A un click
Sábado 02 de Diciembre de 2017

Orgasmos múltiples: más comunes de lo que creemos

Los estudios indican que los orgasmos múltiples en las mujeres son bastante comunes, y mediante la técnica correcta y el deseo de experimentarlos, pueden lograrse.

En su libro Alessandra te lo cuenta todo (Editorial Sudamericana) la sexóloga puertorriqueña Alessandra Rampolla brinda muchas claves fundamentales del sexo "sin pelos en la lengua" como suele ser su estilo. En su capítulo sobre multiorgamos se explaya sobre este extremo del placer que tanto mujeres como hombres pueden experimentar. Comencemos por el principio, ¿qué es un multiorgasmo? "Hay quienes piensan que se trata de tener diecisiete orgasmos toditos a la misma vez, cuando en realidad se trata de tener varios orgasmos, uno detrás del otro, en serie o en secuencia, sin que el cuerpo pase a su fase de resolución. Toda mujer tiene el potencial de experimentar orgasmos múltiples, pero debemos tener en cuenta que son sólo una opción más. No hacen a la mujer más "completa" ni más "sexual" ni nada por el estilo, por lo tanto, no deben ser vistos como una gran meta porque la misma ansiedad por lograrlos puede prevenir la experiencia".


El sexólogo Walter Ghedin ubica a los "multi" dentro de una serie extensísima de tipos de orgasmos: cervicales, clitorianos, vaginales, anales, mentales, mixtos, etc. Algunas personas serán más proclives, por cuestiones emocionales o físicas, más a unos que a otros. "La mujer no tiene periodo refractario (tiempo sin deseo después del orgasmo), siendo una características de los hombres, sobre todo en la adultez (los jóvenes puede seguir excitados luego de eyacular). Esta capacidad femenina "multiorgásmica" no aparece en todas las mujeres aunque sea una potencialidad subyacente; se necesita de una excitación alta y buena relación con el propio cuerpo, sin inhibiciones ni pudores".


Con los avances que las mujeres han echo en el conocimiento de su propio cuerpo, la posibilidad de experimentación con vibradores, el interés de muchos hombres por entender mejor a sus compañeras, y la masturbación como una práctica privada que dejó de ser tabú, cada vez más mujeres se encuentran con este tipo de experiencias y con sexualidades más plenas y abundantes.


¿Y ellos? Muchos sostienen que los hombres también son multiorgásmicos. Recientes estudios, como uno publicado en elJournal of Sex Education and Therapy, muestran algunos ejemplos paradigmáticos como es el caso de un hombre que llegó a alcanzar seis orgasmos en un período de 36 minutos sin perder la erección. Los especialistas lo relacionan con una falta de período refractario, otros con prácticas yoguis de respiración.


Según el libro ya citado, entrenar los músculos pubococcígeos para lograr agilidad y fortalecimiento, usar la respiración de manera lenta y deliberada, practicar yoga, sexo tántrico y la masturbación prolongada y regular ayudan a lograrlo.


Fuente: Clarín.

Comentarios