos en varias antologías junto a poetas españoles.
Ha obtenido varios premios literarios, entre ellos, uno de su provincia, organizado por la Dirección de Cultura de Entre Ríos; Primer Premio al Poema Ilustrado del Litoral Argentino, organizado por la Dirección de Cultura de la Provincia de Corrientes y Premio Nacional de Poesía en el concurso organizado por la Sociedad Argentina de Escritores de La Plata.
—¿Extrañás el pago?
—No extraño, tampoco extraño cuando estoy acá. Donde estoy, estoy; si no, no se puede vivir. Resistir no es vida. Claro que me gusta Entre Ríos, podría publicar en España, me resulta mucho más accesible, pero Argentina me pagó los estudios y esta es mi manera de devolverle un poco.

Comentarios