Secciones
Recetas de La Cocina del UNO

Una cremosa y rápida tarta de cebolla

Es asesora comercial de Diario UNO y una de las primeras caras que ve la gente en el salón de calles Perú y Chile. Abrió las puertas de su casa para cocinar su especialidad.

Domingo 22 de Septiembre de 2019

Mirna Duré trabaja en el sector comercial de Diario UNO de Entre Ríos, tanto en la recepción como en la atención telefónica. Está casada y tiene dos hijos: Abril de 13 y Thiago de 9. Con su esposo Sebastián están juntos desde hace 22 años, cuando se pusieron de novios siendo adolescentes. Este es el mundo que ella desplegó cuando abrió la puerta de su casa para recibir a La Cocina del UNO, el ciclo de videos que se puede ver en unoentrerios.com.ar. Su receta: tarta de cebolla.

Primero rehoga abundante cebolla en muy poco aceite, hasta que quede cristalizada. Una vez que eso sucede, comienza a agregar el resto de los ingredientes. Mientras tanto, no duda en reconocer que la cocina no es lo que más le gusta en la vida. Además, la falta de tiempo la obliga a organizarse con la comida familiar de tal manera que la practicidad le gane a la dedicación, con menúes rápidos o que ya estén preparados de antemano y una gran variedad de electrodomésticos que le facilitan la tarea. Pero hay algunas especialidades que sí disfruta y de las que está orgullosa, como las tartas.

“Por lo general, en mi casa cocinaba mi mamá o mi papá. Nosotros era más que nada postres lo que hacíamos. Pero lo que sí yo siempre preparé fueron tartas, una de las cosas que mamá nunca hacía. Un día se me ocurrió hacer una de cebolla, porque me gustaba a mí nomás. No sé de dónde saqué la receta, si la inventé, si la vi en algún lado, y la empecé a hacer y nos gustó”, cuenta sobre su gusto por esta preparación.

mirna

Añade crema de leche a lo que será el relleno, para que en esa mezcla se termine de rehogar la cebolla y se le quite la acidez. Esparce rocío vegetal sobre una tartera y allí acomoda la masa. “Hay dos opciones: con una sola tapa o con dos, depende del presupuesto que tenés. Yo por lo general la hago con dos, porque la cebolla se desarma más fácil, por más que una vez que se enfría queda más consistente la preparación”.

El guiso inolvidable

Se ríe mucho cuando recuerda un guiso de arroz con pollo que hizo para su familia y que no salió como esperaba. Un profundo gusto amargo los repugnó a todos. Era intragable y ella no entendía por qué. Pensó que podría haber lavado mal la olla. Probó echándole bicarbonato, pero la comida empezó a hacer espuma. Llamó a su mamá buscando una explicación. Nada daba resultado. Hasta que descubrió que había usado agua de un termo con el que antes había tomado mate de limón. “Por eso mi hija siempre dice: mi mamá cocinó guiso de limón”, cuenta entre más risas.

Mirna empezó a trabajar en el diario el 16 de julio de 2007, en la sección de telemarketing, donde hacía venta telefónica y por ese medio también tomaba avisos y enviaba a cobrar. Luego se reestructuró el área comercial y ahora, además de eso, recibe a la gente que va personalmente al salón. Por lo tanto, ella es una de las primeras caras que se ven al llegar. “Me encanta el trabajo, si bien en cierto modo es rutinario, porque todos los días hacemos prácticamente lo mismo, la gente varía y dependemos del humor del cliente que viene. Pero nos divertimos mucho y me llevo muy bien con mis compañeros y trabajamos en conjunto”.

En ese lugar recibe también reclamos, y algunos de ellos bastante insólitos: “La típica es: ‘¿no me lo podés poner hoy al aviso?’ Y hay que explicarle que no, porque el diario está en la calle”.

A esta altura, cambió el color del relleno y ya quedó más consistente. Lo coloca sobre la masa y le agrega queso cremoso y luego la tapa de arriba. Realiza rápidamente un repulgue perfecto y lleva la tarta al horno hasta que queda dorada.

mirna

Tarta de cebolla “a la Mirnesca”

Ingredientes:

Ingredientes

2 tapas de tarta

Relleno: 1 k de cebolla / crema de leche / orégano y sal a gusto y queso cremoso.

Preparación: Rehogar la cebolla en sartén o wok hasta que queden cristalinas; incorporar sal y orégano a gusto y tapar. Luego incorporar la crema de leche y dejar que hierva y se espese (si gustan le pueden agregar queso crema). Una vez que está con una consistencia cremosa se apaga y se deja reposar un ratito para que no esté tan caliente porque puede romper la masa si está hirviendo.

Mientras tanto enmantecar la fuente y colocar la masa de tarta. Luego se le coloca el relleno, se distribuye en toda superficie y se le coloca por arriba unos trozos de queso cremoso. Se tapa y se lleva al horno hasta que se dore.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario