Secciones
Rosario

Roban un bebé y lo dejan abandonado frente a la casa de unos vecinos

Una mujer denunció que ladrones ingresaron a su casa. Como no encontraron nada, se llevaron a la criatura

Miércoles 21 de Agosto de 2019

La policía y la Fiscalía Federal de Rosario investigan una denuncia por secuestro o privación ilegal de la libertad de un nene de 1 año y medio que, según los primeros datos conocidos esta mañana, fue levantado por un grupo de personas de una casa ubicada en Ituzaingó al 3400 en medio de un intento de robo y luego abandonado, sano y salvo, a la vuelta de allí. Los captores dejaron al nene, en piyama y envuelto en una manta, en el porche ingreso de una vivienda en Cafferata al 2000.

El caso ocurrió alrededor de las 4.30 y trascendió a partir de una llamada que hizo Daiana G., de 26 años, la mamá del bebé, a la Central de Emergencias 911. La mujer manifestó a la policía que un grupo de personas entró en su casa, la amenazaron y le empezaron a exigir dinero en efectivo. Y como no tenía se llevaron a su hijo de un año.

Silvina Pait, Jefa de la Dirección de Inteligencia Criminal de la Policía de Investigaciones, formuló declaraciones y fue muy cauta a la hora de revelar detalles de la investigación. Confirmó que la policía tomó conocimiento de lo ocurrido través de una llamada al 911 y que "el niño y su mamá están bien. Personal de la Policía de Investigaciones trata de establecer los pormenores de esta situación. Se está investigando con la Fiscalía Federal a cargo Claudio Kishimoto. Hasta el momento es todo lo que podemos informar".

"Se está trabajando. No se descarta ninguna hipótesis. Se le está tomando declaración a la mamá. Son situaciones muy delicadas y hay que tomarlas con mucha precaución. No hay nada que se pueda adelantar a la prensa. La mamá vive con su hijito y con su pareja", agregó la jefa policial.

Andrés, es el dueño de la casa de Cafferata al 2000, frente a la cual los delincuentes dejaron al niño. En declaraciones al móvil de La Ocho, Andrés recordó: "A las 4.30 4.45 tocaron timbre. Sentimos un ruido. Tengo un portero visor, no vi nada tampoco se escuchó ruidos. Entonces me fui a acostar de nuevo".

"La primera vez que tocaron timbre no lo ví. El bebé es chiquito y por el portero no veía a nadie. Y no abrí la puerta porque cuando tocaron timbre nadie me respondió, a esa hora nunca iba abrir la puerta. Y el bebé no lloró porque tengo perro y gato que no reaccionaron. Si el bebe lloraba probablemente los animales hubiesen reaccionado. (La Capital).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario