Secciones
Revista Tuya

Juliana Casablanca: Moda para y al alcance de todos

La diseñadora de indumentaria, Juliana Casablanca, supo combinar moda, marketing personal y redes sociales. En Instagram muestra sugerencias de ropa y productos

Jueves 21 de Enero de 2021

¿Cuántas veces hemos elegido prendas por impulso o porque la vendedora nos insistió tanto en comprarlas porque supuestamente nos quedaban bien? ¿Cuántas veces compramos una remera o un saco cuyo color no nos favorecía tanto? Compras o elecciones erradas, por desconocimiento o porque simplemente es una prenda que se enmarca en la “tendencia” o en lo que es la moda actual. Si bien el mundo de la moda está asociado al estigma de la frivolidad, la diseñadora de indumentaria, Juliana Casablanca, sostiene que la moda es un elemento de comunicación no verbal y que da cuenta de lo que somos, motivo por el cual es importante prestarle atención.

En diálogo con la revista Tuya, desde su experiencia y sus conocimientos sobre indumentaria, Juliana Casablanca pone en palabras su pasión por la moda, la asesoría de imagen y el marketing, así como también su camino para introducirse en una beta del mercado laboral poco explorada en Paraná vinculada a mostrar en redes sociales sugerencias de looks, prendas, colores, y estilos.

juliana casablanca 1.jpg
Juliana Casablanca: Moda para y al alcance de todos

Juliana Casablanca: Moda para y al alcance de todos

–¿Cómo nace tu gusto por la moda?

–Me gusta mucho la moda desde muy chiquita, no sólo la moda sino que era algo más desde lo estético, colores, diseños, estructuras y siempre fui muy amante de observar las distintas cosas como decoración aparte de la moda. Siempre me gustó el tema de los colores y saber combinarlos, era una obsesión que tenía con eso.

–¿Qué otros factores fueron definiendo ese gusto?

–También fui a una escuela secundaria donde la formación estaba vinculada a lo empresarial, por lo cual culminé mis estudios con una orientación en Marketing bastante fuerte. Asimismo, mi familia por parte de padre tenía una empresa de publicidad y de ahí absorbí lo que es marketing y comunicación.

–¿Qué decidiste estudiar luego de finalizar el Nivel Secundario?

–Empecé la carrera de Medicina, estuve dos años estudiando y realmente me encantaba, pero cuando llegó el momento de hacer una práctica me di cuenta que el lugar donde iba a pasar todos los días de mi vida no era el que quería. Sin embargo, estudié Medicina porque me pareció que era una carrera fuerte, y Diseño en ese momento no era la carrera soñada de la familia.

Tras hacer dos años de Medicina, le dije a mi mamá que no quería saber más nada, y que me encantaba la moda.

–¿Qué camino tomaste luego de dejar Medicina?

–Me fui a Buenos Aires a hacer un curso para ver qué era moda, de qué se podía trabajar en ese campo, y qué era lo que se podía hacer. Después me inscribí En la sede Regional Santa Fe de la Universidad de Concepción del Uruguay para estudiar Diseño de Indumentaria y Textil, carrera que terminé y me encantó.

–¿Cómo seguiste después?

–Regresé a Buenos Aires e hice cursos de todo un poco. Varios de moldería, uno de colorimetría que me encantó, otro de asesoría de imagen muy completo, y a su vez encontré la carrera de Marketing de Moda en espacio Buenos aires que no sabía que existía y ahí mismo la hice.

–¿Cuándo volviste a Paraná?

–Después de finalizar mis estudios en 2018, volví a Paraná y dije ¡qué hago! Si bien lo que hago actualmente en Paraná ya existía en Buenos Aires, estuve dos meses bastante triste porque no sabía qué hacer, así que me fui de nuevo a Buenos Aires a hacer más cursos. Ahí encontré una couching que me ayudó y me dijo ¿qué querés hacer? ¿querés quedarte acá y tener mucha competencia, o querés estar en Paraná y hacer algo diferente? Ese mismo día le hice caso, compré telas para diseñar y vender en Paraná y empecé teniendo una marca. A partir de allí iba a las distintas ferias para vender y al mismo tiempo brindaba asesoramiento y la gente sintió que era muy sincero ese acompañamiento. A través de las distintas consultas, también comencé a brindar asesorías de imagen.

¿Cómo empezás a mostrar la ropa desde un lugar vinculado a todos tus conocimientos de moda?

–Cuando viaje a New York al Fashion Week (Semana de la Moda) absorbí toda la información sobre moda y cuando retorné a Paraná me propuse tener un espacio onde la mujer puediera sentirse cómoda y aconsejarla acerca de lo que realmente le quede bien y la haga sentir cómoda.

En 2019 cuando puse ese espacio empecé a probarme la ropa, a mostrarla en los videos y a contar por qué favorecen las distintas prendas y a muchos negocios les gustó. Por tal motivo, los dueños de los locales querían que hiciera lo mismo.

juliana casablanca.jpg
Juliana en New York

Juliana en New York

–¿Cómo fue trabajar ese primer tiempo junto a los comercios?

–Lo que hice el primer año fue trabajar gratis, yo les decía a los dueños de los comercios voy una vez a tu negocio, muestro los productos y si te sirve me contratás. Y así fueron seis meses y después me empezaron a llamar.

–¿A cuántos negocios les brindás tus servicios?

–Actualmente a 16 negocios. Y lo importante para llevar a cabo el marketing personal considero que es mantener una agenda ordenada. En mi caso sé que tengo que hacer tres negocios por día, y a algunos les dedico el fin de semana donde muestro alguna crema y es más desde casa. Hay otros negocios que voy dos veces al mes y a otros cuatro.

juliana casablanca 4.jpg

¿Cómo repercute en las ventas tu presencia en la redes y ese vinculo con los locales?

–En los negocios me dicen vos te ponés esta prenda y después la vienen a buscar. Soy como una guía fashionista de Paraná, entrás a mi Instagram y encontrás múltiples sugerencias.

Me pasa con un negocio de bikinis y lencería que subo a Instagram historias sobre las prendas y el negocio al otro día ya me solicita las prendas porque las chicas van a buscarla tras verlas en la red social. Y durante la pandemia sucedió que se vendieron todos los pijamas de este mismo negocio y fue el termómetro de la llegada que tengo a la gente. La verdad es que trabajo muy, muy bien.

–¿Qué otra actividad desarrollás?

–Sí, doy clases de cuatro cursos mediante el Instituto Promoda de Paraná. Soy profesora en la carrera de Diseño de Indumentaria; de un curso de Marketing de Moda; y de

Asesoramiento de Imagen I y II.

juliana casablanca 2.jpg

–Tenes casi 18 mil seguidores en Instagram ¿te llegan preguntas o consultas?

–Muchas chicas me preguntan cómo ser influencer, y cómo pueden llegar a que les regalen cosas las marcas y/o comercios pero hay muy poca gente que comprende la importancia del trabajo y la dedicación. Por ello, agradezco a mi familia por haberme dado siempre el ejemplo del trabajo. No sólo se trata de lo que se ve en Instagram sino de todo el trabajo detrás, de arrancar a las 7 de la mañana, hacer todo el contenido para redes, las cuales me las manejo yo.

¿Cómo te ves de acá a un par de años?

–Me veo con un espacio donde nos podamos encontrar mujeres y hombres, y compartir la moda pero desde un lugar no hegemónico. Hablo de una moda que acompaña, se adapta, y que comunica lo que somos. La moda es un elemento de comunicación no verbal y por eso siempre trato de hacer énfasis en vestite como quieras, con lo que a vos te haga feliz y te sientas cómodo.

La indumentaria tiene que ser un elemento de comunicación de lo que somos y a la vez de venta, de marketing.

Además, me veo con una marca de ropa más adelante.

“La gente me decía que como diseñadora me iba a ‘morir de hambre’ pero estoy orgullosa de no haber escuchado a nadie y mantenerme firme. Disfruto el trabajo en la moda, nunca imaginé poder trabajar de lo que amo y eso es lo que más me emociona” dijo Juliana.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario