Cine
Jueves 22 de Marzo de 2018

Apreciar el cine como una experiencia integral y colectiva

El grupo de cinéfilos Relámpago Verde proyecta películas independientes e invita a sus realizadores a dialogar con el público

Juntarse a compartir películas, experimentar la pasión de ver cine que moviliza y, en esa pasión, tratar de indagar en cinematografías que no suelen tener estreno comercial en las pocas salas de cine que hay en la ciudad es el objetivo del cine club. Y, más específicamente, aprender a apreciar el cine como una experiencia integral y colectiva.

Relámpago Verde es un grupo de cinéfilos conformado por Franco Giorda, Jerónimo Ramos y Martín Villalba, que aman el cine y la experiencia de ver una película en una sala de cine. "No es lo mismo mirarla solo y en una computadora que la experiencia colectiva en una pantalla gigante, con buen sonido para que no se pierda el registro. Nos propusimos empezar a traer una película a Paraná y ofrecer la posibilidad de charlar con sus realizadores, porque enriquece la experiencia, porque en el diálogo, después de la película, siempre surgen cosas que tal vez uno no vio, no las pensó del modo en que lo hizo otro espectador, o según lo que dice el realizador al respecto", dijo Giorda a Escenario.

Es que esta noche tendrá lugar la segunda proyección especial de marzo organizada por Relámpago. Desde las 21.30, en el Cine Rex de Paraná, se podrá ver el filme Cetáceos, que tuvo su estreno en 2017 en el Bafici. Se trata de la ópera prima de la realizadora Florencia Percia, quien –al igual que anoche– estará presente durante la proyección, acompañada por Lucio Bonelli, director de fotografía del filme: "Es una buena oportunidad para los realizadores o para quienes les guste la fotografía poder charlar con ellos. Los diálogos van desde cuestiones que tienen que ver con el guión, a la estética, pasando por cuestiones técnicas. La conversación siempre va tomando diferentes carriles", destacó.

Cetáceos viene de tener reconocimientos en festivales nacionales e internacionales, y además logró financiación del Incaa y del premio de desarrollo Luce Cinecitta, de Italia, por lo que es una coproducción ítalo-argentina.

La historia transcurre en Buenos Aires y también hay referencias a Italia, porque la pareja de la protagonista en la película realiza un viaje a ese país. Es una comedia agridulce, donde se suceden algunas situaciones que rozan el absurdo.

"La situación es la siguiente: Clara es una joven que, en apariencia, tiene la vida más o menos resuelta. Pero la historia arranca con que ella y su pareja se mudan a un nuevo departamento. Él se va de viaje a Italia para dar unas conferencias y ella empieza a tener una suerte de crisis existencial, comienza a tener un comportamiento errático, dubitativo y no termina de sacar sus cosas de los canastos, que era algo que le había prometido a su marido para concluir con la mudanza. A su trabajo también lo empieza a dejar de lado y se empieza a embarcar en programas azarosos, en una suerte de deriva en la que ella parece un poco extraviada. Evidentemente, en esa vida resuelta en apariencia, hay alguna cuestión que no le cierra, que la tiene insatisfecha", adelantó Giorda.

A través del humor, la película trabaja sobre un hilo de azarosos acontecimientos que se le van presentando inesperadamente a la protagonista y que terminan llevándola a lugares impensados.

Proyecciones especiales
Si bien Relámpago Verde se afianzó hace un par de años, proyectando rarezas fílmicas y cine de culto en el Club Español, desde 2017 el grupo reformuló su forma de trabajar, haciendo proyecciones especiales en el Cine Rex o Complejo de Cines Círculo.

"Es un proyecto que venimos llevando a cabo desde mediados del año pasado, todos los meses traemos una película y en casi todos los casos ha venido o el director, o algún actor, o alguien de la producción para poder dialogar con el público. Hasta ahora el público ha respondido muy bien, porque nunca se han quedado sin preguntas, sin curiosidad. Al mismo tiempo se han dado diferencias de criterio", destacó.

En julio de 2017 proyectaron Crespo. La continuidad de la memoria (2016), con la presencia del director Eduardo Crespo; en agosto le siguió La mujer de los perros (2015), presentada por su directora, Laura Citarella. En octubre hicieron lo propio con La siesta del tigre (2016), de Maximiliano Schonfeld, que también charló con el público; en noviembre proyectaron Desmadre, fragmentos de una relación (2016), con la participación de la directora Sabrina Farji, y de Josefina Recchia, productora local del filme. En diciembre se pudo ver Un cine en concreto (2016), con la presencia de su directora, Luz Ruciello, y el protagonista, Omar Borcard.

En tanto, en enero proyectaron Aunque parezca raro, con la participación del director Ariel Gaspoz; y en febrero, 65/75 Comarca Beat Club, con la presencia de los integrantes de Marea Doc, realizadores del documental.

Cabe destacar que en la mayoría de los casos se trató de filmes realizados o producidos en la región. El plus es que se trata de películas que no suelen llegar a las carteleras de cine comercial, son filmes del circuito independiente.

"No es algo reservado para la comunidad cinéfila erudita ni conocer toda la historia del cine, ni los realizadores de culto. La propuesta es experimentar el disfrute de ver una película en una sala bien equipada y dialogar con quienes la realizaron. Es la posibilidad de ver obras que son valiosas, que tienen algún reconocimiento y poder dialogar. Es encontrarnos en ese acontecimiento que es mirar una película", concluyó.

Comentarios