Secciones
Copa Sudamericana

Colón venció a River de Uruguay y pasó a octavos de final

El Sabalero empezó abajo con gol de Da Luz, pero Bernardi, Morelo y Leguizamón pusieron el 3-1 final en Santa Fe. Su rival será Argentinos o Tolima.

Martes 28 de Mayo de 2019

En un partido con todos los condimentos, Colón cerró un pobre semestre superando como local a River de Uruguay 3-1 y se metió en la 3ª fase de la Copa Sudamericana. Lo hizo fiel a su estilo, sufriendo hasta el final contra un equipo limitado y que con muy poco lo complicó. Christian Bernardi, Wilson Morelo y Nicolás Leguizamón marcaron para el Sabalero; mientras que Mauro Da Luz había puesto en ventaja a los Darseneros.

Pintaba muy complicado el partido para Colón cuando, a los 15', Mauro Da Luz aprovechó una desinteligencia en el fondo y de emboquillada, ante la salida de Leonardo Burián, establecía el 1-0. No achicaron los centrales y entre Emanuel Olivera y Guillermo Ortiz se filtró el volante uruguayo para enmudecer el Brigadier Lopez.

El Sabalero debía hacer dos goles para pasar y fue clave la reacción inmediata en base a sus individualidades. Pulga Rodríguez filtró un balón para Wilson Morelo, quien eludió al arquero y su remate fue despejado por Herrera. Pero el rebote le quedó a Christian Bernardi que, a la carrera y dentro del área, puso el 1-1 a los 17' de juego.

Ese gol revitalizó al equipo, que fue por más y nuevamente de la mano de sus delanteros dio vuelta el resultado. A los 24', un centro al segundo palo permitió que Pulga le ganara a su marcador y habilitara de cabeza a Morelo, quien de palomita y debajo del arco, decretó el 2-1.

En una ráfaga, Colón resolvió lo que parecía muy complicado, desnudando las enormes falencias del fondo uruguayo que otorgó muchas ventajas. No jugó bien el primer tiempo el Rojinegro, pero tuvo en sus delanteros la llave para abrir al equipo visitante y poder vulnerarlo. Desde lo colectivo, Colón dejo dudas, pero por el peso de sus individualidades se impuso en los primeros 45 minutos.

Colón vivió otra noche de felicidad copera y, una vez más, con sufrimiento pese al resultado final. En el segundo tiempo aguantó el marcador y lo definió con un golazo de Nicolás Leguizamón a los 40' del segundo tiempo. Pero antes pudo empatarlo River con un remate de Mauro Da Luz que pegó en el palo y también con un penal que no sancionó el árbitro por una mano de Gonzalo Escobar.

Pero una vez más las individualidades fueron determinantes para la clasificación. Los delanteros mostraron sus credenciales ratificar la diferencia de categoría entre un equipo y otro. Un rival limitado que por momentos complicó a Colón, pero más por la falta de confianza del Sabalero que por méritos propios. De todos modos, lo más importante es que el elenco santafesino cierra el semestre con una alegría después de un inicio muy complicado.

Sigue en carrera en la Copa Sudamericana y en la Copa Argentina y por segundo año consecutivo se mete en los octavos de la Conmebol y mantiene su invicto. No es poco para las turbulencias que debió atravesar el plantel en estos meses. Es cierto que contó con la fortuna de enfrentar a dos rivales limitados y uno de ellos casi amateur como Deportivo Municipal. Pero hizo los deberes y cumplió con el mandato de seguir con vida en la competencia internacional.


Ahora llegara el tiempo de balance y renovación del plantel y la dirigencia, junto a Pancho Ferraro, deberán tomar nota y no encandilarse por estos resultados. Que el árbol no tape el bosque, ya que jugando ante rivales de otra categoría, a Colon no le va alcanzar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario