Secciones
Barcelona

Barcelona recibió una goleada histórica

El Bayern Munich pasó por encima al equipo de Lionel Messi desde el primer minuto hasta el último: le metió ocho para sacarlo de la Champions League.

Viernes 14 de Agosto de 2020

En un partido que será difícil de olvidar, Bayern Munich le ganó 8-2 al Barcelona por los cuartos de final de la Champions League en Lisboa y se metió entre los cuatro mejores equipos del certamen, dándole un golpe durísimo al elenco de Lionel Messi, que poco pudo hacer para su equipo. Thomas Müller (2), Ivan Perisic, Serge Gnabry, Joshua Kimmich, Robert Lewandowski y Philippe Coutinho (2) hicieron los goles del equipo de Hans Flick, mientras que David Alaba, en contra, y Luis Suárez, hicieron los del Barça.

El partido entregó, desde el comienzo, las emociones que dos equipos de semejante nivel prometían en la previa, aunque rápidamente el trámite evidenció las diferencias entre uno y otro. El primer avance fue para el Barcelona, con un envío desde la derecha de Sergi Roberto para Luis Suárez, pero al uruguayo se la puntearon justo y no pudo conectar el centro bajo. En la réplica, los alemanes no perdonaron en una jugada colectiva de la que participaron los cuatro de ataque. Gnabry recuperó y condujo, habilitó a Perisic, que envió un centro a la medialuna para Müller, quien con el control tocó para Lewandowski: el 9 pivoteó también de primera y Müller definió de zurda para abrir el marcador.

Parecía que la tarde iba a ser complicada para el Barcelona, pero solo tres minutos después y con dos toques, los españoles llegaron al empate: Lenglet tiró un pelotazo en profundidad para Jordi Alba, quien de primera la metió al medio para Suárez, pero el que la terminó metiendo fue Alaba, que en su afán de rechazar la puso por encima de Neuer y decretó el empate, con el que parecía arrancar otro partido. De hecho, a los 8 el uruguayo quedó cara a cara con el 1 alemán tras una buena habilitación de Semedo, pero Neuer achicó bien y le ahogó el grito. A los 19 llegó la única chance de Messi: recibió volcado del centro a la derecha y arrancó en velocidad como más le gusta: pasó entre dos rivales y terminó sacando un remate que no pudo colocar de la mejor manera y encontró bien ubicado a Neuer.

barcelona.jpg
Barcelona y Messi eliminados de la Champions

Barcelona y Messi eliminados de la Champions

Después de esas dos chances, todo sería del Bayern, que a los 21 se volvió a poner en ventaja luego de una pérdida de Sergi Roberto donde no debía hacerlo: Gnabry asistió a Perisic y el croata sacó un potente zurdazo cruzado que llegó a desviarse en el botín de Ter Stegen, pero no lo suficiente como para evitar el 2-1. El elenco Culé nunca dejó de intentar salir jugando desde abajo a pesar de una intensa presión de los de Munich, que eran una constante amenaza. Las únicas dos chances de volver a empatar para el Barca estuvieron en la cabeza de Lenglet tras centros de Messi, pero el francés no pudo concretar.

A los 26, Ter Stegen evitó de milagro un nuevo gol del Bayern, que llegaría instantes más tarde: Müller habilitó con un toque de mucha calidad a Gnabry, que entrando al área la dejó picar una vez y después sacó el remate que venció al arquero Culé para el 3-1. Pasaron solo tres minutos hasta que llegó el cuarto, cuando tras un envío por derecha, Müller conectó en el área chica para estirar la ventaja. Iban 30 minutos de juego y los alemanes ganaban 4-1. Barcelona la pasó muy mal en la recta final del primer tiempo, y apenas volvió a acercarse sobre el final de la etapa inicial cuando Suárez volvió a tener una chance de gol que Neuer controló con tranquilidad. El pitazo final para los primeros 45 minutos fueron un alivio para Messi y compañía, que prácticamente no tuvieron respuestas para el avasallante nivel del Bayern.

Para el segundo tiempo, Setién metió a Griezmann por Sergi Roberto para buscar tener un poco más de peso ofensivo, aunque los primeros minutos siguieron siendo de dominio de los de Munich. Sin embargo, hubo unos minutos de ilusión, cuando Jordi Alba encontró a Suárez en la medialuna del área, el uruguayo amagó a rematar con derecha, encaró para un costado y, tras quedar mano a mano con Neuer, definió cruzado de zurda para poner 2-4 al Barcelona, en 11 minutos del segundo tiempo. Fueron solo cinco minutos en los que los Culés soñaron con una remontada, porque a los 16, Alphonso Davies inventó una impresionante jugada por la banda izquierda -ante la pasividad de la defensa Culé- y terminó asistiendo al otro lateral: Kimmich, que la empujó para tirar por la borda cualquier esperanza.

Pero a pesar de tener el 5-2 a favor y tener abrochada la clasificación, los de Flick no sacaron el pie del acelerador hasta que temrinó el partido y por eso lograron una goleada histórica, porque todavía iba a haber tiempo para el gol de Lewandowski, el goleador al que los de Munich no necesitaron para noquear al Barcelona, y el doblete de Coutinho, justamente futbolista a préstamo del elenco Culé. Los alemanes culminaron una victoria inolvidable, y ya están en semifinales, donde enfrentarán el miércoles al ganador del último duelo de cuartos: Manchester City vs. Lyon. Al Barcelona se le terminó la temporada de la peor manera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario