Secciones
Dólares

Dólares: la medida del BCRA "no tiene fines recaudatorios"

Para el economista Gabriel Weidmann la medida del BCRA "es una devaluación encubierta para desincentivar la compra de dólares para atesoramiento".

Miércoles 16 de Septiembre de 2020

Las medidas cambiarias para la compra de dólares establecidas ayer por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) provocaron todo tipo de reacciones. El licenciado en Economía Gabriel Weidmann habló con La Mañana de UNO por radio 97.1 La Red Paraná para aclarar un poco el panorama algunos conceptos demasiado técnicos.

Embed

Así ejemplificó que si se quiere comprar dólares por home banking costará unos 130 pesos ya que al dólar oficial -en torno a los 75 u 80 pesos- que antes se sumaba el impuesto PAIS, hasta ahora con 30%, se suma una retención o impuesto del 35% a la cotización oficial; es decir se termina pagando el valor de la cotización, más un impuesto y una retención del Impuesto a las Ganancias o Bienes Personales. La novedad es que se podrá recuperar un monto al pagar Impuesto a las Ganancias o Bienes Personales, que se devolverá a fin de año, a través de un formulario que pondrá a disposición AFIP para quienes hayan comprado dolares.

“Aquí se darán dos situaciones: si lo que le han retenido por Impuesto a las Ganancias excede al monto de la compra en dolares, se deberá gestionar la devolución ante AFIP; o si compró dólares por un monto superior a lo que le retuvieron por esos impuestos habrá que pagar esa diferencia y ya no operará una devolución porque se estaría en deuda con AFIP”, explicó.

En este punto señaló que, aunque las operatorias en home banking quedan registradas conviene guardar los comprobantes para tenerlos a la hora de reclamar la devolución.

TE PUEDE INTERESAR: Dólares: 12 puntos a tener en cuenta de la medida del BCRA

Los servicios en dólares

Los servicios dolarizados que se pagan con tarjeta de crédito como Netflix o Amazon, entre otros, ya pagan los impuestos PAIS y sumarían la retención del 35% de los impuestos. La novedad en este punto es que las compras en el exterior o los pagos dolarizados de estos servicios entrarán en el cupo de los 200 dolares habilitados para la compra mensual. Es decir que si uno paga servicios de 50 dólares con tarjeta podrá comprar solo 150 dólares por mes.

Devaluación encubierta

Para el economista la medida no tiene fines recaudatorios sino que se trata de una devaluación encubierta para encarecer el valor del dólar, más allá de una “estrategia de recaudación”, respecto a Ganancias y Bienes Personales.

“Estas retenciones generan diversas situaciones, según el tipo de comprador. A las personas que compran para ahorro les genera una devaluación del 35% que, eventualmente podrían recuperar. Pero, las importaciones de insumos para empresas e industrias se podrán mantener a la cotización oficial, y es lo que más efecto tiene en una contexto inflacionario”, indicó.

“Si esto fuese una devaluación a través del tipo de cambio -lisa y llanamente- aumentaría para todos, para insumos e importaciones de algunos bienes y eso tendría un efecto inflacionario muy fuerte. En cambio ponerlo solamente en la compra de dólares para atesorar, tener una diferencia que no tiene tanto impacto inflacionario. Me parece que hay una buena diferencia; es una devaluación que desincentiva la compra de dólares para atesoramiento que es uno de los principales problemas que está teniendo Argentina”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario