Hoy por hoy
Lunes 04 de Diciembre de 2017

La solidaridad sin fronteras

Cuando Sandra Villalba, la impulsora del taller de inclusión mensajeros de Francisco, me avisó que Ergün Demir iba a venir a Paraná a visitarlos y compartir un almuerzo en el Salón de la Liga de Madres de Familia de la parroquia San Agustín, me sentí asombrada, y debo confesar que hasta un poco incrédula: ¿uno de los actores de la novela más exitosa de los últimos tiempos en una actividad de este tipo, sin protocolos y sin las ostentaciones ni la parafernalia habituales con que llegan los grandes artistas a apadrinar una agrupación que trabaja para el bien común?
A eso, al menos, nos tienen acostumbrados cuando arriba a la capital entrerriana alguien que es invitado por algún organismo estatal, ya sea por el Municipio o la Provincia, y que en la mayoría de los casos no lo hacen ad honorem. No fue así en esta oportunidad: desinteresadamente y con el único fin de acompañar y tender una mano llegaron Ergün Demir y Omar Pelusa González, el presidente de All Boys Solidario, una fundación integrada por exjugadores de fútbol que hoy se dedican a distribuir donaciones donde más lo necesitan.
Las acciones que se llevaron a cabo el sábado fueron un éxito y quienes compartieron el encuentro con el actor turco disfrutaron de la compañía de una persona que con humildad dedicó su tiempo a todos por igual. Generoso, se fotografió con las señoras que siguieron la novela Las Mil y Una Noches y se enamoraron de su personaje, y con su testimonio demostró que la grandeza se construye a partir de acciones concretas que cotidianamente edifican un porvenir más justo y noble.
Mientras en las redes sociales gente que no hace nada por el prójimo se dedicó a volcar su resentimiento y preguntar cuánto cobró por venir y otras sandeces, Demir abrió su corazón a las personas con discapacidad que integran el taller y a quienes se acercaron a compartir desde un lugar de amor y solidaridad, a charlar con él, a manifestarle admiración y respeto.
Agradecido con la Argentina, país en el que soñó vivir desde que era un niño y en el que finalmente se radicó en 2015 luego de ganar notoriedad como artista al interpretar a Alí Kemal, Ergün Demir se propuso retribuir con acciones altruistas la generosidad que recibe a diario.
No cobró un peso y su visita se gestionó a pulmón, con el esfuerzo que solo están decididos a hacer quienes creen en un mundo mejor, por si alguna persona precisa la aclaración. Hubo gente generosa que brindó su colaboración para hacer posible este encuentro, y que Sandra Villalba se ocupó de nombrar, en medio de la decepción porque golpeó puertas en la Municipalidad de Paraná y se las cerraron: "Como directora y fundadora del taller de inclusión Mensajeros de Francisco, un taller gratis y sin fines de lucro, cuyo objetivo es dar un espacio en la sociedad a las personas con discapacidad y sin ningún tipo de discapacidad, que muchas veces somos olvidados, quiero agradecer la fuerza que me dieron Omar Luis González y Ergün Demir para continuar. A ellos no les importaba venir a la plaza o donde sea para ver a los integrantes del Taller de forma desinteresada", señaló.
Asimismo, expresó: "En cada llamado, en cada charla con ellos, les contaba que bajaba los brazos al no recibir ninguna ayuda de nadie para poder recibirlos como corresponde a personas tan importantes. A pesar de que muchas puertas se cerraron, quiero agradecer a Julio César Naranjo, Diego Gabriel Gotte, Federico Riback por recibirnos en el Club Social; a la diputada Ayelén Acosta por el alojamiento; a Silvano Berón por acompañarlos, al padre Sergio por compartir el almuerzo; y a Diego Dlugovitzky por el intercambio cultural y religioso".
Ayer justamente se conmemoró el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y acciones como las que organiza periódicamente Sandra logran hacer visible que la inclusión debe gestarse desde el amor, sin intereses mezquinos. No hay otro camino.

Comentarios