Música
Jueves 28 de Junio de 2018

Atahualpa Puchulu debuta esta noche con su voz y su guitarra

Poesías que son homenajes a la cultura y los símbolos del Litoral, ritmos latinoamericanos, y un ambiente de música joven con antiguas raíces

El litoral se hará música esta noche en La Vieja Usina, a las 20, con la guitarra, la voz, los versos y las melodías de Atahualpa Puchulu, un joven compositor e intérprete con cuna en Concepción del Uruguay que resume su obra en una plegaria: Oración chaná.
Lo conocimos como guitarrista y motor, con una decena de músicos, del movimiento De Costa a Costa, fogoneando el encuentro de chicas y muchachos del litoral para compartir conocimientos y reunir sus instrumentos y sus músicas en ensambles que van haciendo huella en la cultura regional.
El profesor Puchulu da clases en colegios secundarios y en una academia privada en la Histórica, y también colabora con la formación de jóvenes en los encuentros periódicos de la movida colectiva que recibió el reconocimiento Conciencia Abya yala por sus aportes en la recuperación y promoción de los saberes y las artes.
Además participa de la orquesta De Costa a Costa, sostiene un dúo de música argentina con Ángel Pini Muñoz, acompaña a la cantante uruguayense Daniela Pauletti, y ha participado de grabaciones con Guille Lugrín, La Creciente, y José Castro, el Chamarritero.
Esta noche se presentará por primera vez en la capital entrerriana, con entrada libre y gratuita, acompañado por los uruguayenses Esteban Alba en bajo y Carlos Arrizabalaga en flauta traversa, y con la participación, como invitado especial, del eximio pianista José Bulos, de Paraná, conocido por su formación académica y su plasticidad en los ritmos nativos.
"Vamos a interpretar algunos chamamés, estilos, huellas, canciones del litoral, chamarritas, candombes. Hay un chamamé que se llama Entre el tagüé y el taragüí, que reúne dos estilos en tonos mayor y menor, en un desafío entre una correntina y un entrerriano", nos comentó ayer Atahualpa desde su ciudad.
Desde el título mismo del disco, el joven artista muestra una búsqueda de identidad sin fronteras. Los temas se llaman Oración chaná (como el disco), Canoa del Zurdo, Pal Jacinto, Corazón Correntada, Chamarra de los negros, y para cada uno de ellos tiene una explicación porque el autor rescata a un músico, un estibador, una cultura, o recuerda las nostalgias de un paisano que vive lejos pero no desarraigado.
Atahualpa Puchulu cursó estudios en la Escuela de Música Popular de Avellaneda (EMPA), en provincia de Buenos Aires, donde tuvo como docentes a Roberto Calvo, Aníbal Arias, Juancho Farías Gómez, Claudio Ceccoli, entre otros. Acompañando al joven acordeonista Facundo Torresán, y con el Ensamble La Creciente, tocó en el Festival Nacional de Folclore de Cosquín, el Festival Nacional de Chamamé de Corrientes, el Centro Cultural Kirchner, Fiesta Provincial de la Guitarra en Nogoyá, el Encuentro Entrerriano de Folklore en Villaguay y Radio Nacional.
Atahualpa es hijo del reconocido periodista Juan Puchulu, el Gordo, y como él ejerce también el oficio en la comunicación. Lo hemos visto en ruedas de guitarreros y acordeonistas levantar la voz para recitar los versos de Estancia La Isabel (departamento Villaguay, solar bello en que nací...), luchar con sus pares por el monumento a Abelardo Dimotta en el centro de la provincia, y trabajar en grupo para que los niños y jóvenes del movimiento De Costa a Costa tengan sus comodidades en los encuentros que generalmente realizan en Paraná y Uruguay. Hoy lo escucharemos en su faz de solista, con sus obras, y sin dudas rodeado de músicos y amantes de la cultura regional. Linda velada joven, convocada por las melodías y los versos de un artista de jerarquía.

Comentarios