Bienestar psicológico
Viernes 19 de Octubre de 2018

Tipos de Pareja

Aprender a autoevaluarse para aprender a mejorar

Para hablar de tipos de relaciones de pareja tenemos que partir de lo que significa una pareja. Y esto no tiene que ver con aquello que es normal o no, la normalidad no existe porque somos seres únicos e irrepetibles que conviven en un contexto específico dentro de un mundo más amplio que nos rodea y que se rige por normas propias de convivencia que tienen que ver con las ideas implícitas de un determinado contexto social que solapadamente emite reglas de convivencia, de lo que estaría bien o mal. Por lo tanto de lo que sí se puede hablar es de la funcionalidad o disfuncionalidad con la cual se relacionan dos personas cuando deciden convertirse en pareja.
Definición de Pareja Funcional
"Dos personas que eligen honestamente compartir un período de esta vida juntos, planificando y proyectando el rumbo que decidan tomar para desarrollarse individualmente y como pareja en el contexto en donde han decidido vivir juntos. Donde el amor tiene sentido porque sienten que se complementan, en base a lo que les es "familiar". Que pueden y eligen respetarse con valores y códigos por ellos establecidos".

Tipos de Pareja según su constitución
La conformación de las parejas puede ser diversa en función a las elecciones que hacemos en base a nuestra identidad, como lo son: heterosexuales, homosexuales, Transexuales, transexuales mixtas, ensambladas (dos adultos separados o divorciados, con o sin hijos, o uno de ellos separado/divorciado que deciden volver a formar pareja), con hijos adoptivos, a la espera de un hijo de un útero alquilado, sin hijos, convivencias separadas, convivencia, transculturales, etc. Y ninguna de estas elecciones son una excepción, es la realidad actual en la que vivimos. Que no veamos algunas de estas diferenciaciones en nuestro contexto no significa que en otros contextos sea mucho más aceptado de lo que parece.
Percibir estas distinciones habla de nuestra propia limitación y/o apertura a los cambios, con nosotros mismos, en nuestra relación con las parejas, con los otros, con el mundo.
Vivir en contextos más complejos implica aprender a cambiar, abrirnos, no ser prejuiciosos.
Hay que aprender a respetar las diferencias porque "El verdadero amor no tiene límites".

Tipos de Pareja según su forma de relacionarse
1. PAREJA ARMÓNICA. Posición equilibrada.
Ambos han podido realizar una individuación satisfactoria de sus respectivas familias de origen. Aquello que pertenece al pasado (expectativas, mitos, tradiciones, valores, etc.) no invade el espacio o territorio de la pareja, es más, representa un valor precioso que cada uno deposita al interno de sí mismo y en la relación, como una capacidad afectiva.
Existe un equilibrio ente PERTENENCIA y SEPARACIÓN. Tienen una visión crítica de sí mismos y buscan seguir transformándose en el tiempo, buscar nuevos caminos de flexibilización y readaptación. Preservan la propia libertad, respetando la propia historia familiar. Tienen una red social y de amistad satisfactoria.

2. PAREJA CONFLICTIVA. Posición desequilibrada.
Se vive una sensación de tensión y sufrimiento. No hay armonía. Existen contrastes y desacuerdos en varios niveles. Es bastante común que presenten la modalidad relacional padre-hijo, como una adopción de la pareja por parte de la Familia del integrante "indiferenciado" (el que no se ha podido aún despegar de su familia de origen). La relación está influenciada por problemas no resueltos con las respectivas familias de origen.
Uno de los miembros de la pareja no se ha separado satisfactoriamente de su familia de origen y ha sufrido un precoz corte emotivo, rechazando cualquier tipo de relación con ella. Alimentando su rabia por haber dejado suspendida la separación, llegando incluso a sentirse abandonados.
El otro no ha podido separarse, individuarse de su familia de origen, con la que aún tiene una relación de dependencia emotiva.
Ninguno de los dos se encuentra en grado de nutrir y proteger la unidad de la pareja de la intrusión de la familia de origen. Uno porque está demasiado "enredado" y el otro demasiado "distante". Uno por exceso, el otro por ausencia.

3. PAREJA INESTABLE. Posición desequilibrada.
Son como dos huérfanos psicosociales a la espera de la seguridad que le van a brindar los hijos. Les produce incertidumbre, confusión y la búsqueda constante de seguridad. El hijo viene a llenar un vacío en ellos. Dos personas muy inseguras y solas que han vivido el desapego de sus respectivas familias de origen.
En el tentativo de "apagar" las necesidades de cuidado y afecto, frustrados por las propias familias, uno al otro se piden transformarse en el "padre" que no han tenido, creando una gran confusión sobre las expectativas y las demandas al interno de la pareja.
No hay una real intimidad y complicidad. Lo más importante es demandar la presencia y cercanía afectiva, produciendo como resultado una incapacidad de poder tolerar la distancia. Falta de seguridad e inestabilidad son los ingredientes principales.

4. PAREJA "SANDWICH". Entre dos generaciones.
Entre los padres longevos y los hijos por criar. Cuidar de los dos. La pareja se siente atrapada y tironeada por ambas responsabilidades sin poder encontrar su propio espacio.
Se transforma por un lado en un recurso para los hijos que buscarán sacar sus propias ventajas o lo podrán aprovechar favorablemente para individuarse y encontrarse mejor ellos mismos ; pero al mismo tiempo es un gran esfuerzo por mucho tiempo para la pareja ya sea desde el punto de vista emotivo, como del punto de vista organizativo. Se pierde el tiempo que necesita una pareja para sentirse contenido y querido. Produce mucho desgaste.

5. PAREJA "NIDO LLENO"
Aparece como consecuencia de las crisis económicas y en contraposición con la pareja anterior. Los hijos cada vez más tarde se van de casa o no se van. En este caso no están los abuelos en la casa, pero están los hijos ya más adultos que incluso pasan tiempo con sus parejas en la misma casa. Esto trae como consecuencia falta de intimidad en la pareja adulta, porque es como si la casa no deja de estar "invadida" ya no solo por los hijos, sino también por todo el entorno social que rodea a esos hijos.
¿Cuánta posibilidad de sentirse "nosotros" y poder mantener un límite claro en estas parejas? En un momento en que la pareja debiera sentirse más libre para redefinir su relación y cambiar de hábitos, permanece con los mismos hábitos rígidos debido a la falta de libertad que ya tendrían que tener y poder disfrutar.

Dependencia-Independencia
Además de las tipologías nombradas anteriormente, otro capítulo aparte lo conforma el tipo de apego, distancia o grados de libertad que mantienen las parejas.
Estos dos polos son una construcción relacional y paradojal por el que alterna una pareja en el transcurso del tiempo. Es subjetiva. Tiene que ver con la confianza en mí mismo y hacia el otro. Tiene que ver con nuestra historia relacional vivida individualmente y que tendemos a trasladar a nuestra relación actual de manera inconsciente.
Dependerá del grado de flexibilidad a los cambios que se van produciendo a lo largo del ciclo vital por los que pasa una pareja (descripto en el artículo del domingo pasado).
La DEPENDENCIA dice: "tú cuidas de mí", "tú piensas por mí", "tú logras por mí", "tú decides por mí", "tú eres responsable por mí", etc.
La INDEPENDENCIA dice: "yo pienso por mí", "hablo por mí", "logro por mí", "depende de mí", "decido por mí", "soy responsable por mí", etc.
La CODEPENDENCIA se traduce en que los miembros de la pareja traten de controlar al otro para sentirse bien y satisfacer sus necesidades. No aceptan las diferencias, no toleran los desacuerdos. Son dos adultos inseguros que dependen uno del otro. Culpan al otro de sus problemas. Grados de libertad mínimos. Luchas de poder y control.
Desequilibrio de poder o cuando un miembro se responsabiliza por el otro. La intimidad se vuelve amenazante, ya que al ser sinceros y asumir el riesgo de ser rechazados temen que se vea amenazada su propia fragilidad.
Frases conocidas: "Ella tiene la culpa de lo que me pasa", "si él cambiara yo sería feliz", "¿qué hice de malo?", "yo tengo la culpa de que sea así", etc.
Los comportamientos y actitudes de los demás les afectan, se sienten culpables. Y a su vez si les sucede algo, hacen responsables a los demás.
Las emociones, actitudes, pensamientos y decisiones están sujetas a las de "otros".

La INTERDEPENDENCIA requiere de dos personas que puedan funcionar de manera independiente, autónoma. Es la modalidad más funcional, genera tranquilidad, se utiliza la coconstrucción de ideas, proyectos, pactos implícitos y explícitos y decisiones.
Comparten el poder por igual y asumen la responsabilidad de sus propios sentimientos, acciones y contribuciones a la relación. Debido a que tienen una autoestima resistente, pueden manejar sus pensamientos y sentimientos por ellos mismos y no tienen que controlar al otro para sentirse bien. No tienen miedo de ser sinceros. La autoestima personal no depende de la pareja. La relación los hace sentir libres. Hay respeto mutuo sobre las diferencias y apoyo a los proyectos personales. Se produce entre dos individuos independientes.

¿Y si fuéramos más despacio, y nos acostumbráramos a los nuevos movimientos y lo acostumbráramos al otro también? En general nos gusta acompañar y ser acompañados, ser objetos y sujetos, ser necesitados y también poder relajarnos un poco.
Alejarse de la búsqueda del equilibrio es lo que genera codependencia, relaciones simétricas no tan funcionales para sentirnos bien y relajados. Tienen que buscar el propio equilibrio aceptable para cada pareja comenzando a preguntarse, por ejemplo: Qué cosas puedo ceder? Cuáles no? Qué es lo que quiero/espero hoy del otro? Qué cambio deseo que se produzca en esta específica etapa de mi vida? Busquen limites claros de tolerancia en base al desarrollo de la madurez que sienten y desean internamente. La respuesta siempre está dentro nuestro, solo hay que aprender a tomarse el tiempo de escucharse para generar nuevos caminos que permitan ver a la pareja que hemos elegido con nuevos ojos sin perder el amor que los ha unido hasta este momento.

Comentarios