Secciones
El País

Un niño de apenas dos años fue hallado solo y extraviado en la calle

Un hombre lo encontró y lo llevó a un jardín de infantes cercano, de donde pensó que se había ido. Pero había dejado su casa y los padres lo buscaban.

Viernes 05 de Julio de 2019

Un niño de apenas dos años fue hallado en la calle, solo y extraviado, por un vecino que al no poder ubicar a los padres, lo llevó a un jardín cercano, hasta que intervino la policía y las autoridades, y el pequeño fue entregado a sus progenitores.

El extraño suceso tuvo lugar este miércoles, en la zona de Dorrego al 2100, de la ciudad santafesina de San Lorenzo. Allí, pasadas las 16.30, un hombre de 48 años advirtió al Comando Radioeléctrico que minutos antes había encontrado a un niño muy pequeño perdido en la zona de Dorrego y Berón de Astrada.

Según publicó el diario digital SL24, el vecino contó que, una vez con el pequeño, preguntó a varias personas en la zona y nadie lo reconocía. Y pensó en llevarlo a un jardín de infantes ubicado a pocos metros, pensando que de allí se había escapado.

Cuando la policía fue al establecimiento, el niño estaba allí, jugando con otros nenes y en perfecto estado de salud.

En el caso tomó intervención la subsecretaria de la Mujer, Niñez, Adolescencia y Discapacidad de la Municipalidad de San Lorenzo, Mariel Chile. El chico fue llevado a sede policial y luego entregado a sus padres, Jorge A. y Marcela O.

Vive cerca

"El niño, que vive muy cerca de ese jardín, se escapó de su casa. La mamá creía que estaba con el papá, el papá creía que estaba con la mamá. Y al cabo de media hora se dieron cuenta y comenzaron a buscarlo", contó a SL24 Chile. "Mientras tanto, el niño había sido encontrado a unos 80 metros de su casa, por calle Dorrego. La persona que lo encontró avisó a la policía y me llamó a mí. Lo llevó al jardín porque pensó que se había escapado de allí, pero no era alumno", afirmó.

Al cabo de unos minuto, en el jardín, la funcionaria y la policía decidieron llevar al niño a sede policial, para esperar el arribo de sus padres. Entonces Chile lo llevó en su auto particular, que tiene butaca adaptada. "Puse las canciones de la granja y el nene tenía una mamadera. Llegó dormido a la policía. Y al cabo de unos pocos minutos llegaron los padres preguntando por él. Acreditaron parentesco y fue entregado", contó al portal del Grupo Agenda.

La distracción pudo tener consecuencias mucho más graves, pero finalmente tuvo un final feliz y el niño volvió a casa con sus papás.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario