Secciones
Transición

Los funcionarios de Macri ya se preparan para dejar sus cargos

Ninguno de los ministros parece tener lugar en el gabinete de Rodríguez Larreta o de los gobernadores radicales de Juntos por el Cambio. La primera línea del gabinete afirma que vuelve a la actividad privada y a trabajar en Ongs.

Lunes 25 de Noviembre de 2019

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, el hombre fuerte del gobierno de Macri, se correrá de la escena pública durante unos meses. Aunque se dijo que iría a estudiar a Estados Unidos, desde su entorno lo negaron. “Va a intercalar la actividad política con la consultoría”, se indicó, en un informe publicado por el diario La Nación, sobre el futuro de los funcionarios del gobierno nacional.

Distinto es el caso de Rogelio Frigerio. “¿El año que viene? Voy a buscar trabajo”, dijo a ese periódico el ministro del Interior. El funcionario que llevó adelante la relación con los gobernadores también se reservará la primera etapa del año para descansar y pasar tiempo en familia. Atrás quedaron las aspiraciones de transformarse en el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de acuerdo al matutino porteño.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, es otro que no resolvió qué hará. “No lo pensé aún, la verdad. Estoy enfocado en terminar en orden la gestión y entregar lo mejor posible. Cuando termine veré qué hago el año que viene”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda.

Guillermo Dietrich es el funcionario que más preparó su tránsito fuera del Poder Ejecutivo. El ministro de Transporte avanzará en tres planos: después de lo que fue su experiencia con la fiscalización, liderará los temas relacionados con el voluntariado, creará una fundación dedicada a los temas de transporte –será un think tank que pondrá en marcha junto a Manuela López Menéndez– y, tras 10 años en la función pública, volverá a la empresa familiar.

Patricia Bullrich ya trabaja en lo que será su nuevo rol a partir del 11 de diciembre. Es que la ministra de Seguridad asumirá la presidencia de PRO, el partido de Mauricio Macri, que desde ese lugar actuará como vocera del macrismo en temas de seguridad.

Jorge Faurie, que se encuentra en Japón donde participó de la última reunión de G-20 de cancilleres, comenzará a hacer política en su provincia, Santa Fe. Además, continuará vinculado como una especia de asesor para temas de política exterior.

Germán Garavano es otro de los que volverá a la actividad privada. El ministro de Justicia se prepara para volver al oficio, como abogado en un estudio jurídico. También tiene en vista colaborar en programas académicos y ONG para, según dijo, “mejorar la Justicia”.

En medio de los conflictos internos por la renuncia de Adolfo Rubinstein, Carolina Stanley también delinea lo que será su futuro profesional. Está hablando con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, con la que trabaja en conjunto desde 2003. Una de las posibilidades es que ambas lideren una fundación, aunque todo esto está en estado embrionario.

Uno de los que sorprendió fue Dante Sica. “En principio, voy a salir a recorrer el sur en moto”, confió, entre risas, el ministro de Producción y Trabajo. Después de sus vacaciones, volverá al sector privado, aunque todavía no tenía definido “el formato”.

Oscar Aguad dijo a La Nación que regresará a Córdoba. El ministro de Defensa se reincorporará a su estudio de abogados en la provincia y continuará, según explicó, “militando políticamente en Juntos por el Cambio”.

Abogado y profesor universitario, Alejandro Finocchiaro continuará ligado al mundo académico. El ministro de Educación impartirá clases en varias universidades, como la de La Matanza, donde fue decano de Derecho y Ciencia Política.

Luis Miguel Etchevehere regresa al sector privado. “Es probable que empiece a colaborar en las empresas familiares”, aseguraron cerca del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, al mismo tiempo quiere seguir ligado a Cambiemos y cuidando el “legado” de su gestión, explicó el paranaense.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario