Secciones
Revista Tuya

Revista Tuya: María te ilumina

"Todas podemos hacer todo". María Alejandra Rodríguez dejó la docencia y se transformó en electricista. Cuenta su experiencia a Revista TUYA

Miércoles 28 de Octubre de 2020

Revista Tuya: María te ilumina. Conocer primero y contar después historias de emprendedoras lleva por distintos caminos que sirven para contagiar la avidez por el conocimiento y derribar mitos sobre si una actividad tiene género o no. “Todas podemos hacer todo”, dijo una de las tantas entrevistadas que brindó su testimonio para la revista. Y eso seguramente le pasó por la cabeza a la bonaerense María Alejandra Rodríguez cuando decidió dejar sus horas como docente de música y dedicarse de lleno a su proyecto personal: “María te ilumina”.

Hasta que se encendió la luz de su vocación, María siguió su curiosidad que la acercó a un convento, la trajo a vivir a Paraná y la llevó también a un Centro de Formación Profesional donde entendió que necesitaba una caja de herramientas, transformadores y estudiar electricidad.

maria1.jpg

—¿Cuándo estuviste por Paraná?

—En el año 2007, me instalé en la zona de la Terminal. La ciudad me pareció hermosa, la gente muy cálida, solo me costaron mucho las subidas y bajadas de las calles (dice risueña). Creo que fue falta de costumbre.

—Eras profe de Música, estuviste en un convento y hoy sos electricista. ¿Se dio en ese orden?

—Sí, soy maestra de Música desde el año 2001, estuve en un convento de hermanas de comunidad, la c

ongregación se llama Hermanas de la Misericordia de Verona. Fue en ese orden (se ríe), primero me recibí de maestra, cinco años después entré al convento. Considero que soy bastante inquieta, un alma libre diría yo.

—¿La electricidad fue la profesión que te dio satisfacción? ¿Qué te completó?

—La electricidad hasta hoy es la profesión que más satisfacción me dio. El desafío diario, la felicidad de ver en concreto que mi trabajo es parte de la felicidad de otra persona, la alegría de la gente al restaurarle el suministro cuando reparo fallas es muy satisfactoria. Hoy es mi fuente de trabajo, renuncié a las escuelas hace ya tres años.

—¿Qué encontraste en esta profesión?

—En esta profesión encontré una necesidad laboral. Nos hemos vuelto electrodependientes. El consumo eléctrico aumenta a pasos agigantados. En situación de pandemia muchos de mis clientes trabajan y estudian en sus casas y por eso las familias no pueden vivir sin electricidad. Como siempre cuento, solo estudié electricidad para reparar mí casa. Haber logrado ser electricista montadora e instaladora fue un gran logro para mí, me sentí capaz y empoderada. Y desde ese momento sé que puedo lograr todo lo que me proponga.

maria2.jpg

—¿Fuiste a estudiar con tu papá porque no te animabas?

—Sí, es así como sucedió. Le pedí a mi papá, que era pintor, que me acompañe a estudiar ya que no

me animaba a ir sola y era la única mujer del curso. Mis prejuicios me hicieron creer que era un ambiente complicado y no fue así. Tuve muy buenos compañeros, los profesores me enseñaban igual que a los demás, no tenía privilegios ni me dejaban de lado. Era una más. Desde entonces siempre estoy animando a mujeres a que vayan a estudiar cualquier oficio si realmente les gusta. Los centros de formación profesional, en especial el 402 de Spegazzini (Ezeiza) donde estudié, son lugares maravillosos. La gran mayoría está equipado con herramientas. La práctica es muy importante. Así que si no sabés hacer nada sobre construcción ahí lo aprendés con práctica.

—¿Te costó insertarte en el mundo laboral?

—Al principio costó entrar en el campo laboral porque la gente no me conocía, por eso trabajé con familia y amigos primero y fui adquiriendo experiencia. Las redes sociales me ayudaron mucho a que los clientes me encontraran y ahí empezaron las recomendaciones. Primero me llamaban por ser mujer y luego de ver cómo trabajo me llamaban por ser buena profesional. En tres meses ya tenía una cartera de clientes y se replicaba muy rápido.

—¿Cuándo y cómo surgió “María te ilumina”?

—“María te Ilumina” surgió a fines del año 2016 en Buenos Aires con mis primeros trabajos que fue de iluminación y reparación de fallas. Cada vez que levantaba la térmica y vivía la luz, mis clientes me decían: “María te ilumina, es verdad” (ríe). Así fue que decidí poner ese nombre a mi marca. Quería que ya sepan de ante mano que era una mujer la que iba a realizar ese trabajo. Entonces desde ahí comencé a promocionarme, pero nunca creí

que iba a llegar tan lejos.

maria3.jpg

—¿Tenés más proyectos? ¿Te gustaría generar una red de mujeres electricistas o en otro oficio?

—Sí, mi idea es conocer otros oficios. Tengo ganas de empezar con plomería y luego con gas y si puedo también albañilería. Mi sueño es tener una constructora. Hasta hoy hice solo el curso de sistemas fotovoltaico en Acyede (Cámara Argentina de Instaladores Electricistas) y ahora estoy estudiando Marketing digital en el mismo centro de formación profesional donde estudié electricidad. En Acyede –donde participo en la comisión directiva– contamos con una comisión de género. Estamos dando talleres de electricidad para mujeres. El objetivo es que vayan conociendo la profesión, se familiaricen con la herramienta y conozcan lo básico de la electricidad y si les gusta pueden acceder a los cursos y estudiar para poder matricularse cuando terminen. El objetivo de la comisión Nosotras Electricistas (es el nombre que le pusimos) es generar una red de mujeres y acercarlas a la profesión.

—¿Qué mensaje te gustaría dejarle a las chicas para que se animen a las profesiones como gasista, electricidad, carpintería, herrería?

—A todas las mujeres que quieran y sientan curiosidad en cualquier oficio las invito a que se animen. A que busquen dónde estudiar y vayan. Aunque no sepan nada, vayan igual. Los centros de estudio están preparados para enseñarles desde cero. Si no lo saben lo van a

aprender. Sólo tienen que ser constantes. Nosotras somos capaces de hacer cualquier oficio. Y si creen que no tienen la fuerza no se preocupen. Siempre hay una herramienta que te va a facilitar el trabajo que crean pesado. Googleen. Busque mujeres que hagan oficios. Ya hay herreras, mecánicas, carpinteras, electricistas, plomeras, cerrajeras, albañil y hasta gasistas. Y consúltenos dónde pueden estudiar. No se queden con la duda. Todas podemos.

maria4.jpg

MaríaxMaría

María tiene 38 años, nació en Buenos Aires y actualmente vive en Ezeiza. “Me levanto muy temprano, ya que mis clientes están a dos horas de viaje, trato de trabajar siempre con la luz del día así que a la tardecita ya estoy volviendo. En el viaje leo mucho y al llegar al trabajo me olvido del celular, las actividades extra laborales y me dedico exclusivamente a mi clienta. Lo primero que hago es revisar el tablero para ver si cuenta con las protecciones necesarias y luego ya comienzo con mi trabajo. Al terminar siempre les pido que me recomienden si les gustó mi trabajo. Generalmente siempre tengo otra clienta donde ir así que en traslado respondo mensajes de proveedores, colegas, familia y agendo nuevos cliente. Al terminar el día y volver a casa trato de preparar materiales para las redes ya que es parte del trabajo también. De vez en cuando surgen urgencias y tengo que salir de vuelta. Lo que amo del día a día es que siempre hago algo distinto. La rutina no me gusta”, detalló la electricista.

—¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

—Salir y conocer otras ciudades. Ya sea en Buenos Aires o en otras provincias. Pero en esta etapa de aislamiento me dedico a hacer reparaciones en mi casa que todavía necesita de trabajos eléctricos y de infraestructura.

Acercarse y averiguar

El Centro de Formación Profesional Nº 2, ubicado en avenida Almafuerte 2285 de Paraná, brinda cursos con salida laboral que son gratuitos. Los talleres que allí se dictan van desde herrería, electrónica, hasta lo que es diseño gráfico asistido por computadora, serigrafía comercial, talleres como montador electricista, auxiliar en instalaciones eléctricas, gasista, instalador y reparador de refrigeración y aire acondicionado, entre otros. Todas las propuestas tienen una rápida convocatoria de trabajo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario