El Municipal, picante y solidario

Mirada urbana: Dos caras de una misma realidad; la vida en una zona emblemática. Historia del barrio que da pelea entre la violencia y la esperanza
26 de diciembre 2014 · 06:54hs

Pablo Felizia / De la Redacción de UNO
[email protected]

 

 

 

El Municipal, se llama en realidad barrio Ricardo Güiraldes. Ubicado entre Churruarín y Manuel Crespo, en la costumbre de nombrarlo de otra forma se esconde su historia: una compleja y contradictoria, de violencia y de esperanza.

 


No es fácil tomar posición para poder caracterizarlo. Hay un recuento triste de noticias policiales recientes que muestran una de sus caras: la violenta, la del joven soldadito de esquina, la que lo junta a la palabra narco y la que enseguida  le estampa la muerte como se sube una garrapata a un perro de la calle.

 


Pero también hay otra y es distinta, diametralmente opuesta, una que habla de esperanza y solidaridad, de vecinos que dan pelea, de niños que juegan en la calle o van en busca de la merienda en el fondo de la plaza de los Trabajadores. Ahí, enclavado, está el centro comunitario que lleva de nombre Ricardo Güiraldes, la designación oficial de toda la zona. Con certezas, el barrio es todo eso; así de mezclado, así de confuso.

 


Su origen o como lo recuerdan los vecinos, también está cruzado por cada uno de sus dos aspectos. Mónica Martínez hace seis años que está al frente de la vecinal y desde agosto tiene un nuevo mandato. El domingo hicieron un pesebre viviente y después de la siesta contó a UNO una historia que la tiene como partícipe y en la que su protagonista fue el entonces intendente de Paraná Juan Carlos Esparza.

 


“Fuimos erradicados de Güemes, allá, en el Paseo Jardín. Eran tiempos de los militares. El viejo Esparza nos llevó los boletos de compraventa. Fue una noche y le preparamos empanadas. Los militares nos querían sacar del lugar donde estábamos. Desde un Jeep, los milicos le decían que se apure y lo llamaban; Esparza iba a ir preso esa misma noche o madrugada. Creo que tenía puesto un buzo nomás. Después pasaron la topadora y nos trajeron al barrio”, relató Martínez.

 


En un principio eran todos empleados municipales y por eso le quedó la denominación. “Pero se llama Güiraldes. El Concejo Deliberante lo cambió por el nombre del escritor y también llamó así al centro comunitario”, agregó Martínez.

 


Ella consideró que hay por lo menos 800 familias entre calles y pasillos. Hoy, como en todo barrio, hay quienes tienen trabajo genuino, otros que hacen changas, están los que cobran algún plan o ayuda social, los jubilados y los desocupados. “Tenés de todo”, sintetizó.   

 


En el centro comunitario dan copa de leche y comida para 250 personas. “Martes, jueves y sábados la leche. Lunes, miércoles y viernes la comida.

 

Les damos una vianda y se la llevan. De esto hace ya unos dos años, capaz más”, contó Martínez y explicó que la posibilidad que brindan fue gracias a donaciones. En especial, nombró a dos psicopedagogos de apellido Sccamaca con los cuales tenían previsto el martes pasado entregar una canasta navideña con pan dulce y otras cosas.  “Le vamos a incorporar bolsones con un pollo, un jugo, arroz, yerba, azúcar y demás para la gente del comedor”.

 

 

Entre calles y pasillos

 


Entre las calles del barrio hay quienes opinan que por dos o cuatro personas no debería ser tildado de peligroso. También se dice que los problemas que tienen son como en otros lados y que en los últimos meses hay más tranquilidad. Los archivos de noticias que hacen referencias a la zona, no son tan alentadores.

 


Hay crónicas que hablan de balaceras y emboscadas, allanamientos y despliegue policial, prófugos de asesinatos, secuestros de armas, venta de droga, venganzas, barra bravas e internas, Petaco Barrientos, despóticos benefactores, careos, asociaciones ilícitas, procesados y algunas condenas. Con paredes donde hay pintadas amenazas, dicen que en el barrio, los más bravos son hinchas de Patronato.      

 

 
También tiene mitos que para otros son concretos y reales: hablan de casas con cámaras de vigilancia en la puerta y de muchachos que cuidan pacientes –a veces no tanto–, esquinas y portones. Pero como tiene todo eso, entre sus calles también esconde su contrario.

 


Un tal José, vecino del lugar que así se presentó, se acercó al cronista para confesarle una historia distinta; una que también pasó entre pasillos irregulares.

 


Habló de una familia de apellido Gobatto que, según él, eran trabajadores de Obras Sanitarias.

 


Relató, José, que esta familia aún vive en el vértice del límite con Lomas del Mirador I y II y a mediados de los 80, desde las nuevas barriadas cercanas a Güiraldes, bajaban con botellas y baldes para poder buscar agua dulce.

 

“Fue cuando se inauguró el Lomas. Había hasta cola, en esa casa les daban de la canilla y a la puerta la dejaban abierta todo el día para que la gente busque. Es un lema que tienen, algo así como que el agua es sagrada y hoy los hijos de esa familia siguen con eso; hay muchos que todavía va a buscar con botellas a esa vivienda”, contó.

 


Desde mediados de los 70, debieron esperar 15 años para tener asfalto, al menos en sus principales calles.

 


Dentro del barrio, hay un conjunto de casas que son parecidas, como si hubieran sido construidas mediante algún plan de viviendas. Martínez contó que hace muchos años estaban destinadas a empleados de una repartición, pero que un grupo de vecinos de Hipódromo, que fueron echados –ella volvió a utilizar la palabra erradicados–, se metieron  bajo esos techos y nunca más los pudieron sacar. Hoy, la mayoría de ellos cuentan con escrituras y papeles.

 

 

Urgencias

 


El barrio no tiene gas natural y quedó dentro de una etapa tres de obras que aún no llega. “Es eso y el  puente que se nos cae ahí abajo. Es el que nos une con La Milagrosa. También pedimos el alumbrado de la plaza que no tenemos”, dijo Mónica Martínez que trabajó durante 20 años en la administración pública municipal. Ella no está sola en el trabajo vecinal porque su hija, un hermano y otros, la acompañan para avanzar sobre aquellas cosas que faltan. La plaza de los Trabajadores siempre está cuidada y por lo general mantienen corto el pasto. Ricardo Güiraldes no cuenta con centro de salud ni sala de primeros auxilios. El salón donde entregan la copa de leche tiene adentro un montón de ladrillos huecos y los van a usar para agrandar el lugar: hoy tiene cocina y un baño, pero cuando algún vecino lo pide, se transforma de inmediato en una sala de velatorio. Por eso lo quieren más grande, para dar una mano urgente, cuando sea necesario.

 

Desde hace cuatro meses, un grupo de mujeres reza el rosario y de ahí surgió la idea de hacer un pesebre viviente que concretaron el domingo. Al fin de cuentas, el barrio parece ser todo eso: un picante solidario, un violento esperanzado, un lugar en el mundo donde hay familias que dan pelea para no quedar atrapadas en la red de la tristeza y de la muerte.

 

 

 

Barrio Ricardo Güiraldes


* Según la vecinalista, viven entre calles y pasillos unas 800 familias.

*   Comenzó a poblarse a mediados del 70 y la mayoría eran empleados municipales. De ahí la denominación común, aunque la oficial es barrio Ricardo Güiraldes.

*  El lugar de referencia es el centro comunitario que se encuentra en la plaza de los Trabajadores.


* 250 - Es la cantidad de chicos y adultos que van a la copa de leche y que reciben tres veces por semana una vianda que retiran del centro comunitario. Hace más de dos años mantienen esa cantidad. En el barrio, entre otras necesidades, piden iluminación para la plaza, gas natural y arreglos en el puente que los une con La Milagrosa.

Ver comentarios

Lo último

San Lorenzo debutó en el certamen con un apretado triunfo

San Lorenzo debutó en el certamen con un apretado triunfo

Echagüe sufrió un dura derrota ante San Isidro en el Butta

Echagüe sufrió un dura derrota ante San Isidro en el Butta

Independiente Rivadavia tiene nuevo entrenador

Independiente Rivadavia tiene nuevo entrenador

Ultimo Momento
San Lorenzo debutó en el certamen con un apretado triunfo

San Lorenzo debutó en el certamen con un apretado triunfo

Echagüe sufrió un dura derrota ante San Isidro en el Butta

Echagüe sufrió un dura derrota ante San Isidro en el Butta

Independiente Rivadavia tiene nuevo entrenador

Independiente Rivadavia tiene nuevo entrenador

Patronato tiene fecha para su próximo viaje

Patronato tiene fecha para su próximo viaje

Copa América: comenzó la venta de entradas

Copa América: comenzó la venta de entradas

Policiales
María Grande: se hizo pasar por contador y le robó 22 mil dólares a una mujer

María Grande: se hizo pasar por contador y le robó 22 mil dólares a una mujer

Fueron detenidos tras no pagar la estadía en Federación

Fueron detenidos tras no pagar la estadía en Federación

Policías acusados de operar en banda delictiva

Policías acusados de operar en banda delictiva

San Benito: dieron detalles de la detención de un hombre por acoso callejero

San Benito: dieron detalles de la detención de un hombre por acoso callejero

General Ramírez: encontraron un cráneo en la calle

General Ramírez: encontraron un cráneo en la calle

Ovación
Echagüe sufrió un dura derrota ante San Isidro en el Butta

Echagüe sufrió un dura derrota ante San Isidro en el Butta

San Lorenzo debutó en el certamen con un apretado triunfo

San Lorenzo debutó en el certamen con un apretado triunfo

El TC 2000 abre su temporada en Concordia

El TC 2000 abre su temporada en Concordia

Copa América: comenzó la venta de entradas

Copa América: comenzó la venta de entradas

Independiente Rivadavia tiene nuevo entrenador

Independiente Rivadavia tiene nuevo entrenador

La provincia
Aviso por tormentas fuertes para una zona de Entre Ríos

Aviso por tormentas fuertes para una zona de Entre Ríos

Convocan a entrenamientos laborales en empresas privadas

Convocan a entrenamientos laborales en empresas privadas

Paraná: el Municipio se compromete con la marcha 24 de Marzo

Paraná: el Municipio se compromete con la marcha 24 de Marzo

El IAPV sale a controlar que vecinos paguen impuestos y tasas

El IAPV sale a controlar que vecinos paguen impuestos y tasas

Asumió el nuevo presidente de CTM de Salto Grande

Asumió el nuevo presidente de CTM de Salto Grande

Dejanos tu comentario