Secciones
Elecciones 2019

La reconciliación de Pichetto y Carrió, en las notas políticas del feriado

Se conocieron ayer algunos nombres de candidatos a legisladores, aunque sonaron más los desistimientos, sobre todo en el espacio de Lavagna

Viernes 21 de Junio de 2019

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, dialogó con Elisa Carrió, tras recibir y aceptar la propuesta de acompañar en la fórmula presidencial a Mauricio Macri. Pero para terminar de afinar ese vínculo, se encontraron este martes en la casa del exfuncionario Mario Quintana, hoy convertido en un hombre de confianza de la diputada nacional oficialista.

En el encuentro de tres, conversaron sobre la futura campaña electoral y la situación general del país. Pichetto salió de la comida y dijo a los suyos que fue una reunión muy importante y positiva donde Carrió le reiteró personalmente el apoyo que le había adelantado por teléfono.

Y le dedicó un elogio a medida del oído presidencial: “Va a ser un vicepresidente perfecto”, señaló la chaqueña, según consignó Clarín. Además, la dama recurrió al humor para decir que será “el vice perfecto, lo contrario de mí si estuviera en ese rol”.

En el encuentro que tuvieron el martes por la noche quedaron en continuar hablando y la diputada, además del apoyo, le reconoció a Pichetto su vocación democrática.

En la charla afectuosa –impensada poco tiempo atrás, en virtud de la posición bien diferente que ambos mantienen sobre el desafuero de Cristina Kirchner–, repasaron debates que compartieron de cuando ambos eran diputados nacionales, como la discusión de la primera ley del Consejo de la Magistratura. Las dos horas de conversación entre Pichetto, Carrió y Quintana finalizó con la promesa de nuevos encuentros, en medio de una campaña electoral que los encontrará unidos.

La danza de nombres

El espacio del candidato presidencial Roberto Lavagna, en el que Margarita Stolbizer iría de candidata a diputada nacional, barajó la posibilidad de sumar l neurólogo y neurocientífico Facundo Manes, y también al titular de la Red Solidaria Juan Carr y a la escritora Claudia Piñeiro, entre otros.

La posibilidad de que Manes, que estuvo cerca de postularse a diputado nacional de Cambiemos en las legislativas de 2017, sea candidato de la fuerza Lavagna-Juan Manuel Urtubey se frustró ayer. Antes de irse a Inglaterra, planteó que estaría en las filas de un frente que tenga como prioridad combatir la pobreza. Elogió a Lavagna, remarcó que tiene buen vínculo con María Eugenia Vidal y contó que se reunió con el titular del PJ porteño, Víctor Santa María. También conversa con Alberto Fernández, recordó La Nación, pero finalmente no aceptó la oferta.

A Carr lo invitan a sumarse a la actividad partidaria desde hace años. Le ofrecieron ser candidato a vicepresidente, vicegobernador, diputado o ministro. Tiene diálogo con todos, desde Mauricio Macri hasta Cristina Kirchner y el papa Francisco. También conversa con Manes, Marcelo Tinelli , Rodolfo D’Onofrio, Ernesto Sanz, Eduardo Wado De Pedro y Leandro Santoro. A los dirigentes que le ofrecen un lugar en sus frentes les responde lo mismo: valora la política, pero no se siente atraído por ocupar un cargo, indicó el mismo diario.

Piñeiro, activa militante por la legalización del aborto, también recibió ofrecimientos de diferentes espacios. Escuchó algunas propuestas, pero su postura es clara: le interesa la política, pero no pretende involucrarse en la actividad partidaria.

En el espacio de Lavagna y el GEN consideran que la “tercera vía” necesita “radicarse en la sociedad civil”. Por estas horas se discutía la posibilidad de que la médica Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer, ocupe el segundo casillero de diputados nacionales en la ciudad, detrás de Marco Lavagna. Nuevamente, se habló de incorporar a Beatriz Sarlo, cercana al socialismo, pero la ensayista no está interesada en competir.

Daniel Scioli se bajó de la candidatura presidencial

El candidato presidencial del peronismo en 2015, Daniel Scioli, resignó su precandidatura presidencial y de este modo no habrá competencia en las PASO dentro del justicialismo, lo que incluye al kirchnerismo y al massismo.

El exgobernador bonaerense era el último postulante a la pelea presidencial que quedaba en pie. Pero luego de varias charlas con Alberto Fernández, declinó de competir.

Scioli había lanzado su candidatura presidencial en marzo e incluso barajó la posibilidad de competir en las primarias con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Luego, el bonaerense fue tentado por Juan Schiaretti quien, en una reunión de la frustrada alianza “Alternativa Federal” había invitado a Scioli y a Marcelo Tinelli a formar parte de ese nucleamiento.

Pero al decidir Cristina que Alberto Fernández fuera cabeza de lista presidencial, el exgobernador intentó acercarse al nuevo candidato del espacio K, quien le pidió participar en el esquema del flamante “Frente de Todos”. Pero hasta el momento, el apoyo del hombre del color naranja no se tradujo en hechos concretos (o sea, nadie de su esquema en las listas electorales) sino en promesas de participación en un eventual gobierno de la dupla formada por Cristina y Alberto los Fernández.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario