Secciones
Tik Tok

El Tik Tok y los valores que perdimos

Hace días dos jóvenes compartieron en Tik Tok una grabación donde se burlan de una persona en situación de calle. El video muestra una actitud repudiable

Sábado 27 de Marzo de 2021

Una situación que debería haber sido condenada socialmente, pasó prácticamente inadvertida en Paraná. Hace algunos días, dos jóvenes compartieron en la red social Tik Tok una grabación donde se burlan de una persona en situación de calle. En el video casero que dura alrededor de 17 segundos se observa la escena que muestra una actitud repudiable contra un paranaense que además padece de una discapacidad auditiva.

No hay que ser demasiado experto en el manejo de las redes sociales para advertir que el autor del material es un influencer de Paraná, con más de 80.000 seguidores en Tik Tok y 70.000 en YouTube. Como era esperable, la publicación no demoró en viralizarse y fueron muchos más los que pidieron que el responsable sea sancionado. La regulación del contenido que circula en las redes sociales todavía es una cuenta pendiente, donde la discriminación y el ataque a los más vulnerables sigue siendo moneda corriente.

Embed

Un informe del Inadi reveló que Tik Tok es una de las plataformas en las que priman las expresiones discriminatorias...

Publicado por Diario UNO de Entre Ríos en Viernes, 26 de marzo de 2021

En relación a este caso se pronunció la semana pasada la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Paraná. Con un breve mensaje la institución que preside la defensora Marcia López, expresó su repudio a la situación: “La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná expresa su profunda preocupación ante la utilización, con tono de burla, de una persona en situación de calle, en una grabación subida luego a la red social TikTok. La persona en cuestión –como tantas otras que viven en la indigencia en la ciudad– sufre la total vulneración de sus derechos básicos, lo que vuelve aún más deleznable e inadmisible la actitud de un grupo de paranaenses que, en el rol de influencers, buscan posicionarse en las redes con este tipo de videos”.

López, consultada por este medio, aseguró que el hecho “no constituye un delito para denunciar, pero sí generar conciencia por este tipo de burlas”.

tik tok portada.jpg

El video, y las personas que lo hicieron, deberían servir como disparador para pensar sobre los valores que transmitimos como sociedad. El maltrato, la burla, el desprecio por el otro, tan solo por ser diferente, forman parte de un modelo que se aprende en el seno familiar. Al joven que subió el video a las redes poco le importó el estado de vulneración que sufre el hombre que fue objeto de la burla. Esa persona no solamente es una víctima porque quedó excluida del sistema, sino que ahora su imagen se hizo pública por un ataque en las redes sociales. De ese modo se la revictimizó.

No hay dudas de que no se debe generalizar, y que no todos los jóvenes utilizan una plataforma digital para burlarse o maltratar a otras personas. Pero se debe tomar conciencia del uso responsable de las redes sociales, sobre todo de aquellas aplicaciones que tienen mayor alcance como el TikTok o el Instagram.

En un reciente informe de Diario UNO se dio cuenta que el TikTok es la app más utilizada en Entre Ríos para discriminar. Y es una tendencia que se repite en casi todas las provincias del país, y por lo general se utiliza esta herramienta para discriminar u hostigar a las personas por su aspecto físico (personas obesas por ejemplo), por su condición sexual, sobre todo a integrantes del colectivo trans y a mujeres.

El Tik Tok, como expresión social de estos nuevos tiempos, se transformó en una moda durante la cuarentena, pero su uso lejos está de transmitir valores como la solidaridad, la integración o la importancia de aceptar las diferencias. El delgado del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) en Entre Ríos confirmó a UNO que se recibieron denuncias de diferentes usuarios al perfil desde donde se compartió el video ofensivo que se grabó en Paraná. El caso ahora está en manos del Observatorio de Medios y Redes del Inadi a nivel central. “En el caso del Inadi, trabaja con un procedimiento administrativo donde se cita a las partes para seguir adelante con este procedimiento”, precisó Ríos.

Que este sea el primer paso para un cambio basado en el compromiso, y que sean muchos más los que se animen a denunciar este tipo de actitudes que expresan lo peor de la condición humana. Que el aprendizaje empiece en la familia es lo más importante.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario