Secciones
Chaco

Gobernador no quiere aumentar sueldos, porque van directo a la usura

El gobernador del Chaco dice que no subirá los sueldos de los estatales, para que luego termine en créditos que se apropien de los trabajadores

Jueves 17 de Septiembre de 2020

El gobernador kirchnerista del Chaco, Jorge Capitanich anunció una recomposición salarial del 7,8 por ciento para los docentes, la que definió como “la reinstauración de la cláusula gatillo” suspendida “circunstancialmente” por el impacto financiero negativo de la pandemia.

Para describir el “enorme esfuerzo” del Gobierno para alcanzar ese ofrecimiento, recordó que el año comenzó con un primer tramo de la cláusula gatillo y que la Nación decidió abonar “doble incentivo”, y con el Nuevo Banco del Chaco promovieron un programa de refinanciación de deudas de trabajadores públicos, lo que para él representa “mayores ingresos”.

Paralelamente cuestionó la toma de créditos y disparó contra las financieras: “Queremos erradicar la usura y los usureros, aquellas cooperativas de crédito o mutuales, o compañías financieras que se apropian de los trabajadores y los extorsionan con tasas de interés absolutamente impagables que afectan parte del ingreso disponible”, anunció.

“No vamos a pactar ni con la usura ni con los usureros”, aseveró, y lo que siguió fue sorprendente: “Tampoco vamos a incrementar salarios para que el excedente sea capturado por un grupo minoritario de base corporativa que se llena los bolsillos a costa del sufrimiento de nuestros trabajadores”.

Y para completar profundizó: “Muchas veces, cuando se aumenta el salario público, esa cuota parte va directamente al usurero y nunca al empleado. Nosotros queremos que esa plata le llegue al empleado, a su familia que pueda alimentar mejor a su familia, vestir a su familia, comprar los útiles necesarios”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario