Música
Miércoles 29 de Agosto de 2018

Celebrarán la vida y obra del Flaco, con un recital "Spinettamente Acústico"

El sábado, Leonardo González, Atilio Notargiacomo, Horacio Lapunzina y Electra Barbagelatta ofrecerán versiones

Cuatro músicos de Paraná, Leonardo González, Atilio Notargiacomo, Horacio Lapunzina y Electra Barbagelatta, se reúnen para festejar la vida y obra de Luis Alberto Spinetta en obras de formato íntimo. El show, Spinettamente Acústico, será en Arandú Espacio de Arte (Racedo 289), el sábado 1° de septiembre, a las 21.
El lenguaje de Luis Alberto Spinetta, desde su aparición en el grupo Almendra, significó un cambio rotundo para la música argentina de raíz popular. Desde 1970 en adelante, este inmenso artista no cesó de buscar en la poesía y en el bagaje musical más osado, la posibilidad de una forma de expresión que, al mismo tiempo que lo representara, pudiera aunar los desvelos de su generación y las que vendrían. Lo hizo hasta que sus días terminaron, dejando una obra maravillosa, tan original como potente.
"En 2013, un grupo de músicos de distintas generaciones nos reunimos para hacer un recital homenaje al Flaco. Fue algo espontáneo de quienes ya tocábamos muchas de sus canciones en juntadas. Aquella vez hicimos tres recitales con una gran repercusión. En este caso, Leo (González) y yo, decidimos tirar sobre la mesa un puñado de canciones para pequeño formato. No es que esas obras se hayan grabado todas así en los originales, sino que queríamos adaptarlas para ser escuchadas bien cerquita, en un espacio íntimo. Los convocamos a Atilio y a Electra, y quedó formado un cuarteto cuya sonoridad resultó ser la buscada", señaló a Escenario Horacio Lapunzina.
De todas las canciones que prepararon hay algunas versionadas, es decir que no sonarán como las grabadas por Spinetta en su momento con sus respectivas instrumentaciones. Otras, en cambio, suenan casi idénticas a su tratamiento original.
"La idea, en principio, es hacer esta fecha y ver cómo nos responde el público. Si gusta, buscaremos otra lo más pronto posible, sea en la misma sala o en alguna alternativa.
Entre las canciones, aparecerá algún texto de Spinetta leído, porque su dimensión poética exige, muchas veces, escuchar la palabra por fuera del marco de la canción", añadió.
Vale destacar que durante el espectáculo habrá servicio de cantina y comidas naturales. Por reservas, comunicarse al (0343) 155014697 o por mensaje privado en la página de Arandú Espacio de Arte.

Una semblanza
"El flaco Spinetta me llevaba casi 13 años de diferencia, y cuando empezó a sonar Almendra yo no tenía ni idea, salvo de haber escuchado por ahí Muchacha ojos de papel y algún otro tema través de mis hermanos, más cercanos a su generación. A mí me gustaban y aún me gustan The Beatles fuente de la cual, obviamente, también bebía Luis Alberto. Sin embargo, el desarrollar un lenguaje personal no estaba tan "de moda" en ese momento y confieso que lo miraba medio de costado", señaló, en tanto Leo González.
El músico destacó que sólo cuando decidió dedicarse de lleno a lo musical comenzó a descubrir otros lenguajes además de los que le gustaban en ese momento, y a estudiarlos hasta donde le era posible.
"Esto es lo que me ocurrió con el lenguaje de Spinetta, pero mucho más tarde, diría cerca de los '80. En la medida en que yo estudiaba música iba adquiriendo la capacidad de decodificar y me pasaba los días desgrabando cosas, incluidas las del Flaco. Ni cerca de adentrarme en su poesía, ya que era una forma de expresión en la que no estaba tan interesado. Sus letras, además de resultarme oníricas y surrealistas, no se entendían bien en varios discos debido a que las mezclaba demasiado bajas y se enmascaraban con lo instrumental. De esta manera, y sin quererlo, tanto Spinetta como los músicos que lo rodeaban se fueron convirtiendo en maestros míos", manifestó.

Comentarios