Secciones
FMI

FMI: El giro de fondos debe "esperar un rato"

Lo afirmó el director interino del organismo, David Lipton. Lacunza y su equipo fueron cautos, aunque el avance del programa genera dudas.

Miércoles 25 de Septiembre de 2019

La relación financiera entre el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Gobierno de Mauricio Macri parecieron enfriarse luego de las declaraciones radiales del director interino del organismo, David Lipton, quien aventuró un nuevo escenario, en buena medida por la performance de Alberto Fernández, que aventajó por 15 puntos a Macri en las PASO. Sus dichos se conocen luego del encuentro que mantuvo con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, en Nueva York. En la entrevista, Lipton reconoció que cualquier giro de fondos por parte del organismo “tenga que esperar un rato, en la admisión más frontal por parte del Fondo de que la relación financiera con la Argentina ha quedado virtualmente congelada. “La situación de Argentina en este momento es extremadamente compleja”, continuó Lipton en la misma entrevista, en sus últimos días frente al FMI ya que, desde el 1º de octubre la búlgara Kristalina Georgieva asumirá como directora gerente.

Las manifestaciones del funcionario representan la primera “manifestación explícita” desde el FMI de la entrada en suspenso del préstamos stand-by para la Argentina, por los 57.000 millones de dólares, a tres años, publicó El Cronista.

Se esperaba en el país que en torno del 15 de este mes se diera el sexto desembolso por 5.400 millones de dólares, monto con el que gobierno de Mauricio Macri hubiera recibido el 90% del préstamo en 15 meses.

Pero el resultado de las elecciones primarias del 11 de agosto, que ubicaron al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, 15 puntos arriba de Macri, modificaron el panorama hacia adelante: la continuidad del programa del FMI ya no depende tanto del oficialismo que hoy gobierna, sino de las perspectivas que tenga el propio Fernández y su equipo.

Lacunza con la nueva jefa

Unas horas después de ser designada para conducir el FMI, Kristalina Georgieva se reunió en Washington con el ministro Lacunza, y dejó en claro que la Argentina estará al tope de sus prioridades. El encuentro entre Lacunza y Georgieva, solicitado por el Gobierno, fue breve y protocolar, pero sirvió para tener la primera conversación sobre el futuro de la Argentina, consignó La Nación.

La reunión se dio horas después de que los 24 directores que integran el board del Fondo la designaran para reemplazar a Christine Lagarde al frente del organismo de financiamiento externo.

Las “metas” a cumplir por el Gobierno

La delegación argentina que se reunió con el Fondo hizo hincapié en el cumplimiento de las metas fiscales y monetarias del acuerdo, al menos hasta el cierre del segundo trimestre. Además, se remarcó que el Gobierno sobrecumplirá la meta fiscal del tercer trimestre –un logro que, en parte, está alimentado por el rebrote inflacionario por la devaluación del peso en agosto– y cerrará el año dentro de la pauta de déficit primario del 0,5% del producto bruto prevista gracias a las “salvaguardas” en infraestructura y gasto social.

Fuentes del Ministerio de Hacienda reiteraron el martes que “la Argentina cumplió con todo” lo pactado, pero, a la vez, reconocieron que existe un impacto por la incertidumbre electoral ya que “no se sabe quién va a ser el próximo presidente”.

Por esta razón, Lacunza y su equipo ya están diagramando la reunión anual del 14 de octubre, aunque la realidad indica que la incertidumbre electoral plantea interrogantes hacia el futuro.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario