Miradas
Lunes 19 de Marzo de 2018

Recuerdos que no vamos a olvidar

En el medio del conflicto por salarios, ayer pensé en otros maestros. Aquellos que por la década del 80 se ubicaron frente a las aulas de las escuelas públicas. ¿Por qué retrocedí en el tiempo? Fue una cuestión inexorable, la escuela N°11 Provincia de Santa Fe celebró este lunes sus 100 años de vida formando a diferentes generaciones en Paraná. Era inevitable hacer una regresión y ver qué cosas pasaban en aquellos tiempos dentro de una institución pública. Como seguramente sucederá con muchos de los lectores, también formo parte del selecto grupo de excompañero a través del whatsApp.
A los "chicos" no "tan chicos" de aquella época les propuse dos consignas para poder compartir este espacio. La lógica, ¿qué recuerdos se les venían a la mente inmediatamente a la hora de pensar en la escuela Santa Fe? Y la segunda más vinculada con escenarios muy repetidos en los últimos años: los paros docentes por luchas salariales con los gobiernos de turno.
Sobre la primera cuestión planteada José Rueda, vecino de calle Rocamora, me manifestó: "Una linda anécdota sería cuando hacíamos los partidos de fútbol con una pelotita de tenis en el patio de cemento". Marcelo Fernández, quien tenía que hacer un recorrido más largo desde el barrio Santa Lucía para llegar a la escuela ubicada en calle Cura Álvarez, tiene grabado en su memoria el viaje a diario en un 3CV del vecino Aníbal. Ojo, a la vuelta se volvía con la vieja en su Fiat 600 amarillo. "Yo a mi hermano le hice abrazar el palo borracho que había en el jardín". Bueno, se pasó un poquito de chistoso, ¿no?
Valeria Varona dice que las clases de Música fueron inolvidables junto a la profe Marta Bader: "Yo siempre con los toc toc o el triángulo, que eran los más fáciles". Silvana Valentinuz, en tanto, decide avanzar sobre dos anécdotas: "Jugar a la payanca abajo del patio de la campana y tirarnos en el salón de actos que parecía enorme desde la entrada hasta el final... resbalando!!!".
La charla con el grupo va intercalando la temática. Se ríen y recuerdan a más no poder todas las vivencias de una escuela que supo cobijar a pequeños de diferentes clases sociales, pero donde reinaba sin mayor duda la tan castigada clase media. Ante tanto recuerdo llega la pregunta vinculada al presente: ¿Recuerdan paros? En mi caso particular, y a lo largo de los siete años de la Primaria, no tenía registro. Pero mi memoria suele fallar. Los excompañeros fueron contundentes y reveladores. "Nuncaaaa...", me contestó enseguida José. "Papá... en esa época los docentes educaban", me agregó. "Fuera de toda joda, no recuerdo haber tenido paro", indicó Marcelo. "Naaaaaa querido... las únicas veces que no fui era porque llovía torrencialmente... porque no se podía llegar... si no me mandaban igual y las maestras estaban firmes", sentencia Silvana. El grupo me pide encarecidamente que haga alusión que frente a la escuela vivía un excompañero y que casi siempre llegaba tarde. Nunca voy a poner que era Sebastián Rivas, gran anfitrión por estas épocas de los asados o comidas que solemos compartir.
Con el mencionado José, Juan Pablo, mi hermano y los vecinos que se iban sumando llegábamos en patota a la escuela. Siempre nos íbamos preguntando si había examen, y en todo caso, si habíamos estudiado. Ahí empezaban los nervios. Cuando la maestra decía que había que "sacar" una hoja, empezaban a cruzarse las miradas dentro del aula. Desafíos hermosos que tiene la vida. Los compañeros no paran de recordar: "Pasaban películas los sábados por la tarde. Los días de lluvia andar corriendo por la galería, bajar por la baranda de la escalera", manifiesta Fabiola Obaid. Además, en esa época éramos alumnos guía, Cruz Roja y tantas cosas más. "Iban a vacunarnos a la escuela y temblábamos como un papel", indica Paola David. "Los murales de la escuela son únicos en Paraná", advierte Carolina Panelli. Román Escobar tiene memoria por los profes de Educación Física. El chat no paraba de emitir situaciones de aquella época. Recuerdos que nos marcan a fuego y que nunca vamos a olvidar.

Comentarios