Secciones
Amor

Amor en tiempos de guerra, tópico de la primera novela de Adriana Esquivel

La autora diamantina publicó en formato físico la novela que hace cuatro años lanzó en forma digital una editorial de Barcelona.

Sábado 01 de Agosto de 2020

Renovatio es el título de la primera novela de la autora diamantina, Adriana Esquivel. La misma se enmarca en el género romántico histórico y fue publicada por primera vez en 2016 en formato digital por una editorial española. Ahora, la autora logró lanzarla en formato físico de manera independiente.

“En tierra y en mar, la destrucción y la muerte son moneda corriente en un mundo caótico. Una tormenta y un naufragio unirá la vida de dos enemigos: Sara y Salvador, una inglesa y un español. El odio, el miedo, la desconfianza y los prejuicios no impedirán que el amor crezca en sus corazones pero ¿será suficiente para superar tantas barreras y desafiar al mundo?”, adelanta una reseña del libro.

La historia se desarrolla en el contexto del conflicto bélico entre los reinos de Inglaterra, gobernada por Isabel I de Inglaterra, y de España, donde reinaba Felipe II. La guerra comenzó con victorias inglesas como la de Cádiz en 1587, y la pérdida de la Armada Invencible en 1588, pero diversas victorias españolas como la de la Contraarmada en 1589, así como la enorme mejora en la escolta de las flotas de Indias y la rápida recuperación de España.

Escenario dialogó con la autora acerca de su primer logro editorial.

libro diamantina.jpg
Amor en tiempos de guerra, tópico de la primera novela de Adriana Esquivel 

Amor en tiempos de guerra, tópico de la primera novela de Adriana Esquivel

—¿Cómo se dio la chance de publicar “Renovatio” en España?

—Busqué por Internet direcciones de editoriales de todo tipo, acá en el país me costó, porque no estaban recibiendo manuscritos originales, así que empecé a apuntar hacia España y di con Ediciones B, que tenían una subeditorial encargada de libros digitales. Justo tenían una sección de novela romántica histórica, por lo que les escribí y a los 15 días me contestaron que estaba aprobado para publicación y ahí comenzó todo el proceso. Pero también quería que salga en formato papel, así que después de hacer números, decidí autopublicarme. Me hice cargo íntegramente del diseño y maquetación del libro.

—¿De qué va la trama?

—Cuenta una historia de amor entre una inglesa y un español en plena guerra anglo española, a finales del siglo XVI. Está ambientada lejos en el tiempo y el espacio. En esa época, las dos potencias eran rivales acérrimas, había espionaje entre ambas, había piratas, corsarios, persecuciones en el Caribe. España se había llenado de riquezas con la colonización de América y los ingleses también querían una tajada. Me pareció un contexto sumamente interesante para introducir una historia de amor entre dos enemigos, tocando un montón de cuestiones religiosas, políticas y sociales de esa época.

—El relato histórico supone un doble desafío, porque además de escribir la ficción hay que investigar cuestiones de época, desde los usos cotidianos, costumbres, objetos hasta política y economía. ¿Cómo fue ese proceso?

—La investigación histórica fue muy exhaustiva, leí un montón. Además, una tiene que buscar diferentes campanas como para hacerse una idea integral de lo que sucedía. Obviamente, uno como autor toma una dirección u otra, pero hay que tener conocimiento de todas las voces. Y también hay que conocer sobre esas cosas más cotidianas, como por ejemplo la moda. Gracias a la tecnología es más fácil explorar esas cuestiones. Hay un museo en Londres, el Victoria and Albert Museum, al que uno puede ingresar a su sitio web y ver las colecciones de ropa de otras épocas, las telas que se usaban, las puntillas, todo lo que se usaba. Otra cosa importante, sobre todo cuando uno relata algo que sucedió en otro lugar, es conocer los paisajes. La novela transcurre en lo que hoy es República Dominicana, un lugar al que todavía no he podido viajar, así que me serví del Google Maps. Con esta aplicación pude recorrer las callecitas de los pueblos, ver la ubicación y cómo luce la costa, las ruinas de fortalezas, de viejos conventos. Así me pude situar espacialmente.

—¿Cuánto tiempo te llevó concretar este libro?

—Me llevó más o menos tres años y medio, entre la investigación y la escritura. Yo ya tenía una base escrita en 2013 que fui corrigiendo, puliendo, cambiando en base a lo que iba surgiendo a medida que me metía más y más en el tema. Recién a mitad de 2016 pude firmar el contrato para publicarla.

—¿Quiénes son tus autores y autoras preferidos del género romántico histórico?

—Soy gran admiradora, en primer lugar, de Isabel Allende. Si bien no se la puede encasillar específicamente en la novela histórica romántica, ella toca muchas cosas de la historia. Al igual que Gabriel García Márquez, ellos son mis dos escritores de cabecera. Tomo mucho de ellos el ser descriptiva, en mis novelas hay muy poco diálogo, no es una sucesión de acciones vertiginosas, sino que hay mucha descripción de paisajes, de vestimenta, de la psicología de los personajes y del contexto; es influencia de ellos. Y en lo que es específico de la novela romántica histórica, a nivel nacional creo que la mejor de todas en Gloria Casañas, me gusta mucho su escritura y cómo aborda la investigación histórica. Después, a nivel internacional, clásicos como Jennifer Blake, Karen Robards, entre otras que son típicas de las décadas del 80 y 90.

—¿Dónde puede conseguirse “Renovatio”?

—En la librería Del Ateneo o a través de mis redes sociales, en especial si quieren una dedicación.

Perfil de la autora

Nacida en Diamante hace 36 años, Adriana Esquivel se instaló en Paraná al comenzar con sus estudios superiores. Es profesora de Lengua y Literatura, tarea que hoy en día tiene que desarrollar de manera virtual, como sus demás colegas. “Además también hago trabajos de corrección y escribo. Tengo tres profesiones, que tienen mucho que ver entre sí, pero están separadas”, comentó Esquivel.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario