Fiesta de Disfraces

Desde hace nueve años asisten a la Fiesta de Disfraces de Paraná

Con más de ocho décadas vividas, un grupo de mujeres renovarán su asistencia a la Fiesta de Disfraces. Se trata de Zulema Smit, Claudia Baccia y Dora Ester Bravo

Domingo 20 de Noviembre de 2022

En Paraná ya se respira en todos los espacios un espíritu festivo y alegre. En los comercios, los alojamientos, los restaurantes, y por supuesto en la vía pública. En este sentido, crece la expectativa por la nueva edición de la Fiesta de Disfraces que tendrá lugar esta noche en la capital entrerriana, la cual en otras oportunidades ha llegado a congregar a más de 50.000 personas de toda la Argentina y países aledaños. Para algunos es una cita indiscutible porque no hay otra igual, y lo que se vive es realmente una Fiesta en todo sentido. Días atrás se estaba evidenciando cómo se palpitaban los preparativos. Puntualmente en los espacios comunes como es el caso de la Peatonal San Martín este sábado se evidenciaba una importante afluencia de gente tanto de quienes aprovechaban la apertura de los comercios para comprar sus disfraces o los insumos como telas, brillos y máscaras para confeccionarlos, como también de los turistas que ya se encontraban en la capital entrerriana para la previa a la mega fiesta.

Con este escenario pintoresco del casco céntrico de la ciudad también se unieron tres mujeres de entre 65 y 84 años, que desde las 11 de la mañana se aceraron a la Peatonal disfrazadas con los colores celeste y blanco y aditamentos en alusión al Mundial en Qatar 2022. Allí entregaron a modo de obsequio paletas y caramelos a los chicos que transitaban por el lugar. Se trata de Zulema Smit (84), Claudia Baccia (81) y Dora Ester Bravo (81), quienes luego se acercaron a la redacción de UNO para contagiar su espíritu y alegría.

disfrazadas en UNO.jpg
Desde hace nueve años asisten a la Fiesta de Disfraces de Paraná

Desde hace nueve años asisten a la Fiesta de Disfraces de Paraná

Sin dudas, esta noche estarán presentes en la Fiesta de Disfraces y eligieron el UNO para transmitir un mensaje a otros adultos mayores; “No hay edad parar vivir la Fiesta, y todos pueden ir”.

Zulema Smit nació en María Grande pero vive en Paraná e indicó que se enteró gracias a una amiga que las personas mayores podían ir a la festividad, cuando aún se realizaba en la Rural.

“Fue así que al año siguiente fui por primera vez, y puedo decir que hace nueve años que voy a la Fiesta”, afirmó Smit muy contenta y agregó que esta noche el disfraz elegido es con una alta prevalencia de brillos, “como Mirtha Legrand”.

En estos nueve años que asistió lo hizo junto a su amiga Dora Ester Bravo.

Sin embargo, esta edición será distinta para ambas ya que se sumarán otras compañeras y de esta manera vivirán la Fiesta por primera vez en grupo.

En un tono alentador y de felicidad por lo vivido, Smit indicó: “Apenas tengo 84 años. Amo la vida, y amo la música”.

También analizó la realización de esta edición que significa la segunda en 2022: “Es bueno que se lleve a cabo dos veces al año esta Fiesta, aunque la situacióndel país no inspira un sentido de fiesta. Los felicito a los organizadores y les agradezco porque movilizan una fuente enorme de trabajo”.

Por su parte, Claudia Baccia irá por primera vez a la Fiesta, lo cual será muy significativo en tanto experiencia nueva a vivir y experimentar.

Si bien nació y se crió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), hace 25 años que vive en Paraná.

Señoras fiesta de disfraces.mp4

“Voy por primera vez y tengo 81 años. A mí me encanta bailar y en la Fiesta pienso hacerlo también”, referenció. En cuanto al traje que eligió para este acontecimiento, precisó que es un pantalón, una casaca y un gorro con perlas y maquillaje por supuesto.

Debido a que será la primera vez que pisará esta mega fiesta sus familiares le brindaron algunas recomendaciones y sobre ello añadió: “Según mis nietas que ya han ido a la Fiesta me indiciaron que me cuide”.

Desde La Pampa

La FFD reúne a personas de todos los puntos geográficos del país,lo cual implica realizar a veces muchos kilómetros para llegar.

Dora Ester Bravo es de Winifreda, una localidad de la Pampa y para cada edición, en los últimos nueve años, se ha trasladado hasta Paraná sin dudarlo.

“Tuve la suerte de conocer a Zulema en el Abuelazo en el 2009 y me comentó en aquel momento de la Fiesta de Disfraces. Y luego decidí sumarme a esta iniciativa”, comentó Bravo.

Con un turbante albiceleste, y un vistoso caderín como los aditamentos más llamativos de su traje, Bravo contó que ella misma se confecciona sus atuendos.

“Amo el disfraz y me hago todo. Para cada oportunidad utilizo materiales reciclados y hecho por mis manos”, señaló y adelantó que el disfraz que utilizará mañana será desopilante, el cual también estará estrechamente ligado al Mundial.

“Yo soy una apasionada del fútbol, y en la capa le voy a poner las 32 banderas de los 32 países que ya las hice. Se trata de una capa dorada, y por supuesto la acompañaré con otras prendas en combinación”, aseveró la pampeana.

DISFRAZADAS EN uno 1.jpg

Dificultades para los jubilados

Tanto en lo que respecta a traslado, disfraz, comida y otras veces alojamiento, se trata de una dificultad para un importante número de asistentes. Ahora bien es una complicación aún mayor si se trata de los adultos mayores.

En ese sentido, debido al enorme esfuerzo que significa para Bravo asistir a la festividad, extendió una propuesta para que los organizadores la tengan en cuenta en las próximas ediciones.

“Quisiera que el año que viene desde la organización estipularan un premio aunque sea de pasajes porque nos cuesta mucho a nosotros los adultos que tenemos una jubilación mínima y hacemos tantos sacrificios como por ejemplo que nos cruzamos en los semáforos mientras están en rojo para realizar demostraciones de cintas y elementos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario