A un click
Viernes 04 de Mayo de 2018

No es chiste: casi muere por morderse las uñas

Tuvo que ser hospitalizado por síntomas que eran similares a los de una gripe

No, no es un chiste ni algo inofensivo. Trae consecuencias que podrás ver en esta nota. Un joven de 28 años estuvo al borde de la muerte luego de sufrir una fuerte infección como consecuencia de morderse las uñas. Lo que parece un "clásico" en los más jóvenes (y no tan jóvenes), casi termina en el peor final.

El joven Luke Hanoman comenzó a sentir fiebre y pensando en una simple gripe, nunca advirtió que en realidad una infección se estaba propagando por todo su cuerpo. Como el malestar no disminuía con el paso de los días, Luke decidió ir al hospital y allí le confirmaron: estaba desarrollando una sepsis, una complicación devenida como consecuencia de una infección.

Morderse las uñas, un riesgo

Los médicos confirmaron que no se trataba de una enfermedad viral, sino de los efectos de una infección causada por morderse las uñas, un hábito que médicamente se conoce como onicofagia y que vemos muy común entre los adolescentes. Tras estar en observación durante 24 horas, los doctores aseguraron que el caso tenía altas chances de terminar en la muerte del chico.

Hanoman aseguró que "solía morderme las uñas todo el tiempo, era algo nervioso y un día mordí la piel por el costado de mi uña. Me dolió un poco, pero no pensé nada. Estuve trabajando toda la semana y empecé a tener síntomas parecidos a los de la gripe que empeoraban gradualmente. Tenía sudores fríos, estaba temblando y luego estaba caliente y entonces mi dedo comenzó a hincharse y tuve un latido insoportable. Empecé a estar muy raro y no podía concentrarme".

Para la medicina, la sepsis es la máxima expresión de una infección que se produce cuando la respuesta inflamatoria del cuerpo ante una infección se expande a otros órganos. Por ello, de no tratarse a tiempo, puede provocar insuficiencia orgánica múltiple. Y luego, la muerte.

Solo en Inglaterra, se presentan más de 100 mil casos de sepsis cada año y se calcula que más de 37 mil pierden la vida. Para estar prevenidos, es importante advertirlo antes de que se agrave el caso. ¿Cómo? Con los siguientes síntomas: fiebre, respiración rápida, mareos, diarrea y marchas moradas en la piel.


Comentarios