Escenario
Sábado 22 de Septiembre de 2018

Ale Vitas vuelve a los escenarios con su disco "Saltos al vacío"

El cantautor paranaense se presentará esta noche, en la Costanera de Paraná junto a los músicos Paulina Alfaro, Facundo Aquilini y Lucho Barreira

En primavera, el cantautor paranaense Ale Vitas regresa a los escenarios de su ciudad para ofrecer dos conciertos este fin de semana en la capital provincial. El artista se presentará esta noche, desde las 22 en lo que constituirá la apertura de la temporada primavera-verano de Parador de Birras. Será un concierto abierto a todo público en el bar ubicado en Avenida Costanera y Cuesta de Izaguirre (frente al Rowing Club. En esta oportunidad, el cantautor paranaense compartirá escenario junto a Paulina Alfaro (coro, acordeón, guitarra y melódica) Facundo Aquilini (percusión) y Lucho Barreira (bajo).




En el recital, que será con entrada gratuita, los músicos interpretarán principalmente las canciones que integran Saltos al vacío. Se trata del primer disco solista de Vitas que, de acuerdo a sus propias palabras, "se inscribe en el género canción de autor, esgrimiendo la música latinoamericana como estandarte. Transmite sentimientos de lo cotidiano a partir de la mixtura de estilos y ritmos". Además, el repertorio incluirá otras composiciones propias y de diferentes compositores latinoamericanos.



guajiras, vals peruanos, sambas, y más; todas enmarcadas dentro del formato canción de autor. Bajo la influencia de cuatro pilares fundamentales (música nacional, grandes compositores españoles, brasileros y la trova cubana), Vitas compone sus canciones a partir de lo cotidiano, el recuerdo, lo onírico, los deseos y el futuro. En esta búsqueda constante de sonidos, sentidos y sentimientos se ha gestado una propuesta musical con fuerte arraigo regional, de proyección y de autorrealización. Sobre los géneros musicales que aborda, Vitas concluyó que lo suyo es un blend que confluye hacia su propio ADN musical: "Yo me dedico a la canción de autor, mezclando diversos ritmos latinoamericanos, una guajira, un tango, un samba.





Todo con un sentido y un sonido con identidad propia, todo queda en una unidad extraña, pero unidad al fin", dijo a Escenario. Asimismo, es un ecléctico consumidor musical, aunque con ciertas preferencias: "La verdad escucho mucha música, un poco de todo. La vez pasada, hablando con amigos, terminamos coincidiendo en que nos sostenemos en cuatro pilares: el rock nacional; los compositores brasileños como pueden ser Jobim, Vinicius, Chico Buarque; los españoles como Sabina y Serrat; y el cuarto pilar es la trova cubana. A mí, en particular, me gustan mucho los músicos rosarinos como Abonizio, Paez, Fandermole, Baglietto.




De todas maneras, soy abierto a la hora de escuchar música". Vitas compone sus canciones que mezclan lo cotidiano, el recuerdo, lo onírico, los deseos y el futuro. Cualquier experiencia personal, o de terceros puede ser un disparador de ideas. "Intento que mis canciones me representen, son mi forma de interpretar la vida", afirmó. Su viaje musical comenzó de muy chico, de la mano de la guitarra, su instrumento de cabecera. De los covers de rock nacional pasó al blues, luego a la música de Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina. Pero todo cambió cuando formó el grupo A La Deriva, junto a Iván Andreotti (voz y piano), Mauro Menón (bajo), Gato Almada (percusión) y Alejandro Ferrero (batería): "Hacíamos música latinoamericana, y ese grupo fue el que me marcó, estableció el lugar en el que me siento cómodo, donde los ritmos eran variados y podían comunicar mejor lo que tenía que decir", expresó

Comentarios