Música
Viernes 08 de Diciembre de 2017

Bailarines y músicos se unen en pos de seguir rescatando el tango

La música estará a cargo del grupo El Rescate Tango, acompañados por los bailarines Belén López Ortiz y Juan Manuel Genes

Mañana, el Teatro 3 de Febrero recibirá sobre su escenario un espectáculo con lo mejor del tango: Seguimos rescatando. La música estará a cargo de El Rescate Tango acompañados por los bailarines Belén López Ortiz y Juan Manuel Genes. También participará la pareja invitada de Paola Jean Jean y Nicolás Cobos, directores de Madero Tango.
El Rescate Tango ha aunado importantes músicos de nuestra zona para interpretar desde hace años un gran repertorio de uno de nuestros géneros musicales por excelencia, el tango. Está integrado por César González en piano, Juan Carlos Cavallaro en violín, Sedil Toledo en bandoneón, Guillermo Trobbiani en contrabajo y Omar Paloma como la voz cantante.
Belén López Ortiz nació en Paraná pero emigró becada a Buenos Aires donde ha participado de numerosos espectáculos nacionales junto a grandes estrellas de la danza y en el exterior. Juan Manuel Genes nació en San Lorenzo y también fue becado para formarse en Buenos Aires, a partir de lo cual ha sido parte de diferentes ballets en diferentes países.
"Es muy lindo poder volver a bailar acá, después de haber recorrido escenarios de otros países. Hace muchos años que vivo en Buenos Aires y estuve trabajando mucho afuera, en Estados Unidos, Turquía, Italia, y ahora surgió esta posibilidad de actuar con la gente de El Rescate, músicos de mucha trayectoria y de gran nivel profesional. La idea es fusionar la música en vivo, el canto y distintos estilos de danza en un espectáculo de calidad", dijo a Escenario la paranaense Belén López Ortiz.
Tanto ella como su esposo y pareja de baile provienen de una formación en danzas clásicas, jazz y contemporánea; y desde hace unos años se abocaron al tango.
"Estábamos por venir a Paraná con un espectáculo de la compañía de Eleonora Cassano, pero por una cuestión de agenda de ella no se pudo concretar. Ya en ese momento, Magda Varisco nos había propuesto que El Rescate hiciera la música en vivo. Siempre nos quedó esa pica, esas ganas de trabajar con ellos ya que conocíamos la calidad de sus músicos y decidimos concretarlo. Así nació este espectáculo al que le hemos puesto Seguimos rescatando, poniendo la impronta de este grupo", señaló, en tanto, Genes.
El Rescate busca reflejar en su nombre las variadas actividades musicales de sus integrantes, y sus recorridos en pos del tango, además de revitalizar la identidad, "de nuestras raíces y nuestra música". Así, a la voz de Omar Paloma y el violín de Juan Carlos Cavallaro, con toda su experiencia, se suma a la madurez y talento de César González en los teclados y la solidez en el contrabajo de Guillermo Trobbiani. A ellos se acopla Sedil Toledo, el integrante más joven.
En su repertorio se destacan tangos tradicionales de la guardia vieja, hasta composiciones contemporáneas de Astor Piazzolla, Julián Plaza y Atilio Stamponi, pasando por la década del 40, época dorada de las grandes orquestas. "En esta misma línea bailamos nosotros, a partir de diferentes estilos y vertientes; y así se podrán ver tango en piso, tango escenario, tango fusionado con la danza contemporánea. Será un abanico de cosas, no estará todo encasillado en un mismo estilo", destacó el bailarín. Asimismo, mencionó la calidad de los músicos: "Ayer (por el miércoles) ensayamos dos horas por primera vez con ellos y dejamos un espectáculo prácticamente terminado. Es consecuencia de trabajar con gente de gran nivel profesional. Son músicos impecables".
López Ortiz y Genes se conocieron en la Compañía de Eleonora Cassano, después de haber recorrido diversas compañías y ballets de renombre. Allí decidieron abocarse al tango, tras un espectáculo de dos por cuatro. "Así fue que empezamos a estudiar el tango con más intensidad. Yo había hecho muy poco tango antes, entonces quise hacerlo en serio. Yo respeto todas las disciplinas y estilos, y cada cual tiene sus particularidades. Y el tango es realmente muy lindo, te va conquistando de a poco y te va llevando a la práctica, a ir a la milonga. Además, tiene la característica de que se comparte con otra persona. Y en lo laboral, te abre muchas puertas a nivel mundial; me pasó en Turquía, donde estuve haciendo temporada durante seis meses y fui como bailarina de tango. Y llamaba la atención que éramos muy reclamados, fue algo muy lindo. Con el tango pudimos recorrer el mundo y me llena de felicidad traer eso a mi ciudad y al Teatro 3 de Febrero", comentó ella.

Comentarios