Secciones
Revista TUYA

Interprovincial: Cuatro mujeres limpiaron el túnel subfluvial

Por primera vez pudieron formar parte del grupo que está a cargo del mantenimiento del interior del viaducto.

Miércoles 20 de Noviembre de 2019

“Nos han dicho que es duro, pero no tenemos miedo”, afirma Estefanía Cuello minutos antes de emprender un momento histórico para los trabajadores del túnel subfluvial. Después de medio siglo de historia, a las mujeres se les permitió ejercer una labor que estaba reservada solo para los hombres: el lavado de todo el corredor. Junto a Cuello, fueron Mónica Vever, Gisella Álvarez y Lucía Rundié, las cuatro trabajadoras del ente seleccionadas en la oportunidad para realizar el lavado del emblemático viaducto.

La tarea, que implica una compensación económica extra y se realiza cada 60 días, comienza a la medianoche y termina de madrugada. Según los experimentados requiere de mucho esfuerzo ya que son cinco kilómetros de paredes azulejadas sobre las que se proyecta detergente a presión; se friegan manualmente los muros y barandales laterales para que se desprenda la suciedad; y por último se enjuaga y se escurre la calzada de todo excedente.

Cuello describió sobre la jornada laboral a UNO: “Nos decían que era un trabajo muy pesado, muy duro y la verdad es que para mi experiencia, con la parte que nos tocó, no me pareció para nada imposible. Así que no sé. Estaba implementado ahí el machismo. Y ahora pudimos lograr estar ahí y estamos felices. Todas las mujeres, desde que entré a trabajar hace dos años, nos decían siempre que nunca habían podido experimentar eso. Y nosotras, que somos más jóvenes hinchamos más y pudimos cumplirlo. Estamos agradecidas de que nos hayan dado la posibilidad y es un orgullo la verdad”.

Sobre las expectativas que se tenían por ejercer esta labor, Cuello contó: “Es un trabajo que se paga extra y a nosotras obviamente eso nos sirve. Pero más que nada es en representación de las mujeres que siempre quisieron hacer esto, para nosotras fue muy buena la experiencia. Y ahora se va a continuar. Cuando salió el decreto de que las mujeres íbamos a poder trabajar en cualquier área del Túnel, todas las chicas se empezaron a anotar. Las cajeras, administrativas, yo por ejemplo estaba en relaciones públicas y me anoté. Ahora fuimos nosotras, en el próximo lavado van a ir cuatro chicas más. Casi todas nos anotamos porque siempre fue algo que quisimos y ahora se nos dio”.

Y agregó sobre los trabajos realizados: “A nosotras nos tocó esta vez el repaso atrás, porque al principio –de la limpieza– se lava con un líquido que saca el hollín que eso lo hacen los que ya tienen más cancha y después pasa una máquina que tira agua con detergente. Nosotras vamos sacando lo que queda con unos cepillos especiales”.

Más derechos que ganan

La iniciativa surgió el 8 de marzo, en ocasión del Día Internacional de la Mujer. Según fuentes del Túnel, se trata de una de las conmemoraciones que figura en la agenda de actos oficiales del enlace interprovincial y en esa oportunidad, las autoridades aprobaron una serie de iniciativas orientadas a profundizar las políticas inclusivas del organismo.

En este sentido, el representante del gobierno de Santa Fe, Mariano Romero Acuña, explicó: “Si uno analiza que se trata de una superficie de casi 22.000 m², equivalente a un millón de azulejos, que son casi cinco kilómetros de pared de cuatro metros de altura (el viaducto tiene una longitud de 2,4 kilómetros), con su respectivo zócalo, barandas laterales y dispositivos. Sin dudas tenemos que valorar la capacidad de trabajo del personal femenino que cumplió muy satisfactoriamente con la tarea”.

Por su parte, el representante del Ente del gobierno de Entre Ríos, Juan José Martínez, puntualizó: “Las empleadas solicitaron tener acceso a esa tarea que se realiza con una regularidad bimestral y por la cual los trabajadores reciben una compensación económica extra. Si bien se trata de una actividad que requiere de un esfuerzo físico importante y que se realiza en horario nocturno, decidimos otorgarles ese derecho. Los resultados fueron sorprendentes. Estamos muy orgullosos de ellas”.

El lavado es una tarea que comienza a la medianoche y termina de madrugada. Se proyecta detergente a presión; se friegan manualmente los muros y barandales laterales para desprender la suciedad; y por último se enjuaga y se escurre la calzada de todo excedente.

Lo que sigue

De acuerdo a lo informado por los directores del ente, otra de las iniciativas que brindarán, serán nuevas oportunidades al personal femenino del Túnel, como la realización de capacitaciones en aspectos técnicos, que abarcan desde mantenimiento de eléctrico, redes, video, y de infraestructura en general.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario