Miradas
Domingo 18 de Febrero de 2018

Hay que aguantar

"Hay que aguantar", me dijo un amigo. La verdad no sabía si me hablaba de alguna táctica de fútbol o de otra cosa. Pero parece que es así. Y ya estamos acostumbrados un poco a aguantar ¿no? Lamentablemente el aguantar ya se transformó en otro deporte favorito para los argentinos. La política económica que lleva adelante el gobierno actual parece llevarnos a amigarnos cada vez más con ese término: aguantar. Algunos al aguante lo hacen en silencio, otros despotricando a viva voz y como una forma de descargarse. Y otros al aguante lo hacen movilizándose, por lo que esta semana arranca movidita, teniendo en cuenta que varios gremios anunciaron paros. Mañana y el martes arrancan los bancarios, y el miércoles el gran paro convocado por Hugo Moyano y sus camioneros.
Algunos le dieron la espalda al también presidente de Independiente, otros lo apoyan fervientemente. Parece más una lucha de poderes que un reclamo con fundamentos. Viniendo de Moyano me inclino por esta reflexión, sobre todo porque siempre desconfié de todos los sindicalistas. "¿Conocés algún sindicalista flaco?", me preguntó una vez mi amigo. Sí, el mismo que dijo lo del aguante. Bueno –le contesté– tampoco seas tan despectivo con los hombres que defienden a los trabajadores. En fin, el miércoles parece que se paraliza el país y que el clima va a estar caliente, y no precisamente por el calor de febrero.
Del otro lado, el presidente Mauricio Macri y sus ministros parecen hacer caso omiso al reclamo. Por lo menos así lo dio a entender el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien afirmó: "No entendemos la marcha" anunciada para el miércoles por el líder de Camioneros, Hugo Moyano, ya que los datos de la economía muestran que "el salario del año pasado le ganó a la inflación como producto de las paritarias".
Acá abrimos el primer paréntesis. La verdad, nunca entendí los números que manejan nuestros gobernantes. Antes los dibujaban y ahora los tienen frente a sus narices y la quieren dibujar. Hubo y hay aumentos en los servicios señor Triaca y el combustible aumenta cada 15 días. Esto en una mirada superficial sin mirar otros elementos de la canasta básica alimentaria. Y hablando de análisis superficiales, Triaca agregó: "El nivel de empleo viene con un crecimiento sostenido de más de 16 meses. Hemos crecido en actividades como la construcción, servicios y en sectores de la industria, a pesar de algunas dificultades. Fuimos recuperando una situación difícil. No entendemos la marcha".
Nunca entendí porqué los gobernantes de turno siempre pintan un mundo color de rosa. Y cuando lo hacen estoy seguro de que es porque es justamente al revés. Otro factor al cual siempre recurren es a la culpa ajena. "Moyano llamó al paro porque está aliado con sectores del kirchnerismo", sostienen desde el oficialismo. Seguro que es así, porque este personaje siempre llevó agua para su molino y lo hace desde hace muchísimos años. Ahora bien, es lógico que desde la oposición se intente desestabilizar de alguna forma al Gobierno, pero también hay críticas que deben ser escuchadas. Porque no todo es color de rosa como nos quieren hacer ver las cosas.
El definitiva, el miércoles habrá un paro importante. Para algunos se moviliza el país y espero que sea en paz, y no como algunos descerebrados siguen pretendiendo. Será una semana complicada. Sin bancos, con varios gremios plegados a la convocatoria de Moyano. Y sin mencionar que ya estamos entrando en zona de paro docente. Faltan pocos días. Yo me solidarizo con mi amigo y aguanto. Saco los ojos afuera del agua como el cocodrilo y observo para después sacar conclusiones. Es la mejor forma de ver qué es lo que ocurre en nuestro país. No se están viendo grandes cosas. Lo mismo de siempre. Un oficialismo que nos dibuja una realidad poco creíble y una oposición con pocas ideas. Y esta semana se viene un cimbronazo importante. Hay que poner el lomo y aguantarlo. Falta mucho para llegar a la realidad que nos pintó Triaca.

Comentarios