Secciones
Santa Fe

Detuvieron al exjefe de la Federal que fue baleado la semana pasada

El comisario Mariano Valdés y el subcomisario Alberto Bellagio fueron apresados hoy por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. El fiscal Edery descartó que se trate de un hecho personal.

Viernes 20 de Septiembre de 2019

Tras haber sido apartado anoche de la Policía Federal Argentina (PFA), el comisario Mariano Valdés, exjefe de esa fuerza en Santa Fe, fue detenido por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Entre lunes y martes será imputado en la sede de Fiscalía de Villa Constitución.

La medida fue ordenada por la Justicia provincial en el marco de la causa que investiga cómo fue herido cuando viajaba a bordo de un automóvil Ford Focus el 9 de septiembre en la autopista Rosario - Buenos Aires, donde viajaba acompañado por la suboficial Rosana González, de 27 años, que también fue removida de la fuerza.

También fue apresado el subjefe de la dependencia santafesina, Alberto Bellagio, por el presunto delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Además de Valdés, fue apresado el subjefe de la dependencia santafesina, Alberto Bellagio

Ambas detenciones se produjeron hoy a la tarde durante un allanamiento de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en la delegación de la PFA en la capital provincial.

El fiscal de Flagrancia Matías Edery dio detalles de los avances de la investigación y de los resultados de una serie de allanamientos que se concretaron hoy en Santa Fe. "Se detectaron inconsistencias e incumplimiento de deberes de funcionario público que fueron apareciendo en el transcurso de la investigación y cuya identificación se va a determinar en el día de la audiencia", precisó.

Edery explicó que por ahora pudieron determinar la participación de Valdés y de Bellagio para adulterar las pruebas. "Durante los hechos que se fueron dando desde la agresión con arma de fuego hasta las horas posteriores se detectaron algunos elementos y evidencias que faltan en la escena del hecho. Esto habría ocurrido con la participación de diferentes miembros de la fuerza, pero hasta el momento hemos determinado la participación de los dos detenidos".

"Está todo relacionado, la relación es directa con ellos, uno de ellos es el comisario que recibe los tiros y el otro, el segundo, se acerca a la escena del hecho con posterioridad, esa misma noche", agregó.

Respecto a la teoría de las razones por las que el comisario habría sido baleado, Edery afirmó: "Podemos descartar la versión que daba Valdés del hecho del robo, los testimonios recabados con posterioridad y las pericias que realizamos sobre la trayectoria de los disparos nos permiten descartar la versión del comisario".

"Lo que también podemos prácticamente descartar es que se trate de un hecho personal entre los ocupantes del vehículo", aseguró.

Y enseguida agregó la hipótesis de cuál habría sido la mecánica del ataque. "Las pericias nos permiten ubicar la escena del hecho atrás del auto, no al costado, por lo cual el comisario se habría bajado del vehículo para mantener una charla con personas que conocía con anterioridad", relató, para agregar que "primero mantuvo un diálogo, luego una discusión y con posterioridad se produce ese enfrentamiento".

Edery aclaró que en una primera instancia "el enfrentamiento se dio afuera del auto, pero con posterioridad siguió con el comisario dentro repeliendo la agresión".

Según esta hipótesis, Rosana González, la mujer de 27 años que acompañaba a Valdés, no tendría "en principio, ninguna" participación en el hecho. "Estaba siendo trasladada a la dependencia de Santa Fe, es testigo del hecho y víctima, aunque no del todo, porque no sufrió heridas".

Respecto a si fueron identificadas las otras personas que se trasladaban en una camioneta, Edery dijo que "después de varias declaraciones que coincidirían con lo que nosotros tenemos, como las trayectoria de los disparos", se puede inducir que Valdés "detuvo el auto porque quiso detenerlo".

>> Leer más: Una mujer reemplazará a Mariano Valdés en la Policía Federal

En una primera instancia, Valdés había afirmado que fue víctima de un ataque a balazos y que su vida "había corrido peligro", pero días después las pericias contradijeron su testimonio y determinaron que los disparos fueron efectuados desde corta distancia y desde el interior del vehículo.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, calificó a Valdés como "mentiroso disfrazado de policía" y confirmó que será removido de la fuerza.

Este mediodía además se conoció que Roxana Raquel Romero fue designada como jefa de la delegación de la Policía Federal en Santa Fe en reemplazo de Valdés.

Romero se desempeñaba como subcomisaria de la delegación Rosario y ahora pasará a ocupar el máximo cargo en la fuerza federal en Santa Fe.

Policia Federal.jpg

Mientras tanto, ayer fue la primera vez que la ahora exsuboficial Rosana González declaró en el Centro de Justicia Penal (CJP), luego de que se excusó durante una semana mediante un parte médico psiquiátrico.

>> > LEE MÁS: La evidencia que pone en tela de juicio la versión del comisario Mariano Valdés

>>> LEE MÁS: Bullrich echo al comisario Mariano Valdés de la Policía Federal

Según fuentes judiciales, la joven de 27 años siguió con el mismo relato que Valdés sostuvo desde el primer día. Ella iba en el auto con el entonces jefe de la PFA, se detuvieron al costado del camino a cambiar la yerba del mate y ahí fueron atacados por terceros. Respondió que ella no le disparó al comisario, quien resultó herido de bala en la ingle a corta distancia y dejando una marca de ahumamiento en la piel, y en un brazo.

También estuvo en el CJP la esposa de Valdés, quien se mostró ofuscada por lo ocurrido. Dijo que sospechaba de una posible relación entre su marido y González; y que se enteró de que viajaba con una mujer por los medios que dieron cuenta lo ocurrido.

Fuente: La Capital

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario