Secciones
Cámara de Diputados

Diputados: ingresó el proyecto de Emergencia Alimentaria y pedirán tratarlo el jueves

La iniciativa cuenta con un amplio apoyo de todo el arco opositor. Solicitan que se incrementen un 50% las partidas destinadas a la alimentación y nutrición

Lunes 09 de Septiembre de 2019

Diputados nacionales de la oposición lograron consensuar un proyecto único para declarar la Emergencia Alimentaria y pedirán sesión especial para el jueves a las 11 con el fin de aprobarlo sobre tablas, aunque necesitarán para ello los votos de los dos tercios de los presentes, algo que no podrán conseguir sin la anuencia de Juntos por el Cambio. La iniciativa ingresó ayer a las 19.10 por Mesa de Entradas de la Cámara baja con 13 firmas, correspondientes a representantes del Frente de Todos, el bloque Justicialista, los puntanos de Unidad Justicialista y los misioneros del Frente Renovador de la Concordia.

“Logramos unificar un proyecto de Emergencia Alimentaria para ser tratado el jueves en sesión especial. La oposición está unida y decidida a aprobar esta medida porque entendemos que es una necesidad urgente”, afirmó Leonardo Grosso (Movimiento Evita), uno de los principales promotores de la medida.

El legislador advirtió que “el Gobierno debería tener la responsabilidad de hacerse cargo de este problema que ellos generaron y tomar medidas urgentes antes del jueves. De no ser así, se avanzará con la sesión especial para darle media sanción”.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, señaló ayer tras una reunión con la cúpula de la CGT que “la emergencia alimentaria depende del Congreso”, con lo cual descartó que el Gobierno vaya a declarar por decreto la medida que exige la oposición junto a movimientos sociales.

Asimismo, según trascendió, el Gobierno y la CGT hablaron de la posibilidad de implementar una “tarjeta alimentaria” para ciudadanos desocupados.

Pero más allá de esta decisión, la oposición resolvió presentar el proyecto de emergencia como paso previo al pedido de sesión especial.

Qué dice el proyecto

El proyecto consensuado prorroga hasta el 31 de diciembre de 2022 la Emergencia Alimentaria nacional, que vence el 31 de diciembre este año, según la Ley Nº 27.345, sancionada en 2016, que extendió a su vez la emergencia social por el mismo período. La iniciativa dispone “un incremento de emergencia” de, como mínimo, el 50% de las partidas presupuestarias vigentes este año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición.

También se faculta al jefe de Gabinete a que, durante la vigencia de la Emergencia Alimentaria, actualice trimestralmente estas partidas presupuestarias, tomando como “referencias mínimas” el aumento de la variación porcentual del rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la variación de la canasta básica alimentaria según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec).

A su vez, se habilita al Poder Ejecutivo Nacional a “disponer las ampliaciones y las reestructuraciones presupuestarias, y las decisiones administrativas conducentes a un abordaje efectivo de la emergencia alimentaria y nutricional”.

Se establece en este sentido que “las reestructuraciones presupuestarias no podrán realizarse con la reducción de los créditos correspondientes a la finalidad Servicios sociales’’. Por último, el proyecto indica que la Sindicatura General de la Nación (Sigen) deberá realizar de manera anual un control periódico sobre las partidas del Presupuesto Nacional destinadas a la alimentación saludable como “política de Estado”.

Por la devaluación, la CGT reclama paritarias y un bono de 5.000 pesos

Tras la fuerte aceleración de los precios que se registra en las últimas semanas, la Confederación General del Trabajo (CGT) desempolvó su reclamo de reapertura de paritarias al tiempo que le exigió al Gobierno el inmediato pago de un bono universal.

Las exigencias de la central obrera fueron puestas sobre la mesa en la reunión que sindicalistas mantuvieron ayer con los ministros Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Dante Sica (Producción).

“Se impone que el Gobierno tome urgente nota de la dramática situación social y, entre otras cosas, amplíe las partidas de los comedores escolares y extienda su funcionamiento los sábados y domingos, y que pague un bono de 5.000 pesos a todos los trabajadores”, deslizaron voceros gremiales a Télam luego del encuentro.

La central sindical reclamó a Stanley y Sica la reapertura de las negociaciones convencionales por “los fuertes aumentos” de la canasta alimentaria y “el elevado índice de inflación”.

En ese contexto, los gremialistas ya se anticipan a las negociaciones que los propios sindicatos podrían solicitar en estos días con los empresarios. “Si patrones y obreros acuerdan un aumento, Producción y Trabajo debe homologarlo”, señaló Gerardo Martínez, jefe de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) antes de la reunión en Desarrollo Social con Stanley y Sica.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el ministro de Producción y Trabajo, les pidió a los dirigentes cegetistas “una semana de plazo” para estudiar la metodología de la bonificación. Antes quieren evaluar el impacto, sobre todo, para las pymes. “Podría ser en un solo pago en septiembre o dividido en dos en septiembre y octubre”, informó a Clarín un importante dirigente de la CGT. Los jubilados no estarían contemplados en el bono.

Por lo que se detalló en la reunión entre los dirigentes de la central obrera (estuvieron los cosecretarios generales Carlos Acuña y Héctor Daer, Gerardo Martínez (del gremio de la construcción), Andrés Rodríguez (Upcn), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Antonio Calo (UOM) y Armando Cavalieri (Comercio), además de los funcionarios que representaron al gobierno nacional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario