Secciones
Pandemia

Para Cristina, hay que dejar la vacuna fuera de la disputa

La vicepresidenta Cristina Kirchner participó de la inauguración de una obra en un hospital. Allí reclamó acuerdos mínimos para superar la pandemia

Lunes 14 de Junio de 2021

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, inauguraron este lunes una obra en el Hospital de Niños "Sor María Ludovica", de la ciudad de La Plata.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof calificó como “una vergüenza” que el Gobierno de Cambiemos no haya finalizado las obras en los hospitales que se habían iniciado durante la gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

“Esta obra se planteó en el 2010, pero en agosto de 2019 se paralizó", sostuvo el gobernador y recordó situaciones similares ocurridas en otros hospitales durante la gestión macrista.

Cristina Fernández Axel Kicillof Libertad.mp4

Por su parte, la vicepresidenta Cristina Kirchner pidió a la dirigencia política que deje "la vacuna y la pandemia afuera de la disputa política" y que "contribuya a que no haya tantos contagios" de coronavirus. "Hay que llegar a un acuerdo básico mínimo; hay cosas que no podemos discutir", afirmó, y reclamó "en nombre de tanta gente que no se vacunó por miedo y ya no está" que se termine esa "disputa política" en torno a la pandemia.

La vicepresidenta celebró que el país recibió 20 millones de vacunas y en ese marco pidió a la oposición "en nombre de tanta gente que tal vez no se vacunó por miedo y hoy ya no está y sus familiares lo lloran, en nombre de los trabajadores y trabajadoras de la salud, que por favor dejemos la vacuna y la pandemia afuera de la disputa política, y contribuyamos a que no haya tantos contagios, a que la gente quiera vacunarse".

Al inicio de su discurso, Cristina expreso que "quise estar aquí por varias cosas: por historia y por coyuntura. Primero porque Axel me comentó que esta era una obra que había sido iniciada por otro gobierno. Me acabo de enterar recién que había sido planificada en el año 2010, pero lo cierto es que uno puede planificar pero lo importante es cuando las cosas comienzan. Esta obra había sido comenzada por el gobierno de Vidal y sin embargo le quedaba mucho por hacer pero hubo una decisión del gobierno de Axel Kicillof de seguir" con la obra.

Agregó: "Recién Axel rememoraba que cinco hospitales en el conurbano que los habíamos casi terminado en un 95% o en un 85% y sin embargo no los continuaron. Vinimos (al hospital Sor María Ludovica) y los hemos terminado".

Señaló que también quería asistir a La Plata "porque me parece que es importante recalcar que también se ha instalado que algunas cosas en relación a la campaña de vacunación son porque hay una grieta. A este hospital venía cuando era chica, acá me vacunaron con la sabín oral. La campaña de la poliomielitis fue después del derrocamiento de Perón, se imaginan la grieta que había en el país. Nos vacunaban obligatoriamente y a nadie se le ocurría decir 'no me doy la vacuna'. No podías cantar la marcha peronista, ni decir la palabra Perón o Evita. Así que se imaginan si había que luchar por las libertades, pero no por las libertades de no vacunarme o de enfermarme, o de contagiar al otro. Por las libertades en serio, por las libertades de votar, de elegir al que uno quiere. Hay cosas que escapan a la grieta, que son mentira que son producto de la grieta. Son producto de la irracionalidad, que debemos decir que no es patrimonio único de la Argentina".

Sobre la disputa entre las restricciones a la libertad y la problemática de los contagios dio su opinión: "Libertad para mí y que se joda el resto no es libertad. La verdadera libertad es cuando uno sacrifica su propia libertad de estar abocado a una tarea solidaria para que los demás sean libres. Cuando estemos todos vacunados y se pueda salir a la calle, y si alguien se contagia saber que le pasa lo mismo que con la gripe....ayudemos a la verdadera libertad de la sociedad que va a ser cuando estemos todos vacunados”, resaltó.

En otro tramo, se refirió al sistema sanitario del país: "Dije que debíamos repensar el sistema de salud y que debíamos ir a un sistema integrado entre los tres subsistemas que existen: público, obras sociales y prepagas. Se armó una… Díganme, ¿no está integrado acaso a las patadas y a la fuerza porque lo impuso la realidad ya que las prepagas no saben dónde colocar a la gente? Lo peor que le puede pasar a una sociedad o gobierno es negarse a discutir la realidad y las cosas evidentes. Tenemos que tener la valentía y sobre todo la inteligencia de poder anticiparnos a lo que va a venir. Sentarnos a discutir sobre cuestiones concretas y buscando soluciones, no buscando divisiones y entorpecer al otro".

La vicepresidenta también hizo en otro pasaje de su discurso un "llamado a los medios de comunicación" para que contribuyan a garantizar información veraz a la población y que no se ponga "en duda la palabra de los médicos y de la ciencia". Agregó: "Debería haber un acuerdo tácito de la sociedad para hacerle caso a los médicos".

En esa línea, Cristina Kirchner pidió "no buscar divisiones ni entorpecer al otro" en el marco de la gravedad que implica la pandemia de coronavirus porque, consideró, eso "es lo peor que le puede pasar a la sociedad"·

Y concluyó: "Vamos a salir con la vacuna, vamos a volver a ser felices" expresó y consideró necesario que la dirigencia "discuta las cuestiones verdaderamente importantes" para la sociedad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario