Humor
Jueves 28 de Junio de 2018

Dani La Chepi: de Instagram y Youtube directamente a los escenarios

Si bien había hecho participaciones en televisión y conducía programas de radio, se hizo popular con su humor en las redes

Dani La Chepi Viaggiamari llega a Paraná para presentar su nuevo espectáculo Dani La Chepi de Noche. La humorista que es furor en Instagram gracias a sus divertidos videos con su hija Isa, salta de las redes al escenario bajo la dirección de Noralih Gago y acompañada por David Eskenazi.
Se presentará este sábado a las 21,en el Teatro Municipal 3 de Febrero. Las entradas están a la venta en la boletería del Teatro. Los suscriptores de UNO pueden pasar a retirar una entrada gratis con su tarjeta Beneficios UNO por nuestras oficinas ubicadas en Perú esquina Chile, de Paraná.
Daniela Viaggiamari es madre, actriz, conductora, cantante, humorista y, además, una de las influencers más populares. En marzo fue la gran ganadora del Martín Fierro Digital a "Mejor contenido humorístico en redes".

La Chepi es una madre todo terreno y multifacética. Desde modista hasta profesora que ayudaba a preparar a chicos en edad escolar, Daniela es además actriz, periodista, cantante –solía acompañar a Cacho Castaña en Café La Humedad– y humorista.
A los 16 años participó con sus compañeros de secundaria del segmento "Yo sé" del recordado programa Feliz Domingo. También fue parte de programas como Sábado Bus, Casi Ángeles, Resistiré, Floricienta, Enamorarte, Casado con Hijos, entre otros.
Escenario dialogó con ella sobre sus videos, la superación de los "haters", las redes sociales y, por supuesto, la obra que trae a Paraná: "Se llama Dani La Chepi de Noche porque es raro verme a mí fuera de mi casa a la noche, lo único que hago es dormir y cuidar a Isa. No es stand up ni unipersonal; es una obra que tiene mucho humor y personajes. Me acompaña David Eskenazi, que es operador de radio y actor. Digo que es una obra, pero es como un programa de radio en vivo, porque hay música y aparecen los personajes que yo hacía en Los 40 Principales y la Pop; ahora tienen cara, una historia y participan con el público. Es muy interactivo, charlo, juego y me río con la gente. También hay baile, es muy completo el show".
—¿Es tu primera experiencia teatral?
—He estado en teatro, pero con tonterías; como robé unos años en Sábado Bus como bailarina, entonces seguía haciéndome la bailarina en algunas obras, pero nunca como protagonista ni con la responsabilidad de hacer reír a la gente; no como ahora. Es la primera vez que me animo a hacer algo así y está siendo muy hermosa la respuesta del público.
—¿Cómo fue que empezaste con los videos?
—Empecé a hacer los videos porque me quedé sin laburo, hice ocho años de radio en Los 40 Principales, también en Radio Belgrano y me quedé sin laburo de un día para el otro. Vi que todos estaban con eso de las redes sociales y me puse a hacer videos en busca de encontrar algún productor o manager que diga "ah, mirá esta piba era la de la radio; es graciosa, tiene cara, está viva". Y después se fue generando una empatía, especialmente con las mamás y muchas chicas, porque la mayor parte de mi público son mujeres, y la cosa fue creciendo de a poco. Se metió Isa en los videos, a la gente le gustó, y todos mis videos fueron a girar en torno a mi cotidianeidad. Hoy es mi trabajo, literalmente.
—¿Cómo es el proceso de hacer contenido para las redes sociales, hay mucha planificación o es espontáneo como parece?
—Hay ideas que me surgen mientras le estoy dando de comer a Isa o me estoy bañando, pero las pienso bastante, quizás las escribo y llamo a un actor o a un amigo y lo produzco. Pero hay veces que salen sin mucha planificación. Por ejemplo, el domingo terminé una función, fuimos a cenar y había una persona que tenía un "yoísmo" importante, que hablaba de ella todo el tiempo y no dejó a nadie disfrutar la cena ni meter un comentario. Y ese fue el video que subí el lunes; la verdad que explotó, porque la gente se siente identificada, todos tenemos a alguien así en la familia. No sé si la palabra para describir mi trabajo es espontaneidad, quizás es mejor cotidianeidad.
—Es un fenómeno relativamente nuevo, esto de que el uso de las redes sociales empiece siendo un medio y termine siendo un fin en sí mismo.
—Sí, sobre todo en nuestro país. Ahora todo pasa por las redes sociales, la gente vive con el celular en la mano y es un medio de contacto con todo el mundo, desde tu vieja y tus hermanos hasta gente que no conocés personalmente, inclusive famosos con los que se puede interactuar, más allá de que no me considero una persona famosa sino popular. Y creo que a la gente les gustan mis videos porque los hago de una manera sencilla, humilde y transparente.
—¿Qué es lo mejor y lo peor de tener un ida y vuelta instantáneo?
—Y, mala onda hay en todos lados. Al principio vi que había muchos de esos haters, como le llaman, que ponen comentarios negativos para generar polémica. Me costó entenderlo, porque uno hace todo con mucho amor y dedicación, las personas que aparecen son mi familia y mis amigos; entonces, encontrar una crítica de gente que no tiene la más mínima idea de lo que está hablando, "tu hija tal cosa o la otra", me costó mucho entenderlo, pero ahora sé que es parte del juego. Y eso cesó de un día para el otro, no sé por qué, pero pasó. Y, por otro lado, lo que rescato es el cariño de la gente, trato de tomarme el tiempo de leer todos los mensajes, charlo en la calle con todos los que me paran y me gusta saber de la vida del otro. Desde gente que me cuenta "a mí me pasa lo mismo, te entiendo que te depilás cada seis meses porque yo tampoco tengo tiempo para hacerlo", hasta cosas grosas, problemas y situaciones que en algún momento a todos nos toca atravesar. Y esa charla con la gente me da ideas a la hora de hacer mis videos. Y también esto se ve en el espectáculo, porque termino con esta frase hecha, al estilo Julián Weich, de que si uno le pone ganas puede hacer que las cosas pasen, va a costar, pero hay que soñar fuerte y esforzarse mucho.

Comentarios