Inflación
Sábado 18 de Agosto de 2018

Precios: El consumidor pagó en góndola 5,9 veces más de lo que recibió el productor

Ante la alta volatibilidad de los precios en góndola, baja la participación del productor en el precio de venta final. La naranja, la pera y la zanahoria fueron los productos con más brecha. El huevo, el pollo, el repollo y la frutilla, los de menos.

La brecha de precios entre origen y destino de los productos agropecuarios subió 11,4 % en julio.En promedio, el consumidor pagó en góndola 5,9 veces más de lo que recibió el productor en la puerta de su campo.


Para los productos agrícolas, la brecha creció 13,4 %, ubicándose en 6,35 veces. La participación del productor en los precios finales de los productos relevados descendió a 21,2 %, uno de los más bajos desde que se mide. La naranja, la pera y la zanahoria fueron los productos con más brecha. El huevo, el pollo, el repollo y la frutilla, los de menos.


La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios subió 11,4% en julio, alcanzando una diferencia de 5,9 veces para el promedio de los productos relevados.


Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 500 verdulerías y mercados, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.


En julio, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 6,35 veces, 13,4% mayor a junio, subiendo por sexto mes consecutivo.


El IPOD ganadero, en tanto, bajó 0,3%, ubicándose en 3,98 veces, manteniéndose desde hace tres meses en valores relativamente similares.


Los productos con mayores brechas en julio fueron: la pera, donde el precio se multiplicó por 11,7 veces desde que salió del campo del productor; la naranja, con una multiplicación de 11 veces, similar a la de junio; la zanahoria (11 veces), el limón (9,6 veces) y la mandarina (8,9 veces).


En cambio, en otros productos como la frutilla el consumidor pagó apenas 2,97 veces más de lo que recibió el productor; en el huevo, 2,38; en la carne de pollo, 2,44 y en el repollo, 2,63 veces. En este último se registró una suba de 23,5% en los precios al productor en La Plata y el conurbano bonaerense, lo que incidió en una caída de la brecha.


Con la significativa ampliación de la brecha en julio, la participación promedio del productor en el precio final del producto bajó 13,8%, explicando sólo el 21,2% de los precios, uno de los valores más bajos desde que se comenzó con la medición.


En resumen, de los 25 productos analizados, en 16 se registraron subas en las brechas y en 9 caídas. A su vez, en 15 productos se registraron descensos en los precios al productor y en 20 incrementos en los precios de góndola, lo que refleja claramente la peor situación del productor agropecuario en julio.


La situación del productor es delicada porque a la pérdida de participación en julio se le sumaron incrementos en los precios de los combustibles y de los insumos generales.



Comentarios