Secciones
Paraná

El crimen de González: se cae la idea que la Policía intervino

La Justicia ordenó por el crimen un allanamiento. Se robustece la hipótesis que un allegado lo asesinó. No hay indicios contra personal de la octava

Martes 04 de Enero de 2022

Este martes se realizaron una serie de medidas judiciales en la causa que se trata de aclarar el crimen de José Luis González, el joven que fue asesinado y abandonado su cuerpo en el río Paraná, en inmediaciones de la isla bonita.

González, el joven de 22 años fue ultimado por un golpe contundente en la zona craneal, según notificó en su momento la justicia de Santa Fe.

Como consecuencia del homicidio, y la denuncia formulada por familiares de la víctima se inició una investigación para establecer si personal policial de la comisaría octava, tuvo intervención en el crimen.

Esto provocó una severa polémica entre el jefe de Policía Gustavo Maslein, que defendió al personal policial, tras asegurar que no tenía nada que ver, y algunos sectores vinculados con los Derechos Humanos que fueron críticos de la aparente situación ilegal.

La hipótesis sobre la Policía

En definitiva, este martes a la tarde, una autoridad judicial confirmó a UNO, que hasta el momento no había ninguna prueba contundente, ni siquiera indicio que pudiera relacionar a los policías de la comisaría octava, que realizaron una identificación de González, con la muerte violenta.

"No es firme esa hipótesis, y con los elementos obrantes, está prácticamente confirmado que González cuando fue asesinado no estuvo con el personal de la comisaría octava, y si en otro lugar dos días después", referenció la fuente judicial que se encuentra en feria.

Aportó: "Todos los testimonios dan cuenta que González fue visto dos días después de la intervención policial, en la zona del barrio Los Arenales y en el Camino Costero con otras personas, por lo que se descartaría la presencia de policías en el crimen".

De esta manera, todas las miradas apuntan a establecer quien o quiénes fueron las personas allegadas a la víctima que le habrían dado muerte.

En la jornada del lunes, en la fiscalía fue notificada de esta situación, la madre de la víctima quien fue anoticiada de todas las novedades. Los familiares habían reclamado aclarar esta hipótesis, y de allí que se realizaron varias diligencias que llegaron a esta situación que desvincula a los uniformados del hecho.

Allanamiento e inspección

En esa línea, este martes se realizaron medidas judiciales en la zona del barrio Los Arenales y en el Camino Costero. De esa manera, el juez Ricardo Bonazzola a pedido de la fiscalía en turno, autorizó el allanamiento en una precaria vivienda ubicada a corta distancia del río Paraná.

En el lugar se encontraron algunos recipientes con marihuana y un par de elementos que fueron secuestrados para ser peritados en los laboratorios de la Dirección de Criminalística. Se incautaron una pala y otra herramienta, que serán analizadas para establecer si se las utilizó o no para golpear en la cabeza en la víctima.

Hasta ahora la investigación a cargo de la División Homicidios, logró llegar a ubicar a González en esa zona caminando junto a una o dos personas. Se sigue trabajando para establecer, con quién estuvo hasta último momento, previo a ser asesinado.

La inspección ocular, allanamiento y rastrillaje se realizó entre las 8 y las 13 de este martes, y todo lo secuestrado, fue puesto a disposición de la fiscalía en turno.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario