El Reloj de Sol
Viernes 28 de Septiembre de 2018

Leoncio Gianello, el santafesino admirador de la Delfina

Conferencia en la Biblioteca Popular.

Cuando el reloj se detiene en algún punto de la historia debemos reconocer que es arbitrario. Arriba y abajo, por los lados e incluso en apartados absolutamente impredecibles lo cierto es que en cada semana su determinación es una sorpresa a desarrollar. Hemos pasado con frecuencia por las visitas de catedráticos, poetas, pintores, músicos y deportistas: viajes interminables y exóticos, experiencias incomparables, realidades sin contraste e inclusive olvidadas revelaciones.
En este momento el aparato ha decidido una estancia sobre el año 1948, aquel de los Juegos Olímpicos de Londres o de la muerte de Gandhi. Pero su precisión es milimétrica y en este caso, se reposa sobre una conferencia dictada en la Biblioteca Popular de nuestra ciudad por el abogado e historiador santafesino Leoncio Gianello, autor de una multiplicidad de libros que engalanan su palmarés científico. Sería quizás una visita esperada, aún ansiada y por cierto acorde con los brillos que por entonces exhibía la ciudad.
Pero la característica de esto es un plus adicional teniendo en cuanta la admiración evidente que profesaría el Dr. Gianello en su exposición hablando de La Delfina, abundando en el límite de las leyendas y las comprobaciones.
Un santafesino hilando historias entrerrianas, evocando portuguesas de pasiones y desencuentros.

Algunos antecedentes y prolijos caminos
Leoncio Gianello había nacido en un mes como este de septiembre pero del año de 1908. Elaboró su carrera en base a la investigación jurídica y (como sucede con frecuencia habitual) fue derivando esa metodología hacia el campo de la historia. Sus hallazgos e hipótesis comprobadas fueron convirtiéndolo en uno de los historiadores más destacados de la vecina provincia de Santa fe.
Escribió decenas de libros entre cuyos títulos podemos traer a colación por ejemplo Novia y el día (1945), Estampas rivadavianas (1946), Florencio Varela (1948), Compendio de historia de Santa Fe (1950), Historia de Entre Ríos (1951), Historia de Santa Fe (1978), Historia de las instituciones políticas y sociales argentinas (1952), Diccionario Histórico Argentino (con Ricardo Piccirilli y Francisco L. Romay, 1953). Sobre los próceres investigó y publicó sobre San Martín, el almirante Guillermo Brown, Belgrano y Estanislao López.
Una serie de ensayos y otras publicaciones, artículos en revistas especializadas, conferencias y demás participaciones componen el acervo científico histórico que compusiera hasta prácticamente el momento de su propio deceso allá por el año 1993.

La Conferencia en la Biblioteca Popular de Paraná
El motivo de la convocatoria era el festejo de los 75 años de la creación de la Biblioteca Popular del Paraná, y en consecuencia se habría de manifestar esta exposición ante una marcada concurrencia. De hecho, la presentación estuvo a cargo del profesor Víctor Badano y apenas hubo terminado el Dr. Gianello comenzó a exponer sobre la historia y labor de la Biblioteca.
Se tomó el tiempo necesario para destacar el proceso fundacional de la entidad y sus contribuciones a la cultura y al arte para finalmente sí, ya abordar el tema específico de su charla: La Delfina.
Define en palabras virtuosas las motivaciones que lo han llevado a elegir este tema y esta mujer. Sostiene Gianello: "He elegido el tema de la Delfina tan caro a mis preferencias porque todavía la leyenda adorna de misterio a esta mujer maravillosa, porque aun desdibujada por el tiempo y por el relato que las décimas de las guitarras criollas desparramaron sobre esta tierra bautizada por un abrazo de aguas, la Delfina cobra el doble interés de lo que existe como humana realidad histórica y de lo que es tan solamente la hechizada criatura de un embrujado sueño de belleza". Sublime, sublimes palabras para describir el punto de encuentro e inflexión entre historia y leyenda, entre academia y mitología. Realmente bello y cautivador.
Continúa luego invocando las opiniones de otros historiadores del gran fuste como Tejeiro Martínez y Saldías, acrecentando de datos e información documental a la historia que (a sabiendas) conducía al mojón donde las leyendas condicionan las memorias objetivas.
Porque esa es la realidad de la historia que en general conocemos y que (en otras ediciones) ya hemos narrado. Donde la historia sucumbe a la necesidad del idilio y los partes de guerra se postran ante historias de amor, frente a las sombras que un reloj de sol obstinado aprisiona en su marcha de letanías fructíferas.
Poco y nada se sabe de Delfina. Quizás el rigor implacable de Ruiz Moreno sea el mayor aporte de documentos (también hemos publicado sobre eso, ver la Colección Aniversario Diario UNO) pero existe una nebulosa impropia de la historiografía pero más que apta para la literatura.
Epílogo
El objeto de esta nota es la remembranza sobre la visita y exposición de Leoncio Gianello, el día 17 de abril de 1948. Y por ello, intentamos eludir la evocación del objeto de su disertación es decir la vida presunta de la Delfina.
Claro que ello no es una tarea fácil y si bien no se compadece con el mito de Sísifo, jamás deja de eludir las sensaciones y generar una conmoción en cualquiera que profundice aquella historia.
Quizás (tan solo quizás) será oportuno volver sobre la portuguesa, en otros términos y por otros caminos. Ya veremos, pero lo cierto es que la charla de Leoncio Gianello fue de un éxito increíble tal como testifican las fotos y los comentarios.
Al respecto, y para aglutinar la leyenda y la historia (como muchas veces propuso Gianello) nada mejor que las palabras de cierre del historiador frente a su público, hablando de la enigmática guerrera " Tal es brumosa muchas veces de leyenda la vida de la Delfina, la alentadora de la epopeya de Pancho Ramírez y unida a él en un destino heroico y trágico; la que llegó hermosa y garrida, orlada de lejanía y de misterio, sin decir de su nombre ni de su patria, pero que pudo afirmar radiante de orgullo frente a las cuchillas en flor de la tierra entrerriana: esta es mi patria, total, definitiva; aquí he conocido la dicha y el dolor y en esta tierra de Entre Ríos he de dormir mi sueño sin fronteras..."
Leoncio Gianello falleció en Santa Fe un 21 de junio de 1993.

Sobre la Delfina. Leoncio Gianello

"Tal es brumosa muchas veces de leyenda la vida de la Delfina, la alentadora de la epopeya de Pancho Ramírez y unida a él en un destino heroico y trágico; la que llegó hermosa y garrida, orlada de lejanía y de misterio, sin decir de su nombre ni de su patria, pero que pudo afirmar radiante de orgullo frente a las cuchillas en flor de la tierra entrerriana: esta es mi patria, total, definitiva; aquí he conocido la dicha y el dolor y en esta tierra de Entre Ríos he de dormir mi sueño sin fronteras..."

Reloj de Sol

De todas las formas de medir el tiempo y el plazo de las horas, el reloj de sol es el único que nunca puede volverse atrás. Las agujas, las arenas o las clepsidras pueden ser reversibles pero en el reloj de sol eso es imposible. Por eso, porque es necesaria la complicidad de los seres humanos para recuperar el tiempo ya pasado y porque las historias ameritan el renacimiento. Y porque la única manera de permitir la inmortalidad de los sucesos es absolver al olvido...

Comentarios