#SaludUniversal
Sábado 06 de Abril de 2019

Farmacéutico: La importancia de la capacitación

Asumir con idoneidad el desarrollo, elaboración, control de calidad químico y microbiológico de los medicamentos.

La provincia de Entre Ríos presenta actualmente un importante desarrollo en la industria farmacéutica debido a la relevancia de un sector de larga tradición y arraigo en el país y a que Argentina cuenta con una tradición biomédica de reconocida trayectoria y alto nivel académico. Durante los últimos años, el sector farmacéutico ha manifestado un gran dinamismo en respuesta a cambios en el escenario local e internacional, orientándose hacia las nuevas tecnologías y constituyéndose en uno de los sectores con mayor potencial innovador.

El surgimiento de la Biotecnología y la Nanotecnología en el mundo farmacéutico está produciendo cambios importantes en las estrategias de Investigación y Desarrollo, así como en las perspectivas futuras del sector. Ambas tecnologías han demostrado una enorme potencialidad de desarrollo. Esto genera una creciente demanda en profesionales capacitados que se adapten a las exigencias de calidad requeridas a nivel nacional e internacional, que la Universidad Nacional de Entre Ríos está dispuesta a ofrecer.

Desde la Facultad de Bromatología con sede en Gualeguaychú se buscó llenar el vacío de esta profesión en la región. Hace tres años representa una excelente oportunidad para los estudiantes de la provincia como también de países vecinos tal el caso de la República Oriental del Uruguay. Además, como en Entre Ríos no existía la carrera de Farmacia, se encontraron ante una situación de vacancia geográfica y profesional. Las demandas de profesionales farmacéuticos muchas veces eran cubiertas por profesionales de otras provincias que debían radicarse en la región.


El graduado

Se forma un profesional en los nuevos paradigmas de la práctica farmacéutica, centrada en la atención del paciente. Concentrando los esfuerzos en trasmitir la información correcta a los pacientes además de proporcionar los medicamentos. Así, la tarea del farmacéutico se enfoca en asegurar que la terapia que recibe el paciente sea la más indicada, efectiva, segura y cómoda posible. La responsabilidad directa en la satisfacción de las necesidades farmacológicas de cada paciente por parte del farmacéutico puede devenir en una contribución única a la obtención de los resultados esperados de la farmacoterapia y, por ende, a la calidad de vida de sus pacientes. Este nuevo enfoque se refiere a la "atención farmacéutica", y requiere que el farmacéutico sea capaz de asumir algunas funciones diferentes: agente de salud, comunicador, gestor, profesor, estudiante en continua actualización, líder y director, a lo que debemos agregar el rol de investigador. En definitiva hay un papel profesional muy importante de los farmacéuticos.

Comentarios