Música
Martes 28 de Noviembre de 2017

Diversos colores y tintes musicales plasmados en un "Vals de papel"

El músico y compositor paranaense Luis Barbiero presenta su primer disco de canciones. Será el sábado en La Vieja Usina

El músico compositor Luis Barbiero, de amplia trayectoria en el ambiente artístico paranaense, presenta en esta oportunidad su primer disco de canciones, Vals de papel. La cita será el sábado, a las 21 en el centro cultural y de convenciones La Vieja Usina de Paraná (Gregoria Matorras 861).

Vals de papel contiene una serie de composiciones que encuentran en el formato de la canción su marco natural expresivo, como resultado de una serie de búsquedas que Barbiero viene realizando en paralelo con sus creaciones de música instrumental. En efecto, hace apenas dos años, el músico presentó un disco compacto con una serie de partituras para grupo orquestal denominado Música Argentina de Cámara, con piezas que deambulan los cruces de ritmos y formatos de la música latinoamericana de raíz popular.

En diálogo con UNO TV, Barbiero se refirió a Vals de papel: "Es el resultado de una época de composición de canciones, en este disco, lo que quise hacer fue darle a cada canción un color particular, lo que cada canción me pedía en cuanto a sonoridades a instrumentación, entonces convoqué a diferentes compañeros músicos a los que yo admiro y el resultado fue una especie de abanico sonoro, dentro de cierta paleta que es la que yo imagino. Podemos encontrar una orquesta de cuerda, o una cuerda de tambores, o mandolina, bandoneón y bajo".

En el disco hay 11 canciones y un tema instrumental. En esta oportunidad, el público se encontrará con el mundo de los textos y las melodías que Barbiero fue creando a partir de un trabajo de introspección que encontró en un taller creativo del rosarino Jorge Fandermole, uno de los ámbitos adecuados para su impronta.

Cabe destacar que todos los textos y músicas pertenecen a la pluma de Luis, salvo uno que comparte con Amparo Cabal, nacido justamente a la luz de aquel taller creativo que mencionaba. "Al disco tuve la suerte de poder concretarlo como yo lo pensaba. Y este sábado lo vamos a presentar en La Vieja Usina, intentando reproducir ese disco de la misma manera que fue grabado. Y esta va a ser una oportunidad única, ya que van a estar 20 músicos participando, si bien en el disco participaron más de 30", comentó.



Celebración con amigos



Para Barbiero esta presentación será una celebración junto a queridos y admirados amigos: Sebastián Macchi, Mauricio Guastavino, Fernando Silva, Gonzalo Díaz, Damián Ortiz, Carlos Aguirre, Ramiro Gallo, Jorge Fandermole, Cintia Bertolino, Silvina López, Laura Regis, Emilia Brummich, Celina Federik, compañeros de la Orquesta Sinfónica y otros invitados.

Más allá de este seleccionado, aclara que ellos solos no conforman el plantel que dio vida a la grabación de Vals de papel, edición que llevó un año de trabajo entre viajes a Santa Fe y Buenos Aires para las tomas, y a Rosario para la mezcla final. La grabación suma los nombres de Mauricio Bernal, Horacio López, Nahuel Ramayo, Juampi Di Leone, Víctor Carrión, Fernando Lerman, Joe Troop, Cacho Hussein, Rubén Carughi, Juan de Dios Puerta Bernabé, Perla Flores, Alejandro Schaikis, Jose Raskowsky, Lucas Cáceres, Ana Corrado, Mauro Sarachian y José Luis Viggiano.

Consultado sobre los géneros que aborda en este material, Barbiero precisó: "Es una música urbana con una instrumentación acústica. Hay un candombe, hay una murguera marcha de camión, un choro canción, un par de valses que suenan brasileros, y otras canciones más libres a las que se le puede encontrar un tinte rioplatense. También hay una suerte de romance español. La música suena a lo que suena por acá".

Los ritmos que esas composiciones encontraron, forman parte del acervo de raíz popular que Barbiero transita casi por una cuestión generacional.

Por último, se refirió al contexto actual por el que atraviesa la escena musical paranaense: "Yo creo que este es un momento prolífico, hay muchas iniciativas independientes que parten de la propia subjetividad de los artistas. En algún momento hay que remarla, pero por suerte siempre está la solidaridad entre los pares, que permite que estas cosas se realicen. Creo que es lo que más hay que valorar, ese apoyo permanente de unos y otros".



Comentarios