Ambiente
Martes 21 de Noviembre de 2017

Proponen quemar caca de aves de corral para salvar el planeta

Dos investigadores israelíes han creado un nuevo tipo de biocombustible para reducir la dependencia del carbón como fuente de energía.

El carbón podría ser sustituido como una fuente de energía por los excrementos de aves de corral, defienden dos investigadores israelíes.

Vivian May y Amit Gross, de la Universidad Ben-Gurión del Néguev (Israel), han sugerido procesar los excrementos de aves como gallinas y pavos para obtener biomasa sólida combustible.

Esto mataría dos pájaros de un tiro: reduciría la proporción del ecológicamente nocivo carbón en la generación de energía y resolvería el problema de reciclaje en el creciente sector avícola mundial, escribe Haaretz.

El proyecto es particularmente interesante para Israel, país que lidera el consumo anual de carne de aves, con 57,7 kilogramos per cápita en 2015.

May y Gross estiman que hasta un 10% del carbón usado para generar electricidad en el mundo podría ser reemplazado por heces avícolas, que, debidamente procesadas, tienen propiedades iguales a las del carbón subbituminoso, según señalan en su estudio publicado en Science Direct.

En particular, los investigadores estudiaron dos métodos de obtención de biocombustible en granjas avícolas: procesar biomasa por medio de pirólisis (calentamiento en forma seca a 450 grados centígrados de temperatura en ausencia de oxígeno) y por carbonización hidrotermal (calentar biomasa húmeda a 250 grados centígrados). Este último método resultó ser el más eficaz de los dos.