Escenario
Jueves 12 de Abril de 2018

"Angélica", un femicidio en la Victoria de principios del siglo XX

Juana Ferro Oneto presenta hoy en el Club Social de Paraná un libro que rescata del olvido el trágico final de una adolescente entrerriana

Esta tarde, el Club Social de Paraná dará marco a la presentación de Angélica, un libro de Juana Ferro Oneto, que recoge la historia de un femicidio ocurrido a principios del siglo XX en la ciudad de Victoria. La cita será a las 19.30, en San Martín 958, de Paraná, con entrada libre y gratuita.


La autora es docente jubilada, aunque es oriunda de Victoria, vive en Paraná desde hace varios años. Hace tiempo, escribió un libro de genealogías de cuatro familias victorienses, entre ellas, la familia Oneto. Al tener acceso a documentación histórica para ese primer libro, pudo reconstruir un hecho de sangre que tuvo lugar en su ciudad en 1905, cuando Manuel Velázquez, de manera artera, asesinó a balazos a su novia de 15 años, Angélica Oneto.


"A su vez, mi mamá tenía guardado el diario íntimo de Tránsito Ruiz de Oneto, la mamá de la chica asesinada, donde recortaba y pegaba diarios de Victoria y del país de la época, los telegramas que le enviaban cuando murió Angélica, a los 15", relató la autora a Escenario.


La joven Oneto estaba de novia con un joven de otra familia tradicional victoriense, Manuel Velázquez, que al momento de cometer el crimen contaba 17 años de edad.


El brutal asesinato ocurrió en la casa de la joven, contigua al actual Museo de la Ciudad "Carlos Anadón". En el imaginario popular se dice que siempre se oyeron y se oyen pasos, ruidos y lamentos, como si ella siguiera habitando el lugar a través de su espíritu.


"Al principio, el noviazgo parecía marchar bien, pero en un determinado momento, el padre de ella decide que no quería que continuaran, que no le gustaba ese muchacho. Pero ellos se seguían encontrando a escondidas, cuando el padre lo descubre, la amenaza con mandarla a Buenos Aires. Según los abogados defensores de el chico, ambos habían hecho un pacto suicida, al estilo de Romeo y Julieta, en el caso de que a ella se la llevaran lejos. Un día de octubre de 1905, el padre estaba en la puerta de entrada hablando con un vecino y siente que Angélica grita 'no me mates, Manolo'. El chico salió por la ventana y escapó. Ella, en brazos de su padre, le dice 'llamá a un médico' y esas fueron sus últimas palabras. Cuando el doctor Salaberry llegó, ya era tarde", indicó Ferro Oneto, que es sobrina nieta de la joven Angélica.


Al día siguiente tuvo lugar el velatorio, que fue un desfile de sus consternadas compañeras de estudios en el Colegio del Huerto. Según las crónicas de la época, decenas de jóvenes vestidas de blanco rodearon el cuerpo de la joven para despedirla. El responso se hizo en la catedral y la sepultura tuvo lugar en el cementerio parroquial.


Mientras tanto, el asesino se fugó y escondió durante seis meses en la ciudad de Tucumán, hasta que otro joven victoriense que estaba de paso por la ciudad lo descubrió en un acto político. Entonces dio aviso a la policía y el asesino fue apresado y enviado de regreso a Entre Ríos, donde fue juzgado y condenado.


La temática, de suma actualidad, invita a reflexionar sobre un hecho del pasado con la mirada del presente. Lo que es su época fue un "crimen pasional" hoy es claramente un femicidio.


De todas maneras, el libro no se limita a ese solo hecho, sino que recorre la historia de la llegada de la familia Oneto a Entre Ríos desde Génova. También tiene una sección de fotografías de la familia.


Por su parte, el secretario general del Club Social de Paraná, Martín Gabioud, invitó a la comunidad a participar de la presentación: "Nosotros trabajamos siempre mancomunadamente con otras instituciones de la ciudad. En este caso, con el Centro Ligure, ya que Juana (Ferro Oneto) es presidente de esa entidad y es integrante de la comisión directiva del Club Social, así que nos pareció una buena oportunidad para presentar el libro en el club".


Por otra parte, añadió: "Es un libro muy interesante, porque tuve la oportunidad de leerlo, y ver como Ferro Oneto nos pone en el contexto político y social de la época, incluso va más atrás, a la época de Rosas, Urquiza y la llegada de los inmigrantes. No se cuenta sólo el femicidio, sino la historia del país, y la evolución del rol de la mujer en la sociedad".

Comentarios