Secciones
Escenario

A 55 años de "Help!", el colorido último grito de la beatlemanía en el cine

Miércoles 29 de Julio de 2020

Con la llegada de las imágenes en colores como gran novedad, el 29 de julio de 1965 se estrenó en Londres Help!, la segunda película de Los Beatles, dirigida por Richard Lester, que se convertiría en el último gran testimonio en la pantalla grande del fenómeno mundial conocido como beatlemanía y en un perfecto símbolo del Swinging London, término que definió a esa época de los ‘60 en la que Gran Bretaña dictó la moda y la cultura juvenil al resto del mundo.

Mientras que el debut cinematográfico de un año antes con A Hard Day’s Night trató de captar la locura generada en los fans con la llegada del famoso cuarteto a Estados Unidos y se registró en tiempo récord ante el temor de que el fenómeno en torno al grupo se extinguiera pronto, Help! giró en torno a una historia ficticia llena de exóticas aventuras y no hubo reparos en trasladar el set de filmación a Los Alpes suizos y las playas de Bahamas.

Un año más tarde, Los Beatles abandonarían para siempre la locura de las giras que marcó sus primeros años y pasarían a una instancia artística superior signada por las innovaciones musicales y técnicas a la hora de grabar; en tanto que el foco cultural de los jóvenes se trasladaría de a poco a San Francisco, en donde florecería el sueño hippie.

Esta fue además la última incursión de Los Beatles en la pantalla grande como actores y la última asociación con Lester, debido a que sólo volverían a actuar en el filme televisivo Magical Mystery Tour, dirigido por ellos mismos; y el regreso al cine sería en forma de dibujos animados, en Yellow Submarine.

En la huida, el cuarteto de Liverpool se desplaza por distintas locaciones londinenses, Los Alpes y las Bahamas, dos destinos elegidos con la excusa de explotar las posibilidades visuales que brindaba la novedad de las imágenes en colores, pero que en realidad permitió algunas favorables maniobras impositivas. Obviamente que no faltan las escenas musicales, que tomadas de manera individual pueden ser consideradas antecedentes válidos de los videoclips.

Basada en un tipo de comedia caracterizada por la sucesión de gags e intercambio de diálogos absurdos, muy típica de la cultura pop británica de esos años, “Help!” dejó anécdotas y hechos pintorescos que definieron la época y dieron señales de lo que vendría.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario