Secciones
Liga Profesional

Boca suma dudas y lesionados para el domingo

En la previa del partido con River Plate, Boca presentó a varios jugadores tocados. Russo piensa el 11 para el domingo.

Jueves 11 de Marzo de 2021

Cuando parecía que la goleada por 7-1 ante Vélez hacía que Boca llegue al Superclásico con pocas dudas, las lesiones aparecieron en el predio de Ezeiza. Las molestias físicas se hicieron sentir en el equipo de Miguel Ángel Russo, que tuvo una enfermería superpoblada en la semana previa al duelo con River Plate.

El entrenamiento de este jueves dejó más dolores de cabeza que tranquilidad en el cuerpo técnico del Xeneize, luego de que Carlos Tevez y Edwin Cardona no puedan terminar la práctica por distintas lesiones. Si bien nada parece indicar que se vayan a perder el partido, las molestias físicas hacen que ambos corran el riesgo de no llegar al 100 por ciento al duelo del domingo.

A ellos hay que sumarles los nombres de Mauro Zárate y Leonardo Jara. Una contractura muscular marginó al delantero, por medio a que pueda agravarse y dejarlo totalmente afuera incluso de los concentrados para el domingo. El defensor, por su parte, sufrió directamente una distensión que casi con seguridad le impedirá estar ante el Millonario.

Pero las lesiones no solo se presentaron en el último entrenamiento sino que varios son los jugadores que llegarán con lo justo al encuentro en La Bombonera. El primero de ellos es el defensor Carlos Izquierdoz, quien luego de un fuerte golpe en la zona de las costillas parecía que no iba a llegar pero que finalmente no le impidió trabajar con normalidad en las últimas prácticas. Asimismo, el delantero Ramón Ábila prácticamente no pudo trabajar con normalidad durante gran parte del inicio de la temporada, pero parece que finalmente podrá al menos estar entre los convocados el domingo. De igual manera, el defensor Marcos Rojo posiblemente integre el banco de suplentes por primera vez ante River, después de haber trabajado diferenciado para ponerse a punto desde su llegada.

En paralelo a todos estos están los casos de los jugadores que no serán de la partida el domingo pero que igualmente se suman a la enfermería de Boca. El primero de ellos es el mediocampista Diego González, a quien todavía le falta al menos un mes más de recuperación antes de sumarse a los entrenamientos luego de haber sufrido un desplazamiento del hueso del peroné en el último partido de la Copa Diego Maradona. De igual manera, el atacante Eduardo Salvio fue el último en sumarse, luego de tener que ser operado por una rotura de ligamentos cruzados en el partido ante Sarmiento y que estará fuera de acción por entre seis y ocho meses.

Así, en Boca les prenden velas a todos los santos para evitar más lesiones o agravamientos de las ya existentes de cara al partido del domingo, desde las 18, en La Bombonera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario