Secciones
Revista TUYA

Fierrera, Sofía Percara es piloto de karting y Fórmula Entrerriana

Oriunda de Chajarí vive en Santa Fe donde estudia ingeniería mecánica en la UTN. Fanática del Gurí Martínez sueña con trabajar en un equipo de autos de carrera.

Viernes 27 de Septiembre de 2019

Dedicarse al automovilismo insume sacrificio económico y mucha dedicación, ambas cualidades posee Sofía Percara que desde su Chajarí natal trasciende por su logros. Hace 11 años que compite primero en karting -donde consiguió el título de campeonato en clase 125cc Light 2016 y un tercer puesto en la 125cc Internacional 2018- y luego en Fórmula Entrerriana donde se convirtió en la primera mujer de la divisional. En diálogo con UNO repasó su historia y su presente que la encuentra cursando en la Universidad Tecnológica Nacional de Santa Fe, la carrera de ingeniería mecánica. “Quiero trascender por lograr resultados y que se me recuerde por funcionar bien, no sólo por ser la primera mujer en la categoría”, señaló con criterio la joven piloto.

—¿Desde cuándo corrés y por qué empezaste?

—Empecé a correr en el 2008 cuando tenía 9 años. Mi papá era parte de una peña de Chajarí que iban a todas las carreras con el auto de Rafael Dalprá un fórmula entrerriano. A él siempre le gustaron mucho las carreras, iba siempre que podía por el trabajo. Después empezó a llevar a mi hermano. Cuando nos quedaba cerca también acompañaba, sino escuchaba las carreras por radio y estaba atenta a los resultados. Cuando le regalaron un karting a mi hermano y él empezó a correr, yo lo seguía mucho, me subía al karting, me paseaban en el karting y un día mi papá consiguió uno para que vayamos a probar. Empecé a girar, me gustó mucho y de ahí en más no pude dejar de correr. Empecé en el karting zonal de Chajarí en 2010 y en 2011 en el provincial.

—Sos piloto de karting y Fórmula Entrerriana ¿Cómo definirías estas categorías y qué es lo más atractivo que tienen?

—En el karting todo es mucho más puro, estoy corriendo en una categoría que es muy competitiva y hoy por los presupuestos que se manejan en las categorías más altas -como los autos con techo o los fórmulas-, el karting entrerriano se fortaleció muchísimo, están muy competitivas todas las categorías y la nuestra es la más rápida. La verdad que te exige muchísimo y hay pilotos muy buenos que podrían estar corriendo en otras categorías y no lo están por el presupuesto, está muy difícil. El fórmula es una categoría que está pasando por un mal momento por la cantidad de autos, pero que te exige muchísimo a la hora de manejar más que nada por la diferencia que hay con el karting. En mi caso me obliga a reinventarme todo el tiempo, a cambiar mi forma de manejar, mi forma de correr y a enfrentarme a tener que aprender todo de nuevo porque arranqué estando muy lejos. Uno en el karting se sube y está relativamente cerca, el Fórmula me obliga a analizar muchos datos, a mirar cámaras, a apoyarme en mi hermano para intentar mejorar porque me está costando mucho. Es una categoría muy linda, son autos muy lindos de manejar, van muy fuerte y doblan muy rápido más que nada.

—Toda la familia está involucrada. ¿Eso ayuda?

—El automovilismo lleva muchísimo trabajo, sacrificio de toda la familia, en mi caso siempre tuvimos el apoyo total de mi viejo que se desvive para que a nosotros no nos falte nada en las carreras y para que tengamos siempre un karting o un auto bueno con las posibilidades de estar peleando en los puestos de adelante. A veces se da y otras no. Pero siempre tenemos los mejores elementos. Él se encarga de toda la parte económica y desde muy chicos nos inculcó que nos preocupemos por lo que hacemos, que lo tomemos con mucha seriedad, que respetemos el deporte y que si queríamos correr él nos iba a apoyar pero siempre que nosotros pongamos nuestro granito de arena. Él hace su parte y nosotros la nuestra.

—En la página de Los Percara se lee que sos la primera mujer en correr una carrera en la Fórmula Entrerriana. ¿Es así? ¿Qué se siente ser la persona que abre un camino?

—A fines de 2017 debuté en la Fórmula Entrerriana y fui la primer mujer en competir y hasta ahora la única que sigue porque ninguna otra empezó a correr. La verdad que en el momento sentí muchísimas emociones, tuvo mucha repercusión lo que pasó por la historia que tiene la categoría; pero al poco tiempo entendí que lo importante no era ser la primera mujer en correr sino ser la primera mujer en lograr resultados, que se me recuerde por funcionar bien y no por ser la primera mujer solamente. Porque correr es algo que hoy puede hacer cualquiera pero correr bien no y la idea es destacarse por resultados y no por algo simple. Fueron un montón de emociones pero a la vez lo sentí muy normal porque estuve muchísimos años yendo a las carreras de Fórmula. No entendí su importancia hasta el día que debuté y me llamaron de muchos medios para felicitarme. Ahí caí en lo importante que era lo que estaba sucediendo. En el karting sí somos varias, no todas corren todo el campeonato pero sí hay chicas que corren. En este momento debemos ser 4 o 5 y nos llevamos bien. Tenemos buena onda. Mis mejores amigas las conocí en las carreras, dos de ellas corrían antes y una acompañaba al hermano, así que el ambiente siempre es muy bueno con las chicas que van al autódromo porque compartimos la misma pasión.

—¿Cuál es tu meta dentro del automovilismo? ¿Con qué soñás?

—Dentro del automovilismo me hubiera gustado probar en una categoría nacional, hoy en día ya es muy difícil por lo cual mi idea sería tratar de ganar algo en el Fórmula. Seguir peleando campeonatos en el karting como lo venimos haciendo tanto mi hermano como yo, esas son mis metas más reales. Obviamente a cualquiera nos gustaría llegar a nivel nacional pero es complicado por lo económico y también por la edad.

—¿Qué te gustaría mejorar en el automovilismo entrerriano?

—El automovilismo entrerriano con las mujeres siempre ha sido muy inclusivo más que nada porque nunca han marcado una diferencia ni a favor ni en contra. Creo que también se da porque siempre hubo mujeres corriendo que funcionaron bien y eso hace que todo el mundo vaya entendiendo que tenemos las mismas posibilidades. Nunca sufrí discriminación, siempre recibí apoyo de otros pilotos, hasta creo que se nos da más repercusión y se nos felicita más cuando logramos algo que cualquier otro chico y no se nos critica tanto cuando hacemos las cosas mal. Obviamente no se hace ninguna política para incluir chicas porque tampoco se hace por los hombres. No se van prestando karting a los chicos para que prueben y tampoco a las chicas. Creo que es una cuestión social que hace que las chicas no se sumen. Tenemos una página que se llama Mujeres Fierreras que se encarga de contar los logros de nosotras en todo el país y se ve crecimiento. Uno antes no se enteraba y ahora nos hemos dado cuenta que somos más de lo que pensamos.

Para muestra de su reconocimiento están las redes sociales donde tienen muchos seguidores de sus videos y maniobras.

#SofixSofi

“Soy de Chajarí, tengo 20 años, vivo en Santa Fe porque estoy estudiando Ingenieria Mecánica en la UTN, elegí la Ingeniería en general porque sentí que de acuerdo a las materias que me fue bien en el secundario podía cuadrar en una. Por obvias razones elegí la mecánica ya que lo asocié mucho con el automovilismo. Mi sueño cuando me reciba es poder trabajar en un equipo de autos de carreras”, expresó Sofía que agregó que “Su familia está integrada por papá Carlos, mamá Claudia, su hermana mayor Lucía, su hermano Juan que también es piloto y su hermana menor Ana”.

—¿Cómo es un día tuyo?

—Curso por la mañana, vuelvo para almorzar, voy al gimnasio y a la tarde estudio. Para las carreras viajo los viernes, siempre con alguien de Santa Fe o Paraná que también va, sino en colectivo. Llego al autódromo, mi papá y el equipo llega el viernes a la noche, armamos la carpa, bajamos los karting, preparamos todo. Dormimos en el motorhome y el sábado temprano miramos las tandas que van antes que nosotros. Después giramos, tratamos de analizar los datos de la telimetría, las cámaras, ver un poco qué cosas podemos cambiar, charlamos con el chasista y el motorista y el sábado a la tarde se clasifica. El domingo se corren las series y las finales y después vuelvo para Santa Fe. Una vez que me pongo el buzo no uso celular hasta que terminan las jornadas para poder disfrutar con todos los sentidos del fin de semana.

—¿Un autódromo?

—El de Concepción el Uruguay porque en karting siempre me va bien. También Concordia porque va la gente y la familia de Chajarí para apoyarnos.

—¿Un piloto?

—Admiro a mi hermano como piloto, es un referente porque logra muchas cosas. Si él pudo, yo también. El Gurí Martínez es un ídolo que por suerte pudimos conocer cuando empezó a correr el Agus (hijo de Martínez). Es una gran persona, nos apoya mucho a los chicos del karting. Y por su carisma con la gente me gusta también como piloto Facundo Chapur.

—¿Una marca?

—Soy hincha de Ford por decantación por ser hincha del Gurí, Pero no soy fanática de la marca sino que admiro a los pilotos.

—¿Una carrera?

—Tres que fueron muy importantes. Mi primera victoria en 125 Light del karting porque fue con mi gente en Concordia y porque logré pasar a la punta en la última vuelta en una maniobra por afuera. La otra es la carrera en la que logró campeonato en 2016, la última fecha del año, no fue una carrera áspera pero me sirvió para festejar. La tercera mi primera victoria en la 125 Internacional que fue difícil, largué cuarta, había muchos pilotos de nivel y 31 karting. En la largada quedé segunda, en la primera vuelta agarré la punta y me defendí mucho. Hubo una bandera roja y en la reanundación pude hacer una pequeña diferencia y ganar bien. Significó mucho porque no tenía buenos resultados en esa categoría y me hizo creer mucho en mi y de ahí en más tuve otra seguridad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario