Bienvenido el puente a Santa Fe, ¿y los caminos cuándo?

Un megaproyecto continental sin participación de los pueblos prevé un enlace en el corredor bioceánico Porto Alegre – Santa Fe – Coquimbo (Chile). Aquí algunas consideraciones
5 de marzo 2017 · 09:21hs
El presidente Mauricio Macri, el gobernador Gustavo Bordet, el intendente Sergio Varisco: los tres pertenecen a distintos partidos políticos y están de acuerdo en el puente Paraná Santa Fe. Bienvenida la coincidencia. Peronistas, radicales, gente del Pro, socialistas de Santa Fe...
Antes lo apoyaron Cristina Kirchner, Sergio Urribari, Blanca Osuna. Es decir, hay buena onda con el puente y nosotros no queremos ser menos.
Vamos a hacerlo pues, las dos ciudades tienen ya relaciones culturales, económicas, sociales, laborales, educativas permanentes y crecientes, y sumar un camino al túnel subfluvial parece aconsejable a esta altura.
Lo que nos proponemos aquí es mirar cuál es la prioridad para los entrerrianos y quién la decide.

Prioridades
Ante el grave problema de arraigo, trabajo, destierro, que sufrimos desde hace décadas, los entrerrianos precisábamos afirmar 25.000 kilómetros de caminos vecinales, y vinieron los puentes con Pysandú, Fray Bentos, Salto, Zárate. Bienvenidos.
Precisábamos 25.000 kilómetros de ripio o algo así en los caminos vecinales y llegó el enlace de 60 kilómetros de terraplenes y decenas de puentes con Rosario, en Victoria. Bienvenido.
Seguimos precisando los 25.000 kilómetros de ripio y llegó la autovía en las rutas 12 y 14. Bienvenida.
Ahora seguimos precisando 25.000 kilómetros de ripio y nos llega el puente con Santa Fe... Bienvenido.
Estamos de acuerdo. Ahora, ¿quién decide las prioridades? En tiempos de dictadura ya sabemos, ¿y en democracia?
¿Alguna vez nos consultaron? ¿Cuáles son, cómo se llaman, las organizaciones entrerrianas que decidieron estas inversiones?
Digo, porque las vamos a pagar entre todos ¿no?

Pueblos aislados
Desde hace muchos años sabemos que la gran estrategia del capitalismo imperialista consiste en gobernar según sus negocios, y hacerle creer al pueblo que está pidiendo esas obras. Incluso se las hace pagar, y le facilita los caminos del endeudamiento.
En nuestra provincia basta una semana de lluvias para ver aisladas a decenas y decenas de localidades, y ni hablar de los campesinos.
Ni escuela, ni hospital, ni comida para los pollos, ni transporte de leche, nada funciona en vastos territorios por la ausencia de caminos afirmados, en pleno siglo XXI.
La cosa empeoró con las grandes máquinas y la ausencia del tren. Porque está claro que todos los argentinos pagamos el tren pero los tiene Buenos Aires. Como todos los argentinos pagamos Aerolíneas para que viajen desde y hacia Buenos Aires, y a eso le llamamos sistema federal...
Desde los más variados sectores se han denunciado el desarraigo, el destierro, las taperas, los pueblos fantasmas, el éxodo en suma, por un siglo. En nuestro espacio nos sumamos hace varios lustros. Entonces cabría esperar una planificación para responder a este flagelo. Ese plan debiera contener esos 25.000 kilómetros de caminos ¿no?
Para los gobernantes, no. A tal punto que aquella familia que decida vivir en el campo entra en un grado de irresponsabilidad. Y es que no tendrá garantizados servicios elementales para los niños, y tampoco para los animales de granja. No hay caminos. ¿Por qué arriesgar tanto?
La mayoría de esos caminos fueron hechos para el carro y hoy deben soportar camiones, tractores, máquinas de siembra y cosecha, acoplados.
Vastos sectores de la provincia (por no decir casi todo el territorio) permanecen sin posibilidades de tránsito hoy, como no ocurría hace medio siglo. Estamos peor. El que no tiene una camioneta 4 x 4 que se olvide de pasar en miles de kilómetros de caminos vecinales. En los huellones de las 4 x 4 se acumula el agua de la lluvia siguiente, y ese pantano dura meses.
Antes, las pisadas de los vasos y las pezuñas en una tropa, por caso, también desmejoraban el camino pero en diez centímetros de profundidad. Hoy las huellas son diez veces más profundas y el agua allí no se evapora fácilmente.

Licencia social
Si necesitamos un plato de guiso y nos ofrecen un alfajor, no despreciaremos ese manjar pero cuando nos pregunten elegiremos el guiso ¿no? De eso se trata. Precisamos 25.000 kilómetros de caminos afirmados y nos dan un puente a Santa Fe. Macanudo. Un alfajor santafesino, digamos, y es rico, la verdad pero ¿cuándo nos preguntarán?
Se dirá que el costo del puente con Santa Fe no alcanza para los 25.000 kilómetros de caminos naturales a afirmar o recuperar. Quizá apenas para el dos por ciento de esa extensión. Son cosas distintas. Pero insistimos: ¿no cuadra conversar sobre las prioridades?
No preguntar, no hablar, será otra muestra de las fallas de la democracia representativa.
Desde hace años en Entre Ríos florecen las asambleas ambientales que reclaman "licencia social" para emprendimientos con efectos sobre la comunidad. Así lo ha analizado el estudioso Américo Schvartzman en su obra Deliberación o dependencia.
El uruguayense menciona la ley 26529 que reconoce en la Argentina el derecho de los pacientes al "consentimiento informado". Afirma que la licencia social "puede entenderse como una traslación del consentimiento informado al ámbito comunitario".
Aquella ley de derechos del paciente sancionada en 2009 exige informar sobre estado de salud, procedimientos, beneficios probables, riesgos, etc., y escuchar la voz del principal interesado, sea en forma verbal o escrita según el caso.
¿No tiene razón Schvartzman? ¿Por qué no informar adecuadamente sobre las prioridades y escuchar nuestra voz? ¿Qué razones, o intereses, evitan la participación ciudadana?

Iniciativa IIRSA
Ahora veamos: la Iniciativa IIRSA tiene en sus planes rutas, puentes, puertos.
En 2008 se reunieron comunidades aborígenes de diversos puntos del Cono Sur del Abya yala (América) para analizar estos proyectos, y luego difundieron una declaración conjunta.
La claridad de aquellos manifestantes no puede ser tratada hoy con indiferencia.
Veamos algunos puntos: "la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) que nace en el 2000, es un proyecto común de 12 estados sudamericanos, implementado mediante las autoridades responsables de la infraestructura de transporte, energía y telecomunicaciones. El mega proyecto IIRSA está respaldado principalmente por tres instituciones financieras : BID, CAF, y el FONPLATA. También está respaldado por el cofinanciamiento de cada Estado sudamericano, tal como BNDES y por otras instancias como la Unión Europea. El IIRSA consta de diez ejes de supuesta 'integración y desarrollo' que abarcan 507 proyectos de infraestructura de transporte, energía y telecomunicaciones, con una inversión de más de 68,910 millones de dólares y que se vincula con el Plan Puebla Panamá. El IIRSA incluye proyectos de integración de productos y de mercados, reforzando el rol subordinado de nuestros países de proveedores de materia prima para las grandes industrias transnacionales. Las naciones y pueblos indígenas venimos sufriendo los impactos socio-ambientales y la violación de nuestros derechos humanos como efecto de la implementación de estos proyectos. Los hechos demuestran que IIRSA está provocando una acelerada destrucción de la Amazonia, del ecosistema del Pantanal, de los Andes y del Chaco, dañando territorios de los pueblos indígenas, comunidades costeras y ribereñas, desplazando miles de personas, con pérdida de biodiversidad, de medios de vida, agravando la pobreza y arriesgando la pervivencia de las futuras generaciones".

Hijos de la Pachamama
"Somos hijos de la Pachamama, no sus dueños –añaden los pueblos originarios-, menos sus dominadores, vendedores y destructores, por lo cual nuestra vida depende totalmente de ella y por ello desde milenios atrás construimos nuestras propias formas del mal llamado 'desarrollo', es decir nuestro Sumaq Kawsay/ Sumaq Qamaña, que debe ser respetado. Nuestro Buen Vivir como alternativa legitima de bienestar en equilibrio con la naturaleza y espiritualidad está muy lejos del IIRSA que nos quiere convertir en territorios 'de tránsito' de mercancías, de huecos mineros y ríos muertos de petróleo. Sí queremos carreteras e hidrovías, pero no a ese costo, no para ver pasar camiones o barcos de las transnacionales, sino para que ayuden a nuestra propia producción comunitaria. Que se priorice la lucha contra el analfabetismo y desnutrición en nuestros pueblos y nuestras alternativas productivas comunitarias, y no más deuda externa para el falso desarrollo del asfalto, cemento y fierros".
Bien, la declaración es extensa e intensa. Pero detengámonos un poco aquí: ¿nos han consultado a los entrerrianos?
Si nos consultaran quizá diríamos lo mismo que estos hermanos: caminos sí, para nuestra producción comunitaria. No más endeudamiento para sus grandes negocios. ¿Dónde podremos manifestar estas inquietudes auténticas, fuera de todo interés personal o sectorial?
Los aborígenes dicen que los gobiernos de la región son miembros de bancos que no rinden cuentas a nadie. Hablan de ecocidio y etnocidio. Aseguran que los gobiernos financian proyectos que ni siquiera conocen bien, y que nunca los consultaron. Bueno: nos pasa lo mismo

Inclinados
Nosotros no intervenimos. Estamos ante decisiones del gran capital ante las cuales se hincan los dirigentes partidarios del Pro, el Justicialismo, el radicalismo, el socialismo, en fin. No los afiliados, claro, porque en general tampoco son consultados. Hay una política de estado dispuesta por... ¿por quién? ¿Desde dónde?
Es en nuestros territorios y con nuestra plata pero sin nuestra participación. Democracia representativa, que se llama.
Entonces, la estrategia consiste en planificar de forma autoritaria, y luego vendernos la idea con un alfajorcito de regalo para que la sintamos dulce. O en hacernos creer que son ideas nuestras. Eso pasó con el enlace Victoria-Rosario, e incluso con la autovía en la costa del Uruguay. ¿Y el consentimiento informado que reclama Schvartzman?
Necesitábamos un plato de guiso (los 25.000 kilómetros de caminos), y nos trajeron asfalto para... ¿para quién? ¿Quién necesita imperiosamente esas obras? Obvio: Buenos Aires.
¿Quién pide un corredor bioceánico? ¿Los entrerrianos de Ramblones? ¿Lo piden en Mojones Sur? ¿En Talitas?
Los corredores bioceánicos, si los van a hacer, exigen licencia social. Nosotros tenemos que escuchar, conocer, para luego intervenir. No hay consentimiento y tampoco hay información.
Autovías, puentes, puertos, para el gran capital, pagados por el pueblo.
Las obras faraónicas nos harán territorio de paso nomás, si no están ceñidas a las prioridades del pueblo, de la biodiversidad (que incluye la naturaleza, la cultura, el trabajo, el arraigo, la salud ambiental).
No ignoramos esta disyuntiva: esas obras nos vienen bien, en muchos casos. Nosotros también las vamos a usar, claro. De aquí que el discurso políticamente correcto sea de apoyo.

Paraná-Santa Fe
El puente es un plan de la iniciativa IIRSA, sobre la cual nunca nos consultaron. Y como otros proyectos, también nos seduce.
No estamos en contra ni somos exquisitos: sólo que en la forma está el fondo. Si no nos preguntan, no debieran hacer una obra de magnitud. Pero si atropellan con la política de hechos consumados, entonces que lo paguen los que deciden ¿no?
Necesitamos un plato suculento y nos traen un caramelo suculento. Los dos son ricos, queremos los dos, claro, somos ambiciosos. Pero ¿cuál es nuestra prioridad? ¿Y cómo la conocerán allá arriba, si no nos preguntan aquí abajo?
En el Eje de Integración y desarrollo del corredor bioceánico entre Brasil y Chile nosotros quedamos de paso. Entre Porto Alegre y Coquimbo existe un territorio llamado Entre Ríos cuyo pueblo no es informado ni es consultado. (Las demás provincias tampoco, claro). Pasan años, décadas, y el plan se sostiene. Los gobiernos, inclinados. Nosotros, convidados de piedra.
La Ruta 18 está siendo duplicada en estas horas. Es parte del mismo plan. Lo mismo que la hidrovía y los puertos en que los obreros volvemos a pagar dragados para beneficio directo de las multinacionales.
Los organismos internacionales de crédito aceitan los préstamos para estas obras gigantescas inconsultas. Y pagaremos nosotros, claro, cuando ya la deuda del Estado es impagable.
Me parece escuchar la voz de un gran sindicalista entrerriano que andará haciendo goles en el cielo del pueblo: "la deuda eterna, la connivencia, la genuflexión". Palabras repetidas de José Lambarri, y me saco el sombrero.
Ver comentarios

Lo último

Diego Pozo espera por Valentín Pereyra para armar el 11 de Patrón

Diego Pozo espera por Valentín Pereyra para armar el 11 de Patrón

Buses Paraná quiere llevar el boleto a casi $1.400

Buses Paraná quiere llevar el boleto a casi $1.400

Lionel Messi: fue subastada la servilleta donde firmó su primer contrato

Lionel Messi: fue subastada la servilleta donde firmó su primer contrato

Ultimo Momento
Diego Pozo espera por Valentín Pereyra para armar el 11 de Patrón

Diego Pozo espera por Valentín Pereyra para armar el 11 de Patrón

Buses Paraná quiere llevar el boleto a casi $1.400

Buses Paraná quiere llevar el boleto a casi $1.400

Lionel Messi: fue subastada la servilleta donde firmó su primer contrato

Lionel Messi: fue subastada la servilleta donde firmó su primer contrato

Gustavo Bordet respaldó a trabajadores de medios públicos

Gustavo Bordet respaldó a trabajadores de medios públicos

Incendio en sector del hospital de Bajada Grande en Paraná

Incendio en sector del hospital de Bajada Grande en Paraná

Policiales
Incendio en sector del hospital de Bajada Grande en Paraná

Incendio en sector del hospital de Bajada Grande en Paraná

Allanaron un búnker en Paraná y encontraron al menos 200 bochas de cocaína y armas

Allanaron un búnker en Paraná y encontraron al menos 200 'bochas' de cocaína y armas

Concordia: detenido por tenencia de drogas

Concordia: detenido por tenencia de drogas

Gualeguaychú: detienen a exsoldado denunciado por violación

Gualeguaychú: detienen a exsoldado denunciado por violación

Gualeguaychú: una joven soldado denunció que fue violada en la guardia

Gualeguaychú: una joven soldado denunció que fue violada en la guardia

Ovación
Nicolás Bonelli se cambia a Chevrolet

Nicolás Bonelli se cambia a Chevrolet

Lionel Messi: fue subastada la servilleta donde firmó su primer contrato

Lionel Messi: fue subastada la servilleta donde firmó su primer contrato

Bomba: Carlos Tevez se va de Independiente

Bomba: Carlos Tevez se va de Independiente

Captadores de Independiente observarán jugadores en Paraná

Captadores de Independiente observarán jugadores en Paraná

FIFA elaboró una postura mundial contra el racismo y promete severas acciones

FIFA elaboró una "postura mundial contra el racismo" y promete severas acciones

La provincia
Buses Paraná quiere llevar el boleto a casi $1.400

Buses Paraná quiere llevar el boleto a casi $1.400

Gustavo Bordet respaldó a trabajadores de medios públicos

Gustavo Bordet respaldó a trabajadores de medios públicos

El río Uruguay con una tendencia a la baja el fin de semana

El río Uruguay con una tendencia a la baja el fin de semana

Paritarias estatales: se acordó un 20% de aumento en tres tramos

Paritarias estatales: se acordó un 20% de aumento en tres tramos

Realizarán en Paraná una manifestación en repudio por los asesinatos de Barracas

Realizarán en Paraná una manifestación en repudio por los asesinatos de Barracas

Dejanos tu comentario