Secciones
Accidente fatal

Cuatro docentes murieron en un choque frontal

Tres de los cuerpos fueron despedidos del vehículo. Además de los fallecidos, dos personas resultaron heridas de gravedad.

Viernes 23 de Agosto de 2019

Cuatro personas murieron y dos resultaron con heridas de gravedad en un choque frontal que se produjo ayer a la tarde en la nueva traza de la ruta 38, a la altura de la Escuela Agrotécnica de Famaillá, en la provincia de Tucumán.

"La educación de Tucumán siente una gran tristeza, perdimos a cuatro de nosotros, el dolor es profundo. Estamos al lado de las familias y de sus alumnos", expresó el ministro de Educación de esa provincia, Juan Pablo Lichtmajer sobre lo sucedido.

Y anunció: "Dispusimos en el día de hoy duelo y la bandera se izará a media asta en todas las escuelas tucumanas, en honor a nuestros docentes".

Las identidades de las víctimas fatales, aún no se dieron a conocer y la policía sigue investigando las causas del siniestro

La tragedia se produjo cerca de las 18.45 cuando chocaron de frente un Fiat Argo en el que se trasladaban cinco profesores de educación física hacia la localidad Graneros, donde residirían la mayoría de ellos, y un Nissan March, que manejaba una mujer.

El escenario que quedó después de que se produjera el accidente fue desolador. La mujer, que falleció casi en el acto, según estimaron los médicos, quedó atrapada contra el volante del Nissan. En la ruta, los rescatistas se encontraron con los cuerpos de tres hombres que habían salido despedidos del otro vehículo. Otros dos jóvenes, que quedaron en el interior del Argo, fueron rescatados por los automovilistas que pasaban por el lugar.

"Sólo uno de ellos estaba consciente. Él nos contó que eran docentes que regresaban de haber participado de un curso de capacitación que se había desarrollado en la capital y que viajaban a Graneros, donde residían. Estaba muy golpeado, ensangrentado. Después de que lo sacamos, lo único que hacía era preguntar por sus compañeros", relató Marcos Medina, una de las personas que llegó al lugar a los pocos minutos de haberse desencadenado la tragedia.

"Todavía no podemos determinar cómo se produjo el percance. Faltan realizar las pericias correspondientes", explicó el jefe de la Unidad Regional Oeste, Carlos Castro. "El cuadro con el que se encontraron los hombres fue espantoso; ni siquiera podíamos determinar en qué vehículos se trasladaban las otras personas que perecieron", agregó en declaraciones al diario La Gaceta.

Todo parecería indicar que la tragedia se desencadenó por una mala maniobra que realizó uno de los conductores. La hipótesis más fuerte que manejaban los peritos era que uno de los dos podría haberse quedado dormido y se cruzó de carril o que intentó sobrepasar a otro vehículo sin percatarse de que en la mano contraria circulaba el otro auto de frente.

Tampoco se descarta que uno de los autos haya sufrido un desperfecto mecánico o la pinchadura de una de sus ruedas delanteras, que lo hizo ir de frente contra el otro vehículo.

Sí se confirmó que el accidente se produjo de día, en una recta y con visibilidad buena, ya que no había neblina ni humo generado por la quema de cañaverales.

"Esta es una zona muy complicada por la velocidad en que andan los autos. Es una recta y uno se tienta en acelerar para ganar un par de minutos. Cuando observa uno de estos accidentes termina dándose cuenta de lo que sucedió", reflexionó Víctor Juárez, empresario monterizo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario