A un click
Miércoles 07 de Noviembre de 2018

El síndrome del bebé olvidado, conocer para prevenir

Una beba de un año murió asfixiada dentro del auto de su familia en el partido bonaerense de Tres de Febrero, en el que su padre la había olvidado horas antes.


El hombre detalló a la policía que en la mañana de este martes había llevado a su esposa y madre de la beba al trabajo, pero que que al regresar a su domicilio se había olvidado a la niña en el asiento de atrás del automóvil, y horas después la encontró sin vida.

En Paraná sucedió hace algunos años en el barrio médico y todavía eriza la piel recordarlo. Es que la tragedia es de una magnitud inimaginable, que sólo quienes la viven puedan comprender el dolor de ser responsable de la muerte del ser más amado.

Sin embargo, hay que estar atento y saber que es más común de lo que parece. Ocurre en todo el mundo y, un googleo rapido nos acerca a la realidad de que quizás no se trate de una falta de cuidado corriente, o un despiste fatal. Esta es una noticia que, en términos similares, ha aparecido en la prensa internacional 850 veces desde 1990, explica Pisiquiatra Miguel Gutierrez Fraile que echa luz sobre el asunto que, cada vez que aparece en las noticias rebrota los miedos de padres, tios y abuelos a cargo de niños.

Una estadística trágica con un promedio de 37 niños muertos cada año al ser abandonados accidentalmente en un vehículo. Los médicos llaman a este fenómeno 'síndrome del bebé olvidado' (Forgotten Baby Syndrome). El problema, indican los expertos, radica en que, «bajo ciertas circunstancias, el cerebro humano se comporta de forma traicionera y ello genera consecuencias fatales». El síndrome del bebé olvidado se refiere a los casos de padres o cuidadores que, accidentalmente, dejan a un bebé o niño pequeño en un automóvil cerrado, a menudo con resultados trágicos. Varios casos se han registrado en los últimos años en nuestro país y esto parece ser cada vez más frecuente en el resto del mundo.

La muerte del niño suele producirse por los efectos de un golpe de calor que provoca un grave daño neurológico, deshidratación severa, excesivo aumento de la temperatura corporal y problemas respiratorios. Los niños presentan menos capacidad para regular la temperatura de su cuerpo, no sudan tanto como los adultos y se sobrecalientan de tres a cinco veces más rápido que aquellos.

El síndrome del bebé olvidado puede ocurrir en cualquier época del año, es particularmente mortal entre los meses de abril y septiembre de cada año. En un día cálido de primavera o verano, un automóvil puede alcanzar temperaturas peligrosas en tan solo diez minutos. Sucede cuando los padres o cuidadores desvían la atención hacia cuestiones de futuro en vez de mantener su atención en el momento actual. Esta distracción, como ha quedado patente en demasiadas ocasiones, puede ser extremadamente peligrosa para un bebé tranquilo o dormido. Sabemos que no hay un perfil de personalidad específico de los padres que olvidan a su hijo en el coche. Le puede pasar a cualquier persona.

La explicación médica que describe cómo un padre puede abandonar el automóvil sin pensar en su hijo pequeño en el asiento trasero se sustenta en que se produce un cambio en la rutina o que un estímulo no previsto secuestra la atención del progenitor mientras el niño está en el coche. A veces, ocurre cuando hacemos una tarea sin pensar y ello tiene su base en la llamada 'memoria motriz'. Cuando realizas una actividad utilizando la memoria motriz, el cerebro libera espacio para pensar en otras tareas futuras. Un bebé tranquilo o que duerme en el asiento trasero podría ser fácilmente olvidado por un padre que aparte su atención del momento que vive y la enfoque hacia otros asuntos. En muchas ocasiones, una simple llamada por teléfono, un mensaje de texto, etc. distrae nuestra atención y se produce la catástrofe. La memoria es una función cerebral compleja y, de acuerdo a numerosos expertos, tenemos sistemas de memoria que compiten entre sí y que operan en zonas distintas del cerebro. Una de ellas recibe el nombre de ganglios basales, un conjunto de células nerviosas ubicadas en la base del cerebro. Este sistema de memoria opera de forma casi subconsciente como una especie de 'piloto automático', por lo que se encarga de realizar labores motoras rutinarias como conducir un coche hasta el trabajo (por esto a veces es difícil recordar el recorrido que se siguió).

Según Diamond, experto americano, esta zona es tan eficiente que se necesita de una decisión consciente en otra zona del cerebro para anularla. En la parte delantera del cerebro, se ubica otro sistema de memoria, más complejo. Se trata de la corteza prefrontal que analiza y piensa al mismo tiempo en el trabajo, en el día que tenemos por delante y en el hijo que llevamos en la parte trasera del coche. Pero esta memoria es frágil y bajo circunstancias de estrés esta corteza se desestabiliza y 'abre' las puertas para que los ganglios -el 'piloto automático'- asuman el control total. El estrés repentino o crónico, los episodios de tensión, la falta de sueño, debilitan los centros cerebrales más complejos -los de la corteza prefrontal- y los vuelven susceptibles de ser superados por los ganglios basales -el 'piloto automático'-. En estos casos, el niño puede pasar a un segundo plano cerebral y ser olvidado.

Daniel L Schacter, psiquiatra de la Universidad de Harvard y autor del libro 'Los siete pecados de la memoria', destaca que uno de los fallos más frecuentes de la memoria es «el despiste», el cual no se relaciona con factores como la edad avanzada sino con el fracaso en prestar atención en el momento de realizar un acto, lo que resulta en olvidar las gafas o las llaves de la casa hasta desatenciones fatales como dejar a un niño dentro de un coche. Estos 'despistes' que los expertos califican como 'fallos de memoria prospectiva', son eventuales, ocurren en todo tipo de actividades humanas, y pueden afectar a cualquiera. La investigación psicológica establece, además, que no tienen por qué estar relacionados con una falta de habilidad o un comportamiento poco cuidadoso, sino con un fallo en la memoria no intencionado y difícil de prever.

Con informaci

Comentarios