Secciones
Precios En marzo la inflación fue de 4,8%, la más alta del año, y acumula un 13% en tres meses

Canasta básica: se aceleran subas de precios en productos

Lácteos y aceites marcan la escalada en alimentos. En comercios prevalecen ofertas propias; no hay control oficial del plan Precios Cuidados.

Jueves 15 de Abril de 2021

La inflación en marzo, y en lo que va del mes de abril, ha escalado principalmente en los rubros de la canasta básica. Ayer, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) confirmó que en el tercer mes del año se registró un alza de precios de 4,8%, por encima de la marca de febrero (3,6%) y de enero (4%).

El incremento se da a la par de un poder adquisitivo que no logra recuperarse, con recomposición de haberes que en su mayoría no alcanzan a ganarle a la inflación.

Con el alza de 4,8%, se acumuló en el primer trimestre del año un incremento de 13%.

Detalles del informe

En el caso de los alimentos y bebidas no alcohólicas (4,6%) incidieron principalmente las subas observadas en leche, productos lácteos y huevos; aceites, grasas y manteca; carnes y derivados; verduras, tubérculos y legumbres; y pan y cereales. Estas alzas estuvieron parcialmente compensadas por bajas en frutas, según el Indec.

Conforme el informe, la división con mayor aumento en el mes fue Educación (28,5%), en virtud de las variaciones observadas en los servicios educativos de todos los niveles, seguidos por prendas de vestir y calzado (10,8%).

Se precisó que la suba en cigarrillos explicó la mayor parte del aumento observado en Bebidas alcohólicas y tabaco (6,4%), mientras que la reapertura de cines en la mayoría de las regiones incidió en la suba de la división Recreación y cultura (5,3%). El alza en la división Transporte fue 4,2%; mientras que los incrementos en Productos medicinales, artefactos y equipos para la salud y en Gastos de prepagas incidieron en el aumento de la división Salud del 4%.

Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (1,3%) fueron las de menor aumento en marzo, y también las que muestran la menor suba en términos interanuales.

Asimismo, en las últimas semanas, entre fines de marzo y principios de abril, se advirtió en las góndolas de los productos de la canasta básica, un importante salto de costos. Lácteos y aceites encabezan la lista, que son acompañados por carnes, pan, artículos de primera necesidad, como de limpieza.

Los valores, y precios al consumidor varían tan ampliamente, según las distintas plataformas y superficies comerciales, y variedad de marcas.

LEER MÁS: La inflación de marzo fue del 4,8% y la anual llegó al 42,6%

Sin inspecciones

En los hipermercados, donde está vigente el acuerdo con el gobierno nacional de Precios Cuidados, Precios Máximos y programa de carnes a precios accesibles, estos productos son de difícil obtención.

Como medida paliativa a la inflación, aunque con reducida incidencia en el consumo general –ya que las cadenas de supermercados no están en toda la provincia, por ejemplo– el gobierno nacional extendió esta semana el programa Precios Cuidados, hasta el 12 de julio.

Está presente en 54 cadenas de supermercados de todo el país que cuentan con un total de 2.800 bocas de expendio de todo el país, con una oferta total de 670 artículos, según establece el acuerdo.

Asimismo, el gobierno amplió el programa de Precios Máximos hasta el 15 de mayo próximo; el acuerdo de la carne expiró este sábado.

Según pudo conocer UNO, las tareas de inspección y control –que tiempo atrás realizaba la Dirección de Defensa del Consumidor de la Provincia– no se vienen realizando. Es por ello que a diferencia de lo que sucedía años atrás, la vigencia de estos programas incluía visibilidad de las promociones, listado y exhibición en los accesos a las bocas de expendio, y reemplazo o sustitución de faltantes del programa convenido, por otros productos similares.

Desde el inicio de la pandemia, aunque no debido a ello, no se han resuelto expedientes ni canalizado reclamos o denuncias a la oficina, a través de los distintos canales, sino tan solo aquellos en los que las empresas manifestaron su voluntad para la resolución.

Tampoco se sabe si agentes de la Administradora Federal de Ingresos Públicos (AFIP) llevan adelante esa tarea, como anunció el gobierno nacional. De todos modos, tiene el poder de fiscalizar, pero no sancionar, como es función de Defensa del Consumidor.

Panorama

En el caso de los supermercados locales, en la mirada del empresario local César Fontana, el consumo de la gente se viene manteniendo, a partir del esfuerzo de los propietarios locales para evitar que los incrementos de proveedores golpeen el bolsillo de la gente.

“En nuestro caso, estamos con una política fuerte de ofertas, semanales y variadas, en todos los rubros. Eso nos ha permitido crecer y ganarle a la inflación en cantidades vendidas. Hicimos cambios en el Súper, tenemos ofertas interesantes resignando margen de ganancias, pero no queremos que se vengan abajo las ventas, acompañados por nuestros proveedores”, explicó a UNO.

El supermercadista paranaense reconoció que en las últimas semanas se dieron incrementos importantes en lácteos y en aceites. “Desde hace años tenemos la política de no modificar precios, hasta que nos lleguen de los proveedores”, aclaró y al describir el comportamiento de los precios en esos rubros, mencionó: “Los lácteos aumentaron bastante. Pero luego de la suba, la última semana llegaron con ofertas, por ejemplo en leche larga vida. Seguramente les bajó el consumo y están stockeados”, afirmó acerca del comportamiento de los fabricantes.

La leche larga vida, si bien hay distintas marcas, rondan en un promedio de 90 pesos el litro.

“En aceites –dijo Fontana– también es importante. Yo soy un defensor de las segundas marcas, porque ahí no hay abuso, y cambian de precio cuando no les queda otra. En los últimos meses han llegado nuevas marcas, de buena calidad, porque la gente las vuelve a comprar”, mencionó.

Entre una marca líder de aceite, y una segunda marca, hay una brecha superior al 50%.

En cuanto al pan, otro producto de consumo masivo familiar, dijo que se ha mantenido en general (en su local lo vende a 89 pesos el kilo), ya que más que la harina, se han producido incrementos mayores en insumos o mermeladas para las facturas.

Respecto de las carnes, se observa una desaceleración respecto de fin de año. El ritmo de los cortes había trepado hasta el doble o triple de la inflación, pero ahora se muestra en sintonía o apenas por encima de la inflación general.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario