Secciones
El País

Rosario pedirá que vuelvan las clases presenciales

Ayer se anunció la suspensión de clases presenciales para esta semana, al igual que en localidades de Entre Ríos, como Paraná. Pero el intendente de Rosario pedirá que cambie la calificación epidemiológica para su ciudad y los chicos puedan volver a clases.

Lunes 03 de Mayo de 2021

La polémica por las clases presenciales está instalada en toda la región. Ayer hubo un cacerolazo en Paraná de padres manifestándose contra la suspensión de clases presenciales en la capital provincial, al igual que en otras nueve ciudades. En la vecina provincia de Santa Fe, una medida similar se tomó en dos departamentos, Rosario y San Lorenzo, en el sur provincial.

Frente a esta situación, que también generó reclamos, hoy el intendente de Rosario Pablo Javkin aseguró que su ciudad "está orgullosa de ser núcleo sanitario y atender a personas de otros lugares, pero no es lógico establecer desde el AMBA los parámetros de corredores sanitarios". El mandatario local sostuvo que Rosario atiende a pacientes de varias localidades de la región que fueron dejados fuera de la zona de alarma sanitaria y pidió "ser premiados por ser núcleo sanitario en lugar ser condicionados". Anticipó que este reclamo es el que llevará al gobernador Omar Perotti, con el que dialogará además sobre la suspensión de clases presenciales.

cacerolazo (4).jpg
El domingo hubo un cacerolazo en Paraná por la suspensión de clases presenciales. 

El domingo hubo un cacerolazo en Paraná por la suspensión de clases presenciales.

Está previsto que este lunes, a las 17, el mandatario local se reúna con el gobernador. También está convocado el intendente de San Lorenzo, el otro departamento complicado a nivel sanitario y en donde se profundizaron también las restricciones, que incluyen limitar la circulación a las 20 y suspender las clases presenciales.

Pablo Javkin sostuvo que nadie puede negar la compleja situación sanitaria que se vive por estos días, pero rescató el esfuerzo que se viene realizando. "Es cierto que aumentaron los casos de Covid-19, también que días atrás implementamos medidas y hay señales de su impacto positivo", destacó.

"Si terminamos la semana con una verificación de los índices a la baja, nos va a predecir menor ocupación de camas. Eso necesitamos. Mientras tanto, terminamos mayo con más de 200 mil vacunados", agregó. Los días clave, según Javin, serían jueves y viernes, cuando se conocería el verdadero impacto de las restricciones planteadas el 23 de abril. "Ahí vamos a tener un panorama para analizar resultados y restricciones. Con datos en la mano", anticipó.

"No tiene lógica que la primera restricción sean las clases presenciales, cuando hay actividades habilitadas y las clases no", sostuvo. Si bien se mostró de acuerdo con la decisión de profundizar las restricciones, analizó: "Nos parece que la suspensión de la presencialidad de los chicos en las escuelas tiene que ser la última medida a adoptar".

Vale recordar que en la provincia, la medida anunciada ayer por el gobierno de Gustavo Bordet tuvo el respaldo de los intendentes de las ciudades donde se tomaron las medidas, entre ellos el de Paraná, Adán Bahl. Así lo hicieron saber en un comunicado enviado a la noche, tras el cacerolazo de los padres.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario